Daltonismo, defecto en la percepción de los colores - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

El daltonismo es cosa de hombres

Miércoles 22 de marzo del 2017, 01:39 pm, última actualización

Debido a cuestiones genéticas, el daltonismo o defecto en la percepción de los colores es más recurrente en hombres que en mujeres, ya que se estima que mientras 8 ó 9 de cada 100 individuos del género masculino lo posee, las mujeres se ven afectadas en menos del 1%.

Daltonismo, Visión Hombres

Aunque los daltónicos confunden los colores (casi siempre rojo y verde), no descubren por cuenta propia esta falla, sino que lo logran a través de la observación de otras personas o, si tienen sospechas, luego de someterse a una prueba llamada visión cromática.

Esto se debe a que la mayoría de ellos detectan un brillo distinto en cada color que les permite hacer una diferenciación, o bien, aprendiendo algunos trucos: si confunden las luces del semáforo, saben que el "siga" está abajo y la señal de "alto" arriba, por ejemplo. Así, dado que no imposibilita la existencia, muchos especialistas aseguran que el daltonismo no es enfermedad, sino una manera distinta de ver las cosas.

Por eso no es de extrañarse que el primer informe médico-científico sobre esta irregularidad fuera presentado hasta el año 1794, cuando el científico inglés John Dalton (de cuyo apellido se deriva el nombre daltonismo y quien también creó un revolucionario modelo del átomo) leyó un informe ante la Sociedad Filosófica y Literaria de Manchester para hacer mención sobre su propio caso, ya que él mismo padeció tal alteración perceptual.

Causas

El daltonismo se debe a un defecto congénito que altera el funcionamiento habitual de la visión. En la retina, que es la capa más interna del ojo, se localizan células sensibles a la luz conocidas como bastones y conos; estos últimos son responsables de la percepción de los colores y se encuentran divididos en tres tipos, cada uno de ellos especializado en la detección de un color primario (azul, rojo, amarillo), y de cuya mezcla se obtienen los demás.

Sin embargo, una parte del código genético puede encontrarse dañada y ocasionar una falla en la formación o síntesis de una proteína que necesitan los conos, hecho que ocasiona la imposibilidad de percibir los colores de manera convencional. Este trastorno se hereda comúnmente a través de la pareja de cromosomas que determinan el sexo (X, Y), en particular del X.

Recordemos que las mujeres se distinguen por poseer cromosomas XX, en tanto que los hombres tienen XY. Así, cuando una chica recibe un cromosoma X con el defecto genético que origina el daltonismo será portadora, pero no presentará este defecto en la visión porque tiene otro X sano que compensa la falla. En cambio, un hombre con la alteración genética siempre presentará la enfermedad, ya que su defecto no encuentra compensación.

Si una mujer tiene daltonismo se debe a que sus dos cromosomas X están afectados; con seguridad su padre tiene el mismo defecto de visión y su madre es portadora o también tiene alteraciones en la visión.

Síntomas

Es posible distinguir tres tipos principales de daltónicos, siendo el grupo mayoritario el de los tricromáticos anómalos (67%), que distinguen los tres colores básicos pero en proporciones distintas, es decir, ven el rojo, azul o amarillo con más intensidad que quienes tienen visión normal. Pueden sufrir ciertas limitaciones según el tipo de trabajo que deseen desempeñar, aunque muchos se las arreglan para compensar sus deficiencias.

Los daltónicos "verdaderos" son menos abundantes, y se les conoce como dicromáticos porque no perciben más que dos colores primarios en lugar de tres, por lo que todos los tonos que perciben son compuestos de una mezcla variada de rojo y azul.

Asimismo, quienes tienen este tipo de visión pueden agruparse en tres categorías:

  • Protanopes, insensibles al rojo intenso (2% de los hombres).
  • Deuteranopes, quienes confunden las sombras de rojo, verde y amarillo (5%).
  • Tritanopes o ciegos al color azul; confunden las sombras de verde y azul, así como las de tonalidades naranja y rosa (1%).

Los dos grupos más frecuentes son los de aquellas personas con falta de sensibilidad al verde y al rojo, y en ambos casos estos colores se visualizan como si fueran el mismo. Con menor frecuencia la dificultad está en discernir entre verde y amarillo o este último y azul.

Una tercera clase de daltonismo, muy rara, es la de personas que no perciben color alguno, la llamada enfermedad de conos monocromáticos. Sólo las variaciones de intensidad luminosa les permite distinguir los objetos, que es como decir que sólo distinguen blanco, negro y grises.

Dificultades y diagnóstico

El daltonismo es motivo de exclusión en la selección de pilotos de aviación y también puede interferir en el trabajo de personas que necesitan percibir cambios de coloración en el control de calidad. Además, es una alteración que no tiene cura.

Sin embargo, algunos pacientes pueden beneficiarse de tratamientos con lentes que incrementan el contraste entre los colores, de modo que esas variaciones sean más notorias y con práctica consigan diferenciar los tonos.

Es importante un diagnóstico prematuro a través de una prueba de visión cromática (Test de Ishihara) que se puede realizar a partir de los 6 años, a fin de eliminar en lo posible retrasos en el aprendizaje y la elección de profesiones relacionadas profundamente con el color, así como para evitar los posibles riesgos que pudieran derivarse, más si se tienen antecedentes familiares reconocidos.

La evaluación es sencilla, y se realiza mediante unas láminas en colores diseñadas de tal manera que si falla la visión de uno de los dos colores no se ve lo que está escrito en ellas. También se pueden emplear aparatos especiales denominados anomaloscopios, que ayudan a distinguir entre un déficit total y otro parcial.

De esta manera, lo que se sugiere en estos casos es enseñar algunas prácticas y tácticas para diferenciar tonos, pues si bien ya existen algunos lentes que ayudan a quienes padecen deficiencia de la visión del color (Colormax), su uso todavía no se encuentra muy difundido.

Pero no olvidemos que el daltonismo no es una enfermedad, y la mayor parte de quienes tienen esta peculiar visión no experimentan problemas para percibir intensidad luminosa, movimiento o proporciones, así que llevan una vida bastante normal. Además, pueden aprender la manera de asociar algunos colores con la escala de brillos que producen, de modo que no les está negada una existencia feliz, pues hay quienes pasan toda su vida sin darse cuenta que padecen este trastorno visual.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore