Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Llegan medicamentos contra la eyaculación precoz

Jueves 02 de enero del 2014, 09:15 am, última actualización.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más frecuente, de tal suerte que afecta a 1 de cada 3 varones de cualquier edad. La buena noticia es que en México ya existen fármacos que permiten atender este problema.

Llegan medicamentos contra la eyaculación precoz

Uno de los medicamentos que revolucionó el mercado farmacéutico fue Sildenafil, la famosa pastilla azul que en 1998 atrapó la atención de la población mundial debido a la gran incidencia de disfunción eréctil (dificultad para lograr o mantener una erección) que existe entre los varones.

Hoy, algo parecido se empieza a gestar en relación con la eyaculación precoz, toda vez que este desequilibrio afecta a un gran número de hombres de todas las edades (se cree que puede superar el 30%), lo que, obviamente, repercute en la relación de pareja e, incluso, puede ser el detonante para que haya una disolución del vínculo amoroso.

La Asociación Internacional de Medicina Sexual define este problema como una disfunción masculina caracterizada por una eyaculación que siempre, o casi siempre, ocurre en momentos previos o poco tiempo después de la penetración vaginal. La inhabilidad para retardar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales es otro de los componentes que deben observarse, así como la presencia de consecuencias negativas, como ansiedad, molestia, frustración y la negativa a tener contacto sexual.

Hasta hace poco se creía que la eyaculación precoz tenía como origen preponderante los problemas emocionales, pero ahora se sabe que el desequilibrio surge como una combinación de factores fisiológicos y psicológicos. Investigadores de todo el mundo coinciden en que la serotonina, uno de los neurotransmisores más estudiados y que guarda relación con la depresión y los estados de ansiedad, juega un papel protagónico en el problema.

Hay que ser categóricos: la eyaculación precoz se relaciona con la transmisión de impulsos neuronales, mientras que la disfunción eréctil se caracteriza por una falla en los vasos sanguíneos. La disfunción eréctil afecta principalmente a hombres maduros, pero la eyaculación precoz está presente a cualquier edad.

¿Qué hay de nuevo, viejo?

Algunos laboratorios centraron sus esfuerzos en estudiar desde hace más de 10 años aquellos componentes que pudieran ayudar a los hombres a retardar la eyaculación. Los esfuerzos de muchos investigadores dieron sus frutos y ahora, casi de manera simultánea, se dieron a conocer dos diferentes fármacos que ya están disponibles en el mercado, uno perteneciente al laboratorio mexicano More Pharma y el otro a Jansen Cilag.

More Pharma realizó una investigación en 120 mexicanos que padecían eyaculación precoz. Las parejas de los “conejillos de Indias” fueron fundamentales en la investigación, ya que fueron responsables de cronometrar la duración del acto sexual, que al principio tenía un tiempo promedio de 80 segundos.

Los voluntarios fueron tratados durante 12 semanas con una dosis diaria de 15 mg de Hemihidrato del clorhidrato de Paroxetina, lo que dio como resultado que la actividad erótica se prolongara más de 4.5 minutos desde la penetración vaginal hasta la eyaculación. Otro grupo recibió una dosis diaria de 20 mg, lo cual hizo que el tiempo se alargara a más de 9 minutos desde la penetración vaginal hasta la eyaculación.

Este fármaco, sostienen fuentes del laboratorio, disminuye la sensibilización del reflejo eyaculatorio en forma continua, lo cual hace que se logre su máxima eficacia. “Además, al tener un lapso efectivo de duración de 24 horas, las personas solamente tendrán que tomar una pastilla diaria, en cualquiera de sus dos presentaciones: 15 o 20 mg, y podrán responder en cualquier momento, todos los días”.

Los ejecutivos del laboratorio mexicano destacaron que, además, observaron notable mejoría psicológica en los varones participantes, ya que recobraron la confianza en sí mismos, aumentaron su autoestima y empezaron a redescubrir su sexualidad.

El tratamiento basado en este fármaco es de entre 6 y 12 semanas, bajo el ojo experto de un urólogo. Después, el medicamento podrá tomarse a demanda, es decir, cada vez que lo requiera el paciente.

Otra opción

Jansen Cilag lanzó al mercado un fármaco cuya sustancia activa es la dapoxetina, agente que puede ingerirse entre 1 y 3 horas antes del acto sexual. La eficacia para prolongar el tiempo de la eyaculación quedó de manifiesto en más de 6 mil hombres alrededor del mundo, quienes participaron en diversos estudios, unos con duración de tres meses y otros que midieron la satisfacción de los pacientes a largo plazo (nueve meses después).

Esta opción farmacéutica está indicada para hombres de entre 18 y 64 años; está disponible en dos dosis (30 y 60 mg) y deberá ser prescrita por un especialista. Si usted tiene curiosidad acerca de los efectos adversos que pudiera ocasionar en su organismo, le diremos que las pruebas clínicas demostraron que esta droga es bien tolerada en general y que los efectos secundarios más comunes son náuseas, diarrea, dolor de cabeza, mareos y somnolencia, problemas que en general fueron de leves a moderados.

El prestigiado urólogo Jorge Jaspersen Gastelum, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Andrología, explicó en exclusiva para saludymedicinas.com.mx que el fenómeno de la eyaculación bien valdría considerarse como un acto reflejo que está regulado por la parte más intima de la base del cerebro. Desde esa zona neuronal migra el reflejo para llegar a la médula espinal, y luego viaja a otras regiones del cuerpo.

Hay que tomar en cuenta, dice el ex presidente de la Sociedad Mexicana de Urología, que hay una serie de sustancias químicas, llamadas neurotransmisores, que tienen la posibilidad de hacer que la comunicación a lo largo del cerebro y la médula espinal se optimice, lo cual hará que la pareja alcance niveles de satisfacción más que aceptables.

Entre esos neurotransmisores se debe destacar la importancia de la serotonina, sustancia clave para que la eyaculación pueda retardarse, dice el entrevistado, y añade que “un varón en condiciones normales tiene un promedio de latencia eyaculatoria (tiempo que transcurre entre la penetración vaginal y la eyaculación) de 5.4 minutos; esta situación es diametralmente diferente si observamos que entre quienes sufren eyaculación precoz el tiempo promedio en que se expulsa el semen va de 30 a 43.5 segundos, lo cual genera una gran insatisfacción a la pareja”.

La eyaculación precoz es la disfunción sexual más frecuente en el varón, afirma categórico el Dr. Jaspersen Gastelum, toda vez que 1 de cada 3 varones la sufre. Sin embargo, finaliza, “hay quien considera que este problema puede afectar al 75% de los hombres, si tomamos en cuenta tanto a aquellos que han sufrido la alteración en algún momento de la vida, como a quienes la han experimentado desde siempre”. 

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.


comments powered by Disqus
Loading
Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...


Aproximadamente 350 mil personas en la República Mexicana padecen Alzheimer y 1 de cada 3 habitantes conoce esta enfermedad debido a algún ser querido.

Logo Comscore