Recomendaciones para correr el maratón (42.195 km) - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Maratón, carrera de los dioses

Jueves 20 de abril del 2017, 11:29 am, última actualización

Concluir un maratón es una proeza, dado que para lograrlo hace falta que los corredores sigan rigurosa preparación en la que resistencia y capacidad física se incrementen poco a poco. Por esta razón, para todo participante el verdadero triunfo consiste en finalizar la carrera realizando su mejor tiempo personal. ¿Conoces la historia de esta competición?, ¿cuál es el entrenamiento para correr un maratón? ¡Entérate!

Maratón, Historia del maratón, Entrenamiento para correr un maratón, Corredores, Maratonistas

¿Por qué se llama maratón?

El origen del maratón se debe a los griegos. La leyenda menciona que en el año 490 a.C. el ejército persa advirtió al pueblo griego que después de vencerlos en una batalla que se desarrollaría en la ciudad de Maratón, irían a saquear su capital, Atenas, violar a sus mujeres y sacrificar a sus niños.

Al saber de esta amenaza, los griegos acordaron que, si al caer el Sol, las mujeres atenienses no recibían la noticia de la victoria griega, ellas mismas matarían a sus propios hijos y se suicidarían.

Aunque los griegos vencieron, la batalla se prolongó más de lo esperado. Temerosos de que sus esposas ejecutaran el plan acordado al no saber a tiempo de su triunfo, enviaron al soldado Filípides a que diera la buena noticia, quien corrió sin parar desde Maratón hasta Atenas una distancia aproximada de 42 km. Su esfuerzo había sido tal que cuando llegó sólo mencionó “hemos vencido” y murió inmediatamente.

Se sabe que este recorrido fue sugerido por el filólogo francés Michael Bréal a su amigo el barón Pierre de Coubertin, quien resucitó los Juegos Olímpicos en el siglo XIX y permitió que una carrera de 40 km de extensión fuera parte del evento deportivo en 1896 en memoria de dicha hazaña. El griego Spiridon Louis fue el vencedor y se le consideró héroe.

Para Londres 1908, el recorrido del maratón se ajustó a 42.195 km, distancia entre el estadio londinense y el Palacio de Windsor, donde el rey de Inglaterra, Eduardo VII, solicitó que se diera la salida. Esta distancia permanece hasta nuestros días.

Honor y gloria en la historia del maratón

Los maratonistas han sido admirados independientemente del lugar que ocupen en la carrera, ya que el maratón ha estado rodeado de especial simbolismo al considerarse desafío de honor.

En los Juegos Olímpicos Helsinki 1952, el checo Emil Zatopek ganó la medalla de oro en 5 mil y 10 mil metros, así como en el demandante recorrido de 42.195 km, imponiendo récord en las tres pruebas. Este triunfo probó que en óptimas condiciones físicas, el cuerpo humano es apto para afrontar cualquier competencia.

El etíope Abebe Bikila logró doble triunfo olímpico en Roma 1960 y Tokio 1964, pese a haber corrido descalzo por la capital italiana y haber competido en Japón apenas 35 días después de someterse a cirugía de apendicitis.

En Tokio 1964, el nipón Kokichi Tsuburaya ingresó al estadio para cubrir los últimos metros de la prueba en segundo lugar, pero fue rebasado y relegado al tercer puesto por el inglés Basil Heatley. Dicho incidente ocurrió ante la familia imperial japonesa. Tsuburaya se fijó el objetivo de mejorar su actuación en México 1968, pero a finales de 1967 se vio obligado a someterse a intervención quirúrgica de las rodillas. Al no sentirse en condiciones de ganar en tierra azteca, se suicidó tras pedir perdón al pueblo japonés a través de una carta.

Otro caso fue el de John Akhwari, competidor de Tanzania en las Olimpiadas México 1968, último en terminar la prueba (más de una hora después de que lo hiciera el vencedor Mamo Wolde). Lastimado de la rodilla por caer debido al cansancio, Akhwari cruzó la meta; cuando los periodistas le preguntaron qué lo motivó, él respondió: “La gente de mi país no me hizo viajar 11 mil kilómetros sólo para iniciar la prueba. Yo vine a terminarla”.

Durante gran parte de la historia del maratón sólo compitieron hombres, hasta que la participación femenina comenzó, teniendo como una de las máximas representantes a la noruega Grete Waitz (9 veces campeona en la maratón de Nueva York entre 1978 y 1988, medalla de plata de la primera versión olímpica para mujeres en Los Ángeles 1984).

Hoy, los maratones más importantes en el mundo, además de la competencia olímpica y la del Campeonato Mundial de Atletismo, se realizan en Nueva York, Londres, Berlín, Chicago, Boston (el más antiguo, desde 1896), Estocolmo, París, Rotterdam y Madrid. El Maratón de la Ciudad México se organiza desde 1983 con excelentes resultados.

Preparación del maratonista

Para correr un maratón, el atleta debe adaptar paulatinamente su cuerpo a fin de soportar el exigente esfuerzo de cubrir 42.195 km. Incrementar de forma gradual la distancia de las carreras, le dará experiencia y conocimientos para diseñar una adecuada estrategia aplicable cuando deba afrontar la máxima prueba.

Por esa razón, es recomendable comenzar en competencias de 5 mil y 10 mil metros, después participar en medios maratones (21 km) y luego dar el “salto final”. Esto facilitará al corredor poner a prueba su capacidad cardiaca y respiratoria sin riesgos para su salud.

Los maratonistas deben reconocer con suficiente anticipación las características del terreno donde se efectuará la justa y el tipo de clima probable que imperará el día de la competencia. Si se prevé calor, protegerse con gorra y lentes de Sol especiales para atletas, así como bloqueador solar.

Como parte de las reglas del maratón, conviene usar ropa cómoda, la cual debe permitir la transpiración y estar confeccionada en materiales que con el roce y sudoración no irriten la piel. En cuanto al calzado, debe adaptarse lo mejor posible al pie del usuario, cuidando que el zapato tenga una suela que absorba adecuadamente el continuo impacto contra el piso. También debe vigilarse que permita la transpiración y no provoque ampollas en los pies.

Además, durante el entrenamiento para correr un maratón, así como en la prueba misma, debe utilizar reloj con cronómetro que le permita tener idea exacta del ritmo de carrera que lleva, a fin de realizar ajustes oportunos en su estrategia.

El corredor debe llegar perfectamente descansado, hidratado y alimentado a la prueba, aunque es aconsejable no consumir ningún tipo de comida 2 horas antes del evento. El último alimento previo al maratón debe ser rico en sales como potasio y sodio, además de fuentes de energía como hidratos de carbono, de fácil digestión.

Finalmente, se aconseja al atleta someterse, a la par de la preparación, a revisiones médicas periódicas que incluyan pruebas de esfuerzo y resistencia, a fin de asegurarse de que su capacidad respiratoria y ritmo cardiaco son adecuados, y que ningún mal le haga peligrar su vida en caso de correr un maratón.

Entrenamiento para correr un maratón

La preparación de un maratonista debe ser al menos de 6 meses, hasta un año o más. La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) ha emitido algunas recomendaciones para correr el maratón (42.195 km):

  • La corrida larga es continua y se realiza a velocidad moderada para resistir más tiempo. Es la esencia para el corredor de fondo.
  • Correr grandes distancias sin estirar los músculos puede causar lesiones, por lo que el atleta debe realizar estiramientos antes y después de correr, abarcando la mayor cantidad de musculatura y, sobre todo, articulaciones.
  • Trabajar la fuerza de los cuádriceps (músculos voluminosos de la parte anterior del muslo) evita lesiones de rodilla. Además, a mayor fuerza, mayor velocidad.
  • Ejercicios abdominales y lumbares fortalecen los músculos que nos mantienen erguidos y evitan dolores de espalda y zona pélvica.

Recuerda que el éxito de correr un maratón no radica en llegar en primer lugar, sino en tener la satisfacción de alcanzar la meta. 

SyM - Humberto Fernández de Lara Quesada

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore