Grupos esenciales de alimentos

Grupos esenciales de alimentos

Comer bien significa satisfacer las exigencias del organismo, y para ello no se requieren dietas restrictivas ni profundos conocimientos, basta con mezclar diariamente los alimentos de los siguientes grupos esenciales.

Grupo1:
carnes, pescados y huevos
Proporcionan proteínas de elevada calidad, hierro y vitaminas del complejo B. Son preferibles las carnes sin grasa, las llamadas blancas (pollo, guajolote, conejo) y pescado. Con respecto a los huevos, tres a la semana son adecuados. Se aconseja limitar el consumo de carnes grasas y de embutidos para evitar problemas con el colesterol, hipertensión arterial, diabetes, arterioesclerosis y obesidad.
Grupo 2:
leche y derivados
Proporcionan calcio y proteínas de elevada calidad. Son preferibles los derivados lácteos y los quesos bajos en grasa (aquellos de color blanco, como panela, doble crema, añejo y tipo Oaxaca o fresco).
Grupo 3:
cereales, derivados y tubérculos
Proporcionan carbohidratos complejos (almidón), proteínas de calidad media y vitaminas del complejo B. Es mejor consumir los productos menos refinados y ricos en fibra, como pan de centeno, el que combina cinco, siete o más granos y el trigo integral.
Grupo 4:
legumbres
 
Proporcionan fibra, elementos minerales (hierro y otros) y proteínas de calidad media que, en combinación con cereales, alcanzan un nivel de calidad comparable al de las proteínas de los grupos 1 y 2. Se recomienda alternar frijol, chícharos, garbanzo, lentejas, etcétera.
Grupo 5:
aceites y grasas como condimento
Su consumo debe controlarse y ser limitado; en cualquier caso son preferibles los aceites de origen vegetal (oliva, girasol, soya) que las grasas de origen animal (mantequilla, crema, nata, tocino, manteca de cerdo).
Grupo 6:
hortalizas y fruta (fuentes de vitamina A)
Las de color amarillo-anaranjado o verde oscuro son importantes fuentes de vitamina A, así como de otras vitaminas, minerales y fibra.
Grupo 7:
hortalizas y fruta (fuentes de vitamina C)
Cítricos, kiwi, jitomate y pimiento principalmente son fuentes abundantes de vitamina C, aunque también contienen minerales y fibra.