Disfunción eréctil, para tratarla hay que entenderla - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Disfunción eréctil, para tratarla hay que entenderla

Jueves 22 de junio del 2017, 09:48 am, última actualización.

¿Qué es?

  • La disfunción eréctil (DE) es la imposibilidad de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme para tener una relación sexual satisfactoria.
Disfunción eréctil, para tratarla hay que entenderla
Disfunción eréctil, para tratarla hay que entenderla
  • También implica la incapacidad total de producir una erección, la inhabilidad de hacerlo con consistencia o la tendencia a sostener solamente erecciones breves.
  • Algunas estimaciones señalan que en México hay más de 6 millones de varones que sufren algún grado de disfunción eréctil. De este universo, sólo 16% se somete a tratamiento médico. 

La causa más común de difunción eréctil es el daño a nervios, arterias, músculos lisos y tejidos fibrosos del pene, debido a trastornos como diabetes (elevada concentración de azúcar en sangre), presión arterial alta, ateroesclerosis (afección en la cual se deposita material graso a lo largo de las paredes de las arterias) o esclerosis múltiple (cuando las defensas del organismo destruyen la cubierta protectora que rodea a las neuronas del cerebro y médula espinal). 

Otros motivos:

  • Fumar, beber alcohol en exceso, sobrepeso y no hacer ejercicio.
  • Someterse a cirugía radical de próstata y vejiga, ya que puede lesionar nervios y arterias cerca del pene.
  • Uso de algunos medicamentos para tratar la presión elevada (antihipertensivos), alergias (antihistamínicos), depresión (antidepresivos), ansiedad (tranquilizantes) o sobrepeso (supresores del apetito), entre otros.
  • En cuanto a factores psicológicos, estrés, ansiedad, culpabilidad, depresión, baja autoestima y el temor al acto sexual fallido son los principales. 

¿Cómo se diagnostica?

  • En consulta con el urólogo, se realiza historia médica completa del paciente, a fin de descubrir qué enfermedad ocasiona la DE.
  • Puede solicitarse la realización de algunos exámenes de laboratorio encaminados a descubrir problemas como colesterol elevado, alta concentración de azúcar en sangre y alteraciones en el funcionamiento del hígado o del riñón.
  • En ocasiones puede ordenarse lectura del nivel de testosterona (hormona sexual masculina).
  • Se recomienda cuestionar a la pareja, a fin de conocer su percepción del problema y posible afectación por la disfunción sexual. 

¿Cómo se trata?

De acuerdo con las siguientes variables:

  • Edad del paciente.
  • Grado de avance de la alteración.
  • Tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Opinión o preferencia del enfermo. 

Las medidas a seguir incluyen tanto el control de las causas que propician el problema, como la administración de medicamentos que producen la acumulación de la sangre durante más tiempo en las estructuras que permiten la erección (cuerpos cavernosos). Así, el pene permanece firme el lapso suficiente para tener una relación sexual satisfactoria.

 No obstante, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) recomienda las siguientes precauciones:

  • Quienes reciben fórmulas con contenido de nitratos (como nitroglicerina, que se emplea en casos de angina de pecho o preinfarto) o bloqueadores alfa (control de diabetes, presión arterial, hipertrofia prostática benigna), no deben usar medicamentos para la disfunción eréctil, ya que su presión arterial puede disminuir demasiado.
  • Antes de tomar medicamentos para la disfunción eréctil es recomendable que los pacientes se realicen historia médica y examen físico completos, a fin de determinar la causa de la alteración. También deben detallar qué fármacos toman, incluidos los de venta libre (OTC).
  • Los varones con antecedentes de ataque al corazón o accidente cerebrovascular, así como aquellos que sufren trastorno hemorrágico, problemas cardiacos que comprometen la circulación o úlceras estomacales, deben consultar al especialista antes de ingerir alguno de los recursos citados.

 En ocasiones se recomienda terapia de reemplazo hormonal, es decir, administración de testosterona para mejorar energía, estado de ánimo y densidad ósea, así como para aumentar masa muscular e intensificar el interés sexual. Sin embargo, esta opción no se aconseja cuando los niveles hormonales son adecuados para la edad, ya que existe el riesgo de agrandamiento de la próstata y otros efectos secundarios.

 ¿Cómo se previene?

  • Llevando estilo de vida saludable, basado en premisas básicas como: no fumar, evitar beber alcohol en exceso y mantener presión arterial, colesterol y azúcar en sangre bajo control, lo cual se consigue mediante práctica regular de ejercicio y alimentación equilibrada (basada en frutas, verduras, cereales integrales y pescado, a la vez que baja en grasas y harinas refinadas).
  • Acudiendo al urólogo en cuanto se sospeche de este problema, pues entre más pronto se trate, mejores resultados se obtendrán. 

Fuentes:

  • Instituto Estadounidense de Diabetes y Enfermedades Renales y Digestivas (NIDDK). Disfunción Eréctil. Enfermedades Renales y Urológicas [en línea].
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos / Institutos Nacionales de Salud (NIH). Problemas de erección. MedlinePlus [en línea].

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore