Beneficios de la higiene íntima masculina - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Higiene masculina: primer paso para una sexualidad plena

Jueves 19 de mayo del 2016, 10:54 am, última actualización

Hablar de higiene sexual en hombres requiere que el varón conozca su propio cuerpo, ya que sólo así se garantiza que las técnicas de aseo antes o después del coito o masturbación, además de las revisiones periódicas de pene y testículos, tengan el efecto deseado.

Higiene masculina, Sexualidad
Higiene masculina: primer paso para una sexualidad plena

La lógica señala que el cuidado de los genitales masculinos requiere tan sólo de agua y jabón para evitar que surja algún tipo de molestia o enfermedad; sin embargo, es bueno puntualizar que el pene, los testículos y la bolsa escrotal (que envuelve los testículos) deben revisarse periódicamente para descartar alguna patología que, por desinformación, pudiera considerarse condición normal.

Salud y Medicinas charló en exclusiva con el Dr. Carlos Murphy Sánchez, presidente de la Sociedad Mexicana de Urología, para conocer la importancia de la higiene genital y las enfermedades más frecuentes relacionadas con el aparato reproductor de los varones.

En principio, dice el médico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque los urólogos son los especialistas encargados de atender los problemas del aparato genital masculino, sólo deben actuar en el momento en que surja alguna enfermedad o disfunción, es decir, “cuando se necesite”, afirma.

Por ejemplo, indica que un niño recién nacido debe ser explorado por el neonatólogo y en los siguientes años por un pediatra, como parte de la revisión general de su salud.

Dichos especialistas “deben vigilar el pene, testículos y escroto para verificar su buen funcionamiento y estado fisiológico; únicamente canalizarán al pequeño con un urólogo cuando descubran alguna disfunción. Hablamos de padecimientos como ausencia de uno de los testículos, pero también de lo que llamamos fimosis, que es la dificultad para descubrir el glande (parte final del pene) debido a un prepucio estrecho, o por estenosis del meato, que se define como obstrucción o estrechez del orificio del pene por donde se expulsan orina y semen”.

Obviamente, los testículos requieren mayor atención porque puede darse el caso de la ausencia de uno o ambos, asevera el Dr. Murphy Sánchez. Este problema, llamado criptorquidia, aparece con frecuencia y debe tratarse con mesura, ya que hay que esperar a que se produzca el descenso espontáneo de los testículos antes de intentar intervención quirúrgica. En todo caso, esta clase de operación se considera de bajo riesgo, a pesar de que se realiza bajo anestesia general y con una breve hospitalización de 24 horas.

Higiene y circuncisión

Cuando existe dificultad o imposibilidad para retraer el prepucio (la piel que cubre el extremo del pene o glande) debe actuarse a tiempo para evitar complicaciones en la vida futura del paciente. Sí, porque la fimosis supone un problema funcional (imposibilidad para mantener una relación sexual satisfactoria) y en los niños complica la higiene.

La ausencia de limpieza provoca la acumulación entre la piel y el glande de una secreción denominada esmegma, la cual puede provocar la aparición de balanitis, una infección dolorosa que se acompaña frecuentemente de pus.

El Dr. Murphy Sánchez, quien realizó su residencia de posgrado en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, localizado en la Ciudad de México y perteneciente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), explica que está completamente a favor de que se practique la circuncisión (intervención que consiste en cortar una parte de la piel del prepucio).

La razón es simple: existen muchos problemas en los varones que no la tienen, lo cual hace que los cirujanos urólogos o los cirujanos generales realicen muchas de estas operaciones en la edad adulta.

El especialista cuestiona: “¿Por qué practicamos tantas circuncisiones en adultos? La respuesta es sencilla: porque son necesarias para atender muchas enfermedades. Si se generalizara la circuncisión en recién nacidos no habría tantas de estas intervenciones en gente mayor; es de sentido común y lo contesto con base en mi experiencia profesional y en la opinión de infinidad de urólogos”.

Un varón circuncidado tiene muchas ventajas sobre el que no lo está. “En principio, el aseo es diferente y mucho más sencillo, ya que no hay necesidad de subir y bajar el prepucio; además, se evita la acumulación de esmegma, que se considera cancerígeno para la mujer”.

Adicionalmente, la sexualidad puede ser más placentera, no sólo porque la parte final del pene está descubierta y es más sensible, sino porque se evitan posibles infecciones, grietas, irritaciones y surgimiento de eritemas (enrojecimiento de la piel).

“La literatura médica señala, además, que el cáncer de pene (que por fortuna es de baja incidencia) ocurre con más frecuencia en pacientes no circuncidados, lo que coincide con lo que he visto a lo largo de más de 35 años de práctica profesional”, explica el urólogo.

Limpieza en todas las etapas

El Dr. Murphy Sánchez establece que la limpieza de los genitales debe practicarse siempre, sin importar la etapa vital por la que transitemos.

Se podría pensar que, por ejemplo, durante la pubertad y adolescencia se tendría que poner especial énfasis en la higiene debido a los cambios fisiológicos que ocurren en el varón y a que es normal que inicien la práctica de la masturbación y las relaciones sexuales, pero para el entrevistado no es así, por lo que “basta con un baño diario para prevenir enfermedades aunque, si hay actividad sexual, evidentemente tiene que haber limpieza posterior a este evento, pero eso es obvio”.

Ahora bien, especial atención debe tenerse con los accesorios que se utilizan en una relación sexual, “como son lubricantes, espermicidas o preservativos, ya que algunos pueden provocar dermatitis de contacto (inflamación de la piel por alergia) o dermatitis atópica (padecimiento crónico y recurrente que se caracteriza por lesiones con enrojecimiento, comezón intensa y resequedad)”.

Por lo que respecta a la colocación de tatuajes o piercing (perforación) en el pene y escroto, el experto considera que “no son normales y no he atendido estos casos, a pesar de que tengo muchos años ejerciendo. Por eso no podría contestar qué sucede con este tipo de prácticas aberrantes”.

Murphy Sánchez, miembro del Consejo Mexicano de Urología, establece que hay que visitar al urólogo cuando se necesite, “así de fácil”. No obstante, el acepta que “a partir de los 40 años es indispensable someterse al examen de antígeno prostático, el cual se realiza con una muestra de sangre y permite detectar posibles problemas de próstata. Es sumamente útil ya que, desde que llegó al mercado, el cáncer de próstata se detecta mucho más pronto”.

Sin embargo, cabe que recordar que “en personas con antecedentes familiares de algún tipo de cáncer, específicamente el relacionado con la próstata, el examen del tacto rectal es indispensable. Hoy estamos en otra época y no hay motivo para negarse a la exploración del médico; eso debe quedar en el olvido. Este examen se realiza en una consulta y es muy rápido y sencillo”, concluye.

Enfermedades más frecuentes en genitales masculinos

  • Fimosis. Consiste en la dificultad para descubrir el glande debido a un prepucio estrecho.
  • Parafimosis. Problemas para deslizar el prepucio nuevamente hacia adelante después que se ha descubierto el glande, debido a que el primero es estrecho. El glande puede lucir enrojecido por la compresión a que es sometido.
  • BalanitisInflamación del glande que ocurre sólo en hombres no circuncidados.
  • Úlceras. Pueden ser de distinto tipo y naturaleza. Entre las que afectan al glande y prepucio destaca el chancro sifilítico, que es una úlcera ovalada o redonda que aparece dos semanas después de una exposición sin protección con una persona enferma.
  • Condiloma acuminado o papilomas genitales. Son lesiones (verrugas) que se asocian a infecciones virales.
  • Carcinoma del pene. Cáncer habitualmente de tipo escamoso que tiende a presentarse en hombres no circuncidados y poco preocupados por su higiene.
  • Gonorrea (también denominada blenorragia, blenorrea y uretritis gonocócica). Infección de transmisión sexual provocada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae o gonococo. Los síntomas más frecuentes son excreción blanquecina o clara, dolor al orinar y sensación de quemazón en la uretra.
  • Herpes genital. Enfermedad cutánea causada por virus que pertenecen al grupo Herpesvirus hominus: los herpes simple tipo 1 y 2 (HSV-1 y HSV-2). Es de transmisión sexual y se caracteriza por episodios repetidos en que hay erupción de pequeñas ampollas, generalmente dolorosas, sobre los genitales y (o) ano. 

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore