Estudios para detectar cáncer de próstata - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Los problemas de próstata se detectan en la sangre

Jueves 22 de junio del 2017, 12:17 pm, última actualización

El cáncer de próstata es el segundo más común en hombres, así como importante causa de decesos; para detectarlo a tiempo, al igual que a otros padecimientos del aparato reproductor masculino, se recurre a la medición periódica de antígeno prostático específico.

Próstata, Cáncer de próstata, Sangre, Antígeno prostatico específico

La próstata es una glándula sexual masculina del tamaño de una nuez, cuya función consiste en producir líquido seminal, el cual forma parte del semen o esperma. Se ubica encima del recto y debajo de la vejiga, rodeando la uretra (tubo que lleva la orina al pene) como especie de “flotador”; por ello, cuando crece se suele presentar dificultad al orinar o durante las relaciones íntimas.

“Dicha glándula sigue creciendo durante la mayor parte de la vida de un hombre, por lo que es frecuente que a partir de los 60 años los varones padezcan condición no dañina, a la que se le conoce como hipertrofia prostática benigna (HPB), mucho más común que el cáncer de próstata” refiere el Dr. Alejandro Robert Uribe, especialista adscrito al Servicio de Urología del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

En este contexto, cabe destacar que la próstata produce cierta proteína llamada antígeno prostático específico (APE), la cual tiende a elevarse ante la presencia de enfermedades genitourinarias, entre ellas agrandamiento, infecciones o cáncer en la glándula. Por tal motivo, es importante aclarar que la elevación del APE no debe considerarse  obligatoriamente sinónimo de carcinoma.

Análisis

De acuerdo con el entrevistado, el antígeno prostático específico es una proteína que tiene como función disolver el coágulo seminal; pequeña porción pasa a la sangre y es ésta la que se mide para apoyar diagnóstico y pronóstico de padecimientos de la próstata.

“Las cifras normales de antígeno prostático específico, de acuerdo a lo enunciado internacionalmente, es de 0 a 4 nanogramos (ng, milmillonésima parte de un gramo) por mililitro (ml) de sangre. Sin embargo, es necesario considerar ciertas variables, entre ellas la edad del paciente, ya que para un varón de 40 años, 4 ng, a pesar de estar dentro del rango ‘normal’, es una cifra elevada para su edad. Por otra parte, 6 ng en un hombre de 80 años puede considerarse normal”, explica el urólogo.

En la actualidad, muchos médicos utilizan los siguientes niveles como estándares, con algunas variaciones:

0 a 2.5 ng/ml

Bajo

2.6 a 10 ng/ml

Ligera o moderadamente elevado

10 a 19.9 ng/ml

Moderadamente elevado

20 ng/ml

Sumamente elevado

Vale la pena remarcar que el antígeno prostático específico no es indicador específico de cáncer, ya que también puede presentar nivel elevado a causa de prostatitis (inflamación de la próstata), crecimiento prostático benigno e intervenciones en la glándula, como algunos estudios especializados.

Asimismo, aclara el Dr. Robert Uribe, “el tacto rectal incrementa al antígeno de manera poco significativa, por lo que se puede efectuar la exploración de próstata y tomar el examen de antígeno sin que esto cambie en forma importante los valores de la proteína”.

La edad ideal para realizar el estudio sanguíneo que determina los niveles del APE es 45 años en adelante, aunque si la persona tiene antecedentes familiares de cáncer de próstata conviene efectuarlo a partir de los 40. Por lo menos debe hacerse una vez al año junto con exploración digital rectal; en esta última, el urólogo inserta un dedo enguantado en el recto y palpa la glándula a través de la pared rectal, buscando protuberancias o áreas anormales.

¿Qué hacer?

Aunque los niveles de antígeno prostático específico, por sí solos, no ofrecen información suficiente para que los médicos puedan distinguir entre las afecciones benignas y el cáncer, el especialista tomará en cuenta el resultado del análisis al decidir si debe investigar más a fondo en busca de tumoración maligna de próstata.

“Los pacientes con APE elevado requieren estudios adicionales para detectar la causa de tal incremento. En prostatitis se recomienda tratamiento con antibióticos de los grupos de las sulfas o quinolonas por periodo no menor a tres semanas; en algunas ocasiones se agrega antinflamatorio y se repite el estudio. En caso de que el APE siga elevado se recomiendan tacto rectal y ultrasonido transrectal (obtención de imágenes del interior del aparato reproductor con ayuda de ondas acústicas de alta frecuencia) con toma de biopsia (muestra de tejido para analizarlo)”, advierte el especialista.

Si con los estudios adicionales se encuentran indicios de cáncer, es necesario efectuar el puntaje de Gleason, sistema de calificación del tejido canceroso de la próstata según su aspecto bajo el microscopio.

“Cuando la puntuación es de 10 indica la probabilidad de diseminación del tumor, y si es baja significa que el tejido canceroso es similar al de próstata normal, por lo que el tumor tiene menos probabilidad de esparcirse; sin embargo, en caso de encontrar alguna cifra alta (15 o mayor) podemos deducir que el tejido canceroso es muy diferente del normal, y lo más probable es que éste se extienda”, señala el Dr. Robert Uribe.

Ahora bien, si el carcinoma se encuentra confinado a la glándula, el tratamiento consiste en extirpar la próstata, ya sea en forma abierta o laparoscópica (con ayuda de cámara diminuta). Por su parte, los casos de enfermedad avanzada se abordan con bloqueo androgénico, que consiste en detener la producción de hormonas sexuales masculinas, ya sea con medicamentos o cirugía en testículos, a fin de controlar el crecimiento de tejido anormal.

Toma en cuenta que es importante que cada año te realices estudios de detección de cáncer de próstata y recuerda que, en caso de padecerlo, puede ser curable siempre y cuando se le descubra a tiempo.

Peligro de cáncer

Varios factores de riesgo aumentan las posibilidades de que un hombre padezca cáncer de próstata; entre ellos se encuentran:

  • Edad, pues la mayoría de los casos ocurre en varones de 65 años de edad o mayores.
  • Antecedentes familiares, en especial si el padre o el hermano lo padecen.
  • Raza, debido a que las investigaciones señalan que los hombres de raza negra tienen mayor posibilidad de desarrollarlo.
  • Dieta, ya que el riesgo de padecer tumoración maligna aumenta en quienes siguen alimentación rica en grasas animales.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore