Tratamiento homeopático de incontinencia urinaria - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Que no te deje en casa la incontinencia urinaria

Lunes 23 de enero del 2017, 03:56 pm, última actualización

La incapacidad para contener la orina provoca que muchas personas, hombres y mujeres, pierdan calidad de vida, tengan miedo de salir de paseo e, incluso, no acudan a consulta médica por vergüenza. A todos ellos hay que decirles que la Homeopatía tiene una solución.

Que no te deje en casa la incontinencia urinaria
Que no te deje en casa la incontinencia urinaria

Las estadísticas señalan que aproximadamente 200 millones de personas en todo el mundo sufren incontinencia urinaria o pérdida involuntaria de orina. Siendo más específicos, “entre los 15 y 64 años se presenta una incidencia que va del 1.5 al 15% en varones, y del 10 al 25% en las mujeres, por lo que es más frecuente en ellas. Asimismo, sabemos que 50% de los ancianos tienen este problema y que en los niños el índice alcanza 20%, aunque en ellos el padecimiento desaparece después de la segunda década de vida”.

Tal es la opinión de la Dra. Beatriz J. Zenteno Manzano, especialista dedicada a la práctica privada y profesora titular en Homeopatía de México, A.C., quien enfatiza que 50% de la población con incontinencia urinaria no es tratada médicamente, por pena o pudor. Así, estos pacientes, casi siempre mayores de 40 años, tienden al aislamiento y pierden su seguridad.

Abunda: “La persona prefiere recluirse en su hogar porque sabe que es posible que no encuentre un sanitario en la calle, y aunque utilice pañales o toallas especiales para evitar el escurrimiento, hablamos de emisiones de 200 a 300 mililitros que no siempre son absorbidas. El paciente pierde sus amistades y su relación con el medio se afecta porque cree que los demás van a notar su problema o a pensar que tiene mal olor, a pesar de que se baña y cambia constantemente”.

En vez de sentir desánimo, los pacientes deben saber que su problema no es inevitable y que es posible mejorar su condición mediante tratamiento homeopático, el cual sobresale no sólo por su efectividad, sino porque mejora su salud global.

Múltiples causas

La Dra. Zenteno Manzano indica que hay distintos tipos de incontinencia urinaria, “como la transitoria, que surge a consecuencia de una infección de las vías urinarias, o la incontinencia con urgencia, que aparece por problemas del sistema nervioso (neurológicos); sería la llamada vejiga neurogénica, que se vincula con daños en terminales nerviosas que impiden al esfínter vesical (localizado entre la vejiga y la uretra) contraerse o relajarse en el momento correcto”.

Otro caso es el de la incontinencia de esfuerzo, “que es una de las más comunes y se refiere a la pérdida involuntaria de orina a través de la presión abdominal dada por la actividad física (toser, estornudar, cargar algo, hacer ejercicio). Tiene distintos niveles de gravedad y en ella hay ausencia de contracción del esfínter vesical a causa de procesos quirúrgicos (cirugía), radiación, prostatectomía (cirugía para retirar la próstata) y problemas del sistema nervioso”.

La lista continúa, pues también existen la incontinencia por rebosamiento, en la que hay pérdida de la funcionalidad del esfínter y escasa tonicidad de la vejiga, o bien, obstrucción en el cuello de la vejiga o la uretra; la incontinencia funcional, que se debe a anomalías crónicas del funcionamiento físico o neurológico, y la incontinencia por hipermovilidad de la uretra, debida a que el conducto por el que pasa la orina desde la vejiga hasta el exterior no está completamente fijado por falta de contractibilidad de los músculos del piso pélvico (localizados entre glúteos, muslos y pelvis).

Dentro de estos padecimientos también podemos mencionar “la incontinencia mixta, en la que se combinan las que son por esfuerzo y con urgencia; la enuresis nocturna, que es de tipo emotivo y cuyo ejemplo típico es el niño que ‘moja la cama’, y el goteo posterior a la micción, casi siempre por problemas del esfínter o prostáticos”.

Desde el punto de vista de la Medicina convencional es posible administrar medicamentos para atender estos problemas, pero la Dra. Zenteno juzga que estos productos “sólo ofrecen una solución pasajera y no dan una curación real. Esto es así porque hablamos de problemas que en términos generales son ocasionados por fallas en el sistema neurovegetativo (permite realizar funciones automáticas), el cual regula los músculos involucrados, y los fármacos alopáticos no intervienen a ese nivel”.

En contraparte, el abordaje homeopático contempla la integridad del sujeto, estilo de vida, carácter y acontecimientos importantes en su vida que pudieran influir directamente en su sistema nervioso neurovegetativo, además de que indaga sobre la posible presencia de trastornos neurológicos. Sólo así es posible determinar cuál es el medicamento más conveniente para cada paciente.

No obstante, la experta señala que todos los problemas generados por tumoraciones requieren intervención quirúrgica, aunque el problema en estos casos es que 70% de las mujeres operadas con problemas vinculados a incontinencia urinaria sufren recidivas (reaparición de la enfermedad), y es común que suceda lo mismo con el varón sometido a prostatectomía.

Adecuada solución

La especialista indica que el médico homeópata debe indagar qué lleva al paciente al desarrollo de la incontinencia urinaria, y para ello debe hacer una revisión profunda en el pasado del paciente, así como de sus factores hereditarios y estilo de vida.

Por ejemplo, señala la Dra. Zenteno, cuando el problema es ocasionado por una infección urinaria no hay mayor complicación, pues basta con eliminar este proceso para restablecer la normalidad. En cambio, el tratamiento es distinto cuando la incontinencia se genera por la colocación de una sonda urinaria a causa de una cirugía, ya que en tal caso se deben hacer ciertos ejercicios para restablecer la función y, por desgracia, es probable que permanezcan ciertas secuelas.

La entrevistada incide especialmente en que “es indispensable saber quién es nuestro paciente, cuáles han sido sus enfermedades, cómo las ha sufrido y cuál es su carga hereditaria, ya que podemos encontrar que el padre, abuelo o bisabuelo tienen o tuvieron problemas de laxitud en músculos, lo cual da lugar a pérdida del piso pélvico, incontinencia y otros problemas”.

A pregunta expresa, la especialista señala que, en general, el tratamiento con Homeopatía sigue medidas similares a las de la escuela tradicional, aunque también hay diferencias notables.

En este sentido, indica que es común que se sugiera la realización de ejercicios para fortalecer esfínteres y piso pélvico, a fin de recobrar el tono muscular y la funcionalidad, pero “no se debe trabajar sólo sobre esta zona, sino sobre todas las vísceras, porque todas están tendiendo a caer. La incontinencia viene acompañada de un proceso de laxitud de las paredes abdominales, lo que da lugar a la aparición de diferentes hernias (umbilical, inguinal, crural)”.

Para lograr tal fin es indispensable la ayuda que proporciona el medicamento homeopático más adecuado, ya que “con él tratamos de equilibrar de nuevo la funcionalidad de los músculos afectados, incidiendo sobre la laxitud y el sistema nervioso neurovegetativo. También debemos modificar estilos de vida nocivos que hagan que la o el paciente sufra debilidad muscular. Si tenemos, por ejemplo, un paciente reumático que vive en un sótano, con humedad, que rara vez toma el Sol y no quiere cambiar estos hábitos, pues nunca se va a aliviar”.

Respecto a los casos de personas que cargan mucho peso y mujeres embarazadas, la experta menciona que ambos factores pueden favorecer la falta de tono muscular en el abdomen y tener como consecuencia el surgimiento de hernias e incontinencia urinaria; pero la aparición del problema también dependerá de las medidas de protección que siga el paciente y, sobre todo, de su propensión natural a desarrollar estos padecimientos.

No debemos olvidar, señala la entrevistada, que “cuando una persona usa un cinturón especial para cargar objetos pesados logra cierta protección de sus músculos abdominales, pero si tiene tendencia a sufrir laxitud muscular lo mejor es que no se dedique a este tipo de actividades, pues esta característica va a estar presente siempre. Igualmente en el caso de la mujer: hay veces en que se le pone una malla mediante cirugía para reforzar su vientre, pero sus músculos se debilitan y vuelven a abrirse. En estos pacientes hablamos de un proceso crónico, con el que han nacido y que se desarrollará toda la vida”.

Por supuesto, surge la duda sobre la eficacia de la Homeopatía en estos y otros casos de incontinencia urinaria, a lo que la Dra. Zenteno responde que en general se tiene una buena respuesta, aunque los especialistas en este sistema médico terapéutico deben enfrentar un problema que complica su labor.

Explica la especialista: “A los homeópatas nos buscan como última opción, cuando ya es poco lo que se puede hacer; por supuesto, ayudamos a mejorar la calidad de vida de todos nuestros pacientes, pero podríamos hacer más como Medicina Preventiva. Cuando analizamos al paciente descubrimos cuál es su tendencia a enfermarse y podemos proyectar si podría sufrir descenso del piso pélvico, incluso al practicar algún tipo de ejercicio, como fisicoculturismo. Nosotros podemos prevenir este tipo de problemas y, a través de medidas higiénico-dietéticas y medicamentos constitucionales, ayudar al paciente para prevenir dificultades a largo plazo”.

Por ello, la recomendación final de la Dra. Zenteno Manzano es que “debemos cuidarnos y no dejar la visita al médico homeópata hasta el final. La Medicina en México es sumamente costosa porque no hay Medicina Preventiva, y esto es lo que el médico homeópata ofrece, pues gracias a la historia clínica podemos saber qué enfermedades va a desarrollar un paciente y cómo las va a sufrir. Por ello pienso que la Homeopatía debería ser la primera opción de tratamiento”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Masculina

Dime qué te tatúas, y te diré quién eres


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore