Enseña a adultos mayores a perder el miedo a la computadora - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Abuelos en la red

Jueves 22 de junio del 2017, 10:10 am, última actualización

Muchos adultos mayores se niegan la oportunidad de incorporar computadoras e Internet a su vida, tal vez porque piensan que no son para ellos. Lo cierto, es que se trata de herramientas inmejorables que ayudan a adquirir conocimientos y hacer nuevos amigos.

Redes, Adultos mayores y uso de computadora e Internet

Tal vez parece exagerado o parte de una campaña publicitaria, pero es cierto: usar computadora u otro dispositivo similar se está convirtiendo en práctica obligada en todo el mundo, por lo que quienes no acceden a estas herramientas y al mundo de información que ofrece la red, se ven excluidos de sus beneficios, tanto para ahorrar tiempo al sistematizar y almacenar datos, facilitar actividades laborales, adquirir conocimientos, hacer amigos o relacionarse con su familia a distancia. 

Los adultos mayores no tienen por qué sentirse marginados en cuanto al acceso y uso de los adelantos tecnológicos; al contrario, acercarse a ellos les permite disminuir la brecha generacional que los mantiene alejados de sus hijos y nietos, logrando establecer un lenguaje común. No bromeamos al afirmar que, en muchas ocasiones, Internet ha ayudado a establecer o reactivar una buena relación familiar.

De acuerdo con un sondeo realizado en Estados Unidos por la firma Pew Internet & American Life Project, presentada durante la primera mitad del año 2001, los adultos mayores ven páginas de internet con gran entusiasmo y constancia. Los más de 4 mil 335 encuestados, mayores de 65 años, afirmaron que entre las actividades más usuales se encuentran el uso de correo electrónico, búsqueda de información sobre sus actividades favoritas, lectura de noticias de relevancia, salud o entretenimiento y, en menor medida, temas relacionados con su trabajo y compras "en línea".  

Vida y salud de adultos mayores se benefician de navegar en la red

Según dicha encuesta, 56% de los entrevistados manifestaron que su convivencia con los miembros de su familia había mejorado gracias a este hábito, principalmente debido al uso de herramientas como el correo electrónico y las salas de conversación (chat), pues les ha permitido aumentar el contacto con sus hijos y nietos en forma novedosa. 

Ya en terreno latinoamericano, concretamente en México, los adultos mayores que acceden a Internet también se encuentran entusiasmados por la información que pueden encontrar, y cada vez son más los que superan el temor a no saber cómo enfrentar una computadora o el prejuicio a rechazar toda innovación tecnológica. 

Es el caso de don Ausencio López, jubilado luego de haberse dedicado durante años a trabajar dentro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), y quien muestra con gusto y emoción las impresiones de fotografías de planetas y galaxias tomadas por el telescopio espacial Hubble, que obtuvo hace unos instantes en el café donde lo encontramos rentando una computadora. 

Comenta entre risas: "Ya encontré la dirección de algunos museos, y voy a sacar más imágenes, porque me gustan mucho, y aunque me tardo un poquito para entenderle, después hasta se asustan los que me rentan la máquina o mis nietos en la casa, porque me pongo como chiquillo a sacar una imagen y otra, y otra". 

No sólo eso. Don Ausencio está tan emocionado que tiene una libretita que le recuerda las cosas que quiere buscar o los nombres de a quiénes les piensa escribir a través del correo electrónico en sus sesiones frente a la computadora; hojea con emoción y manipula “ratón” con notable destreza. Escribe en el buscador el nombre "Pérez Prado" y aparece una lista de páginas dedicadas al "rey del mambo"; palomea el nombre en su lista mientras sus ojos brillan de emoción, y comenta muy contento: "Y después de esto tengo que buscar algo de futbol, de Chivas del Guadalajara y ¡también de Hugo Sánchez!". 

El curso ideal para adultos mayores

Todavía hay mucho que hacer para que la población mexicana de la tercera edad sea contemplada socialmente como estudiantes, si bien hay que reconocer esfuerzos notables emprendidos en casas de cultura, museos, algunas universidades o centros del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM). El reto consiste en demostrar que la inversión de recursos en la formación de adultos mayores brinda beneficios no solo a su calidad de vida y salud, sino que también repercute en su familia, amigos, y en el resto de la sociedad. 

Don Ausencio comenta a este respecto que "la gente debe saber que nosotros queremos divertirnos también, y que las computadoras pueden servir igualmente para trabajar. Uno de mis hijos vive en España, vende artesanías, y yo le envío la información que necesita de acá de México por correo electrónico". 

Partiendo de esto, dice que tal vez la gente ve con extrañeza que "los viejitos se peleen con la computadora", pero también nota un prejuicio generalizado: "No hay quién nos quiera enseñar, porque se desesperan o creen que no entendemos. Incluso aquí, en la renta de la máquina, a veces me ven medio raro los clientes; los muchachos que me conocen no, aunque algunos se ríen. Pero ya ve, de todos modos acá estamos". 

Don Ausencio explica que a él le ayudó mucho tener estudios universitarios para acercarse a las computadoras, y a darse cuenta de cómo era el lugar donde tenía que recibir clases: bien iluminado, con un maestro accesible y considerado, que no dudaba en dar explicaciones. "Al final tuve buena suerte con mi profesor, él me enseñó cómo hacer más grande la letra en la pantalla de la máquina para poder leer y escribir sin problemas". 

También considera que las personas de más de 60 años que no han tenido contacto con las computadoras muestran cierta aprehensión natural o "miedo a lo desconocido", y coincide en que tal vez esto se deba a la idea negativa que tienen de estas herramientas, de manera que antes de intentar aprender niegan la oportunidad o les parece que emprenden una misión imposible para su edad, "lo que no es cierto", dice convencido. 

Don Ausencio afirma que al principio él pensaba así, pero que se tranquilizó cuando afianzó su propósito de aprender y habló de esto con su instructor, quien comprendió la situación y le explicó con calma lo que no entendía. Ahora las computadoras son un elemento más en su vida, que le ayudan y divierten. "Ya entendí que lo único que necesitamos es disposición y paciencia", por lo que piensa que sería adecuado contar con cursos de internet para la tercera edad, como ha ocurrido exitosamente en países como Chile o Argentina. 

Consejos básicos para iniciarse en la computación e Internet

En la actualidad es más sencillo que en otras épocas, gracias a que el diseño de los programas es cada vez más amable y busca simplificar lo que antes eran engorrosas tareas, a través de sencillas operaciones y el uso de pequeños dibujos o íconos, que representan en la pantalla los distintos comandos que pueden utilizarse. Una vez que comienza la familiarización con ellos, resultan igualmente similares a aquellos que se emplean para manejar otras máquinas, como el tablero de un automóvil, un control remoto, aparatos de audio y video o teléfono celular. 

Aunque en un principio se presenten dificultades, deben asumirse con paciencia hasta que todas las funciones aprendidas se conviertan poco a poco en rutinas, de modo que llegará el momento en que ante un nuevo programa o versión, se aplicarán los conocimientos adquiridos como si fuesen una especie de intuición que permitirá manejar la situación. 

Al respecto, dice don Ausencio, "es como cuando aprendes a caminar o a leer; nada más lo haces con calma, y cuando menos te das cuenta ya estás andando o le entiendes a una hoja del periódico". 

Además, coincide en señalar que los programas actuales son muy visuales y atractivos, de modo que además de ser agradables a la vista cuentan con un ícono de ayuda, que en la mayoría de los casos es un símbolo de interrogación (?), el cual permite acceder a un manual de uso por tema o índice alfabético con el que es posible aclarar sus dudas. 

Por eso, concluye don Ausencio, lo más importante es "perder el miedo a la computadora y a preguntar cuando no se entiende algo; además puedo afirmar que las satisfacciones son enormes: ayudo a mi hijo en su negocio y a uno de mis nietos ya le enseñé a sacar su cuenta de correo electrónico. Eso me confirma que sigo siendo útil".

SyM - Mario Rivas

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore