Consejos para elegir pareja y evitar mala suerte en el amor - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Septiembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo elegir la pareja ideal

Lunes 13 de febrero del 2017, 05:29 pm, última actualización

Nuestro subconsciente hace que nos atraigan unas personas más que otras; sin embargo, no está de más que obtengas mayor información sobre la persona que te gusta, tengas claro qué esperas de la relación y preveas los problemas que puedan surgir.

Atracción, Parejas, Enamoramiento, Amor

¿Sabías que existen diversas posturas sobre la elección de pareja que pretenden explicar las circunstancias que nos predisponen a elegir a un chico o chica en especial? Para ello se toman en cuentan elementos como compatibilidad, enamoramiento, repetición de esquemas aprendidos en la familia, búsqueda de una necesidad o similitud en la personalidad.

Los psicólogos coinciden en que el punto inicial que hace que nos fijemos en alguna persona suele ser la atracción sexual, la cual nos provoca reacciones biológicas, alteraciones nerviosas y cambios de ritmo cardiaco. Además, el deseo está muy mediatizado por nuestras características psicológicas y experiencia personal, pues ambos factores condicionan los criterios para elegir pareja.

"Parece haber ciertos criterios, más o menos comunes, por los que nos guiamos al elegir pareja, como carácter, físico y forma de ver la vida, lo que en conjunto determina que nos fijemos en una persona en especial", resalta el Dr. Narciso Palacios Castro, terapeuta de pareja egresado de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Atracción, desde el punto de vista de la antropología y la química

De acuerdo con el especialista, es muy probable que decidas tener una relación amorosa con una persona en especial porque se parece a alguien, es lo opuesto a determinado individuo, parece que es buena persona o porque ya te forjaste la ilusión de poderle cambiar lo que no te gusta. También sucede que tus cuates te han dicho que te conviene, o bien, quieres llevar la contra porque quienes te rodean se oponen a tu amorío.

Desde el punto de vista antropológico, la atracción se denomina selección sexual y se basa en el comportamiento de los animales que eligen a su pareja en función de ciertas cualidades biológicas. Esta postura va de la mano con la parte química del cerebro.

Ahora bien, en su aspecto biológico, "el enamoramiento está determinado por una serie de neurotransmisores que son de vital importancia para la transmisión de los impulsos nerviosos; deseo, pasión y encuentro sexual son reacciones hormonales que se originan concretamente en el hipotálamo (región de la base del cerebro). El área bioquímica del encéfalo controla sólo una parte del encuentro amoroso entre dos individuos, pero un elemento indispensable para que esto suceda son los modelos ideales de lo que nos gusta o no de alguien", explica el Dr. Palacios Castro.

Desde el punto de vista psicológico, en la elección de la pareja intervienen factores conscientes e inconscientes, por lo que muchas veces te es imposible comprender las motivaciones que te llevan a fijarte en determinada persona.

Enamoramiento, el primer paso

Cuando conoces a alguien, lo primero que hacen es desplegar una serie de movimientos de reconocimiento; luego se da una conversación sobre temas triviales, como las preferencias del cine o música. En este momento sólo tratan de impresionarse mutuamente mostrando lo mejor de sí mismos, pero al mismo tiempo buscan puntos en común.

Si todo va bien, la plática continúa, pero con temas más delicados como las creencias sobre el amor, sexo y metas en la vida, entre otras cuestiones. En pocas palabras, ese ser que está frente a ti será inteligente o maravilloso si piensa como tú, o al menos comparte contigo visiones del mundo similares.

Una vez que te has identificado con él o ella, las probabilidades de un segundo encuentro son muy altas. A lo mejor no te percatas, pero ya estás eligiendo a una pareja o a quien quisieras fuese tu amor eterno.

En fin, que no para ahí. En los demás encuentros seguirán profundizando en temas comunes, siempre haciendo énfasis en las similitudes. Pero como obviamente los puntos en común se agotan, la relación sólo funcionará si ambos son suficientemente maduros y tolerantes para aceptar con curiosidad las experiencias del otro y las construcciones de la realidad y del mundo que no coinciden con las propias.

Por qué tu pareja te desilusiona 

Muchas personas se quejan de su mala suerte con las parejas, con lo mal que les ha ido siempre en el amor y la repetición de amargas experiencias, mala suerte y errores en sucesivos noviazgos.

"En realidad, esto no es por casualidad sino que, más bien, ocurre debido a la programación emocional que tengamos, es decir, al conjunto de decisiones y creencias que abrigamos sobre nosotros y sobre los demás, que nos condicionan y hacen tomar unas decisiones en vez de otras. A menudo esta programación puede ser inconsciente y provenir de nuestra infancia, adolescencia y de otros acontecimientos vividos en nuestra historia emocional y afectiva", afirma el Dr. Palacios Castro.

En muchas relaciones de pareja, cuando uno o ambos se sienten decepcionados por la forma de ser del otro, es porque parten del supuesto de que el amor es una fórmula mágica para cambiar algunos aspectos de la pareja que desagradan. Detrás de esto existe gran cantidad de expectativas que se han depositado en la relación y que al no ser cumplidas por el compañero ocasionan que la situación se viva en forma dramática... o cómica.

Culturalmente hemos aprendido que el amor rompe barreras, o que es eterno e inquebrantable. Estas ideas, nutridas por algunos medios informativos, dificultan que se vea a la pareja como persona con necesidades propias.

Por todo lo anterior, resulta complicado pronosticar el éxito o fracaso de una relación de pareja en su inicio, mucho más teniendo en cuenta que, cuando se inicia, las personas tendemos a comportarnos inconscientemente de una forma distinta a como somos realmente.

No sufras por amor, elige bien

A fin de que seas consciente con tus elecciones, conviene que analices con qué clase de personas has estado saliendo, lo que te permitirá hacer balance y darte cuenta cuáles características tenían positivas o negativas. "Es posible que si redactas una lista de los defectos de tus parejas, muchos se repitan; sería positivo reflexionar sobre cuál puede ser el motivo de que siempre te enredes con gente similar. Generalmente la respuesta está en nosotros mismos", acota el terapeuta.

Fundamentalmente, conseguirás como pareja lo que creas merecer, por lo que es importante que, antes de embarcarte con alguien, analices cómo te sientes, si es el momento o no de acceder a una relación y ver si la persona elegida es compatible, tiene la personalidad y el carácter que te gustan, y te facilita sentirte amado.

Para creerlo o no: a veces, la distracción respecto a nuestra propia vida, el evitar crecer o la necesidad de llenar algún vacío, pueden ser causas erróneas de la elección de un compañero(a).

SyM - Kary Galarza

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

La enfermedad de Alzheimer causa que el paciente "olvide" tragar, por lo que parte del alimento termina en sus vías respiratorias provocando serias afecciones.




Comscore