Delgadez, dietas saludables para aumentar de peso - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Delgadez, no siempre es lo ideal

Lunes 19 de junio del 2017, 12:53 pm, última actualización.

No cabe duda que los humanos somos complejos, pues aunque en la actualidad prevalece el culto al cuerpo muy delgado, hay quienes hacen hasta lo imposible para subir de peso, ya que pierden kilos sin causa aparente. Esto último puede parecer absurdo, pero debe ser atendido de inmediato porque podría tratarse de algún padecimiento serio.

Delgadez, Peso saludable
Delgadez, no siempre es lo ideal

Cuántas veces nos hemos topado con personas que consumen gran cantidad de golosinas y deliciosos platillos con alto contenido de grasas, que no suben un gramo de peso y hasta llegan a perderlo. Lo anterior normalmente llega a ocasionar envidia y admiración, sin embargo, a quienes les sucede, lejos de causarles alegría, les genera preocupación y descontento cuando se miran al espejo. En estos casos generalmente se recomienda aumentar la ingesta calórica mediante mayor consumo de carbohidratos y grasas, además de practicar ejercicio con pesas para incrementar la masa muscular, sin embargo, esto no siempre logra resolver el problema.

Por lo anterior, es muy importante que quienes tienen tendencia a bajar de peso se sometan a evaluación por parte del nutriólogo y endocrinólogo (especialista que se encarga de todo lo relacionado con las glándulas que producen las hormonas y los trastornos derivados del mal funcionamiento de las mismas), pues de esta manera se detectará el origen del problema para proporcionar tratamiento y régimen alimenticio adecuado.

"No hay régimen dietético para subir de peso que se ajuste a todas las personas", refiere la Dra. Luisa Maya Funes, excoordinadora del Programa de Obesidad del Departamento de Medicina Psicológica del Instituto Nacional de la Nutrición (INN) de la Secretaría de Salud (Ssa).

"Primero hay que detectar cuáles son las causas por las que tienden a bajar de peso, ya que en ocasiones ello se debe a que su metabolismo (proceso que se encarga de la utilización de los nutrientes) es acelerado, se encuentran bajo presión y estrés constante, lo que genera desinterés hacia la comida, o bien, son personas muy activas y por eso queman gran cantidad de calorías".

Lo anterior es lo que ocurre comúnmente a las personas sanas, sin embargo, hay quienes pierden peso porque "tienen la glándula tiroides (ubicada en cuello) de mayor tamaño que el normal, lo que ocasiona que su funcionamiento sea irregular debido a que produce gran cantidad de hormonas que aceleran al metabolismo y, por ende, pierden kilos (hipertiroidismo). Asimismo, hay pacientes que sufren algún padecimiento crónico que origina disminución de peso, como diabetes, cáncer, afecciones pulmonares (la dificultad respiratoria promueve mayor gasto calórico), sida o trastornos digestivos (por ejemplo, problemas de absorción de nutrientes)", acota la especialista.

Cuestión de metabolismo

Energía y nutrientes que requiere diariamente nuestro organismo para mantenerse sano son suministrados por hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua, elementos que se obtienen mediante dieta balanceada. Después de que éstos ingresan a nuestro cuerpo, vía oral, sufren diversas transformaciones, las cuales son fundamentales para que podamos funcionar adecuadamente; esos cambios a los que se someten los alimentos es lo que se conoce como metabolismo, proceso que se realiza mediante las siguientes fases:

  • Absorción.Permite que los nutrientes penetren al interior de las diferentes células del organismo.
  • Transformación. Incluye todos los procesos que cambian la constitución química de los alimentos absorbidos, entre los que se encuentran: secreción (permite la producción de enzimas o fermentos), digestión (hace solubles las sustancias absorbidas), asimilación (aprovechamiento de nutrientes) y desasimilación (desintegra los elementos restantes al convertirlos en material de desecho).
  • Excreción. Eliminación de las sustancias líquidas y sólidas que no se incorporaron a las células.

Ahora bien, el proceso antes descrito puede acelerarse por diversos factores y dar lugar a pérdida de peso, situación a la que se le han dado diversas explicaciones. De acuerdo con Maya Funes, quien es miembro de la Sociedad Mexicana de Nutriología, existen las siguientes teorías:

  • Factor de adiposidad. Establece que la pérdida o ganancia de peso se relaciona con el tamaño, cantidad y crecimiento de las células grasas del organismo. Entonces, si éstas son pequeñas y hay pocas en el cuerpo se tendrá la tendencia a bajar de peso.
  • Termogénesi. Permite determinar en qué medida se utiliza el alimento para generar energía, lo que tiene su origen en la herencia, ambiente o edad. Hay personas que lo que comen inmediatamente se convierte en energía y ello impide que se acumule en el cuerpo en forma de grasa.
  • Genética. Hace referencia al llamado gen de la leptina, el cual condiciona el comportamiento alimenticio de los individuos (mayor o menor apetito) e interfiere en la transformación de los nutrientes en energía (con lentitud o rapidez); por ende, su actividad determina el desarrollo de obesidad o delgadez. Asimismo, esta teoría estipula que el denominado gen del receptor beta-adrenérgico condiciona el gasto calórico a nivel celular, además toma en cuenta la función de una proteína conocida como descopladora debido a que interviene en la oxidación de los nutrientes (proceso que proporciona calor a nivel celular). Y finalmente está la actividad de los genes reguladores de la secreción de insulina, sustancia que permite o no la penetración de la glucosa a los tejidos (es el azúcar que da energía para sobrevivir).

A decir de Maya Funes "otro elemento que tiene que ver con la pérdida o aumento del peso es el funcionamiento del hipotálamo, que es una glándula ubicada en el cerebro que regula el apetito, la cual ejerce distinta actividad en cada individuo. Por lo anterior, hay personas que sienten poca o mucha hambre y perciben la saciedad en forma lenta o veloz, lo que conduce al consumo de menor o mayor cantidad de alimento y, por consiguiente, a tener o no reservas energéticas elevadas."

¿Y la dieta?

En términos generales, cabe destacar que "una dieta sana y completa debe ser suficiente en cuanto a cantidad de alimentos e incluir los nutrientes básicos, como proteínas, grasas, hidratos de carbono, sales minerales, vitaminas y agua, ya que todos son necesarios para mantener la salud del organismo. En cuanto a las personas que bajan de peso, primero hay que detectar el origen de la pérdida de kilos, posteriormente, indicar tratamiento y ofrecer régimen dietético personalizado, ya que hay individuos que requieren mayor cantidad de proteínas o carbohidratos, por ejemplo", enfatiza la nutrióloga.

Como puedes ver, la pérdida de peso es un problema que no debe tomarse a la ligera debido a que en ocasiones puede ser síntoma de padecimientos que si no son tratados pueden deteriorar seriamente la salud, y nunca olvides que antes de someterte a alguna dieta recomendada en publicaciones o por amistades, debes consultar al médico.

SyM - Roberto Guzmán

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore