Derechos de los pacientes ante los médicos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Derechos de los pacientes ante los médicos

Viernes 16 de junio del 2017, 12:20 pm, última actualización

Cada vez son más los países que se suman a la defensa de los derechos fundamentales de los seres humanos, entre los que destaca la atención digna, respetuosa e informada que merecen todas las personas que son atendidas por médicos y personal del sistema de salud.

Carta de los derechos generales de las pacientes y los pacientes

En defensa de los enfermos…

La historia marca que la protección a los enfermos es tan antigua como el famoso Código de Hammurabi (escrito en Babilonia, hoy Iraq, aproximadamente en el año 1750 a.C.), pues en él se mencionan las penas que recibía aquel médico que ocasionaba dolor a su paciente.

Por su parte, los griegos, sobresalientes en todas las áreas del conocimiento humano, establecieron lo que era un daño involuntario (culposo) y lo diferenciaron del daño intencionado (doloso), castigando con más severidad al especialista que incurría en éste último. En dicha civilización también se creó la primera organización en defensa de los minusválidos, misma que les proveía de una renta para que no se vieran obligadas a ejercer oficios indignos como prostitución o mendicidad.

Los romanos también contaron con su propia norma en defensa de los enfermos, aunque hay que reconocer que se vieron claramente influidos por los reglamentos de Oriente que pugnaban por la venganza o Ley del Talión ("ojo por ojo, diente por diente"). Por fortuna, con el tiempo se adoptó la llamada Ley Aquílea, que contemplaba la reparación del daño corporal mediante una recompensa monetaria, además de que consideraba la figura de la incapacidad temporal y la presencia de peritos para la revisión y valoración de lesiones.

Hoy, tras siglos de evolución se sigue pugnando por los derechos de los pacientes toda vez que continúan cometiendo abusos de distinta naturaleza, desde administrativos hasta negligencia médica, por lo que es necesario que conozcamos nuestras prerrogativas y las instancias a las que podemos recurrir en caso de sentirnos vulnerados.

Nueva relación médico-paciente

Diversas entidades mexicanas, como las comisiones nacionales de Arbitraje Médico (Conamed), de Bioética (CNB) y de Derechos Humanos (CNDH), así como la Secretaría de Salud (Ssa) y los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), entre otras, se reunieron en 2001 para conformar la Carta de los derechos generales de las pacientes y los pacientes.

Debido a cuestiones culturales, al médico se le contempla como un individuo diferente de los demás profesionistas; esto porque se le considera un ser omnipotente que responderá a cada una de nuestras dudas con sabiduría, además de que cuenta con la preparación necesaria para aliviar nuestro malestar.

Cierto, la mayoría de los galenos son personas que eligieron esta área para cumplir con su vocación de servir a sus semejantes, tal y como lo apuntó el griego Hipócrates (vivió entre los años 460 a 377 y se le considera el padre de la Medicina), pero no hay que dejar de lado que existen médicos incapaces, prepotentes o que se escudan en terminología técnica para no ser cuestionados. Ni qué decir de aquellos especialistas llenos de soberbia que califican la calidad moral de los enfermos por su condición económica o social, o los que no aceptan polemizar con una persona que se encuentre al tanto de las características generales de su padecimiento.

Hoy, existe una corriente que busca que la relación médico-paciente se modifique para que el enfermo abandone la tradicional actitud de subordinación y se responsabilice de su tratamiento; a la par, se pretende que el galeno cambie su postura y se presente ante sus pacientes como un ser comprensivo y dispuesto a aclarar dudas, por simples que parezcan.

Carta de los derechos generales de las pacientes y los pacientes

Considerando que todos nos convertimos en pacientes en algún momento de nuestra existencia, es conveniente conocer cada uno de los derechos que nos asisten:

  1. Recibir atención médica adecuada. La atención debe ser proporcionada por personal preparado de acuerdo a las necesidades del paciente y a las circunstancias particulares; a su vez, se debe informar a la persona cuando sea necesario que se le canalice con otro especialista.

  2. Recibir trato digno y respetuoso. Médico, enfermera y personal del área de salud deben respetar las convicciones personales y morales del paciente, principalmente las relacionadas con sus condiciones socioculturales, de género e intimidad, cualquiera que sea el padecimiento que presente.

  3. Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz. El paciente o, en su caso, el responsable, tienen derecho a que el médico le brinde información completa sobre su diagnóstico, pronóstico y tratamiento; el especialista debe expresarse en forma clara y comprensible, además de indicar cuál es el estado del paciente con apego a la realidad.

  4. Decidir libremente sobre el tipo de atención. El paciente o su responsable tiene derecho a aceptar o rechazar, de manera personal y sin presión alguna, cada procedimiento diagnóstico o terapéutico ofrecido, así como el uso de medidas de supervivencia en pacientes terminales.

  5. Otorgar o no consentimiento válidamente informado. El paciente o su responsable tiene derecho a expresar su consentimiento, siempre por escrito, cuando acepte sujetarse con fines de diagnóstico o terapéuticos a procedimientos que impliquen un riesgo. Lo anterior incluye la participación del paciente en estudios de investigación o donación de órganos.

  6. Ser tratado con confidencialidad. Toda la información que el paciente exprese al médico debe manejarse con estricta confidencialidad y no divulgarse, salvo que exista autorización para dicho fin. Esto incluye aquellos datos que puedan ser de utilidad en investigaciones.

  7. Contar con facilidades para una segunda opinión. El paciente tiene derecho a recibir por escrito la información necesaria para obtener una segunda opinión sobre el diagnóstico, pronóstico o tratamiento relacionado con su estado de salud.
  8. Recibir atención médica en caso de urgencia. Cuando está en peligro un órgano, una función o la vida, el paciente tiene derecho a recibir atención de urgencia por un médico, en cualquier establecimiento de salud, sea público o privado, con el propósito de estabilizar sus condiciones.

  9. Contar con un expediente clínico. El conjunto de datos relacionados con la atención médica que reciba el paciente debe escribirse en forma veraz, clara, precisa, legible y completa en un expediente. El paciente puede solicitar un resumen clínico.

  10. Ser atendido cuando se inconforme por la atención médica. El paciente tiene derecho a ser escuchado y recibir respuesta por la instancia correspondiente cuando se inconforme por la atención que ha recibido de parte de servidores públicos o privados. Asimismo, tiene derecho a disponer de vías alternas a las judiciales para resolver un conflicto con el personal de salud.

El otro lado de la moneda

Los médicos, sobre todo los que prestan sus servicios en instituciones públicas de seguridad social atienden a gran número de pacientes. Esa demanda, aunada a la carencia de algunos de los recursos más elementales para la práctica de la Medicina, hacen que, en ocasiones, surjan conflictos que escapan a la responsabilidad de los especialistas.

Sea como sea, vale la pena que normemos nuestro criterio a partir de estas consideraciones y que colaboremos para que el trámite sea menos tortuoso, siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • Si cuentas con Seguro Popular, eres derechohabiente del IMSS, ISSSTE u otra institución de salud pública, infórmate y ubica la clínica, centro de salud o unidad de medicina familiar que te corresponde.
  • Identifica el turno y consultorio que te corresponden a ti y a tu familia.
  • Investiga la dirección del hospital que te corresponde cuando necesites atención de urgencia.
  • No dejes avanzar tus molestias; en ocasiones no se presta atención a pequeños síntomas porque damos más importancia a otras situaciones antes que a nuestra salud.
  • Adquiere el hábito de programar una cita con tu médico para cerciorarte de que tu estado de salud es el mejor posible, así como para prevenir alguna enfermedad o detectarla a tiempo.
  • Antes de tu primera consulta con un especialista, anota, si es posible, la información que puedas obtener acerca de las enfermedades de tus padres, abuelos y hermanos. También es importante que enlistes los medicamentos que te han indicado y desde cuándo los ingieres.
  • En el caso de los niños, trata de recordar lo que sucedió durante el nacimiento, cuáles han sido las vacunas que han recibido (ten a la mano la cartilla de vacunación), qué enfermedades ha tenido, qué problemas has visto en él y qué tipo de alimentos consume.
  • Algunos servicios como Laboratorio, Radiología u otros, tienen trámites administrativos diferentes a los tradicionales. Pregunta a tu médico, personal de enfermería o recepción cuáles son.
  • Ofrece a todas las personas que laboran en tu clínica o centro de salud el mismo trato que a ti te gusta que te den.
  • Responde con sinceridad a las preguntas que tu médico te haga; es muy importante para tu salud hablar con la verdad.
  • La exploración física es uno de los procesos más importantes para el cuidado de tu vida y salud; si sientes incomodidad, coméntalo con tu médico para establecer una mayor comprensión y confianza.
  • Lee con cuidado la receta que te dé el especialista; si hay algo que no entiendas, pregunta y, de ser necesario, escribe con tu puño y letra al reverso de la receta.

¿Necesitas ayuda?

Si no estás conforme con la atención brindada por algún proveedor de servicios de salud, diríjete a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed).

  • Dirección: Calle Mitla no. 250, esquina con Eje 5 Sur (Eugenia), Col. Vértiz Narvarte, delegación Benito Juárez, CDMX.
  • Teléfonos: 5420-7000, en la Ciudad de México, y 01-800-711-0658 para el resto del país.
  • Página en Internet: www.conamed.gob.mx.

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore