Nuevos antidepresivos para el tratamiento de depresión - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Lo último en antidepresivos

Lunes 09 de enero del 2017, 04:48 pm, última actualización

La evolución de los antidepresivos ha sido notoria, lo que se manifiesta a través de su eficacia y menor producción de efectos secundarios.

Lo último en antidepresivos

Este tipo de medicamentos ha constituido una de las mayores revoluciones en el campo de la Psiquiatría, pues son imprescindibles en el tratamiento de depresión, padecimiento que, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2020 se convertirá en la segunda causa de incapacidad en el mundo. Lo anterior se debe a que dicha enfermedad ocasiona que el paciente no realice sus actividades normales, ya que genera alteraciones, entre las que se encuentran:

  • Profunda tristeza y desesperanza sin causa aparente.
  • Pérdida generalizada del interés o de la capacidad para experimentar placer.
  • Reducción o ganancia de peso debido a cambios en el apetito.
  • Insomnio o sueño excesivo.
  • Agitación o enlentecimiento psicomotor (movimientos y actividad muscular).
  • Fatiga crónica.
  • Sentimientos excesivos de inutilidad, culpa y frustración.
  • Disminución en la habilidad para pensar o concentrarse.
  • Pensamientos excesivos de suicidio o muerte.
  • Se pueden presentar síntomas de enfermedades inexistentes (somatización).

Por este último síntoma, a la depresión se le considera devastadora, ya que la incidencia de suicidio entre los pacientes es de aproximadamente 10%, hecho que ha conducido a los científicos a través del tiempo a buscar tratamientos cada vez más efectivos. "Actualmente se dispone de diversas alternativas terapéuticas, las cuales deben administrarse a la brevedad para que los afectados incrementen su calidad de vida y eviten matarse, pues dicha enfermedad no es sinónimo de debilidad ni se cura con solo viajar, salir a divertirse o echarle ganas, se trata de una alteración que involucra a los neurotransmisores o catecolaminas encargadas de controlar el estado de ánimo (situados en cerebro o encéfalo), como serotonina, norepinefrina, noradrenalina y dopamina", explica en entrevista exclusiva el Dr. Víctor Montiel Mejía, quien es miembro fundador de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

Orígenes

La Psiquiatría ha sido la última de las especialidades médicas en ser aceptada como tal, pues en la antigüedad a las enfermedades mentales, como depresión, se les llegó a atribuir origen diabólico o castigo divino. No obstante, los griegos fueron quienes comenzaron a estudiar este tipo de padecimientos desde el punto de vista científico, separando el estudio de la mente de la religión; asimismo, postularon que era altamente probable que algunos trastornos que afectan las funciones de la mente, entre ellos la depresión, se heredaran de los familiares.

Para entender mejor la causa de la depresión hay que partir de los siguientes factores: genético (predisposición), neuroanatómico (referente a alteraciones en la anatomía del cerebro), neuroquímico (relativo a neurotransmisores), crecimiento, así como desarrollo psicológico y social.

Asimismo, resulta necesario conocer algunas de las labores del cerebro: las células nerviosas de este órgano (también conocidas como neuronas) están organizadas en circuitos que generan y dirigen mensajes hacia diversas zonas. Rodeando al encéfalo hay una región muy importante llamada corteza cerebral, que es donde tienen lugar percepción y pensamiento lógico, debajo de ella se encuentra el sistema límbico, encargado de controlar emociones, sentimientos, conducta sexual y motivación.

"Se ha descubierto que las neuronas se encuentran separadas por una brecha llamada sinapsis y sólo se pueden comunicar a través de un puente químico que las conecta entre sí, el cual se genera a partir de la acción de los neurotransmisores serotonina, noradrenalina, noreprinefina y dopamina. Cuando la actividad de éstos disminuye, el enlace se debilita ocasionando que las células nerviosas del cerebro no reciban estímulo necesario, lo que deriva en depresión", describe Montiel Mejía, psiquiatra certificado por el Consejo Mexicano de Psiquiatría.

"Es necesario tomar en cuenta -agrega- que en el desarrollo de este padecimiento, antecedentes familiares y desarrollo psicológico juegan importante papel, ya que al tener predisposición llega un momento en que los neurotransmisores no se dan abasto para controlar las situaciones de estrés y demás problemas que se presenten en la vida, por lo que se dispara la depresión".

Por dichas razones, es indispensable que los pacientes con depresión se sometan a tratamiento psiquiátrico, el cual incluye psicoterapia y administración de antidepresivos, medicamentos que actúan a nivel cerebral y de los que hay diversas clases.

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAOs)

Para entender el mecanismo de acción de este tipo de medicamentos es necesario saber que la monoamiooxidasa (MAO) es una enzima que se encuentra en el interior de las células, cuya función es desactivar a los neurotransmisores (aminas).

Ahora bien, recordemos que para que se puedan transmitir los impulsos nerviosos de una neurona a otra se hace necesaria la presencia de transmisores en el espacio existente entre estas dos células nerviosas (sinapsis). Entonces, si serotonina, noradrenalina y noreprinefina son destruidos por la enzima MAO, se requerirá un medicamento que bloquee su acción y así no se rompa la transferencia de estímulos nerviosos.

Tomando en cuenta tal proceso se desarrollaron los inhibidores de la MAO, que actúan como barrera que impide la destrucción de los neurotransmisores, por lo que éstos se mantienen en los espacios existentes entre neuronas y así, mejoran los síntomas de la depresión.

"Pese a la efectividad de los IMAOs son poco usados porque interactúan con gran cantidad de medicamentos y alimentos, como quesos fuertes y paté, dando lugar a crisis de hipertensión y, en algunos casos, a la muerte", refiere el también excatedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Cíclicos

Incluyen a los denominados tricíclicos y tetracíclicos, y se caracterizan por llegar fácilmente a su zona de acción, el cerebro, donde inhiben la recaptación de noradrenalina, serotonina y noreprinefina. Para entender este proceso, hay que tomar en cuenta que los neurotransmisores se liberan en el espacio que existe entre las neuronas para favorecer la trasmisión de impulsos eléctricos que permiten mantener estable el estado de ánimo, pero una porción de dichas sustancias no se utiliza, la cual es reabsorbida (recaptada) y destruida.

Entonces, al administrar los antidepresivos cíclicos se evita la reabsorción y pérdida de los neurotransmisores, lo que permite tenerlos en cantidad suficiente para que se efectúe de manera adecuada la comunicación neuronal y mejoren los síntomas del padecimiento en cuestión. Pese a proporcionar estos beneficios, suelen ser tóxicos, interactúan con muchos medicamentos e inducen incremento del peso corporal.

Aunque su indicación principal es la depresión, también se han usado con éxito en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo, ansiedad generalizada y ataques de pánico; no obstante, su administración debe estar estrechamente vigilada por el psiquiatra.

Nueva generación

A los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) se les denomina antidepresivos de nueva generación, y tienen la particularidad de que su mecanismo de acción consiste en evitar que la serotonina sea reabsorbida (recaptada) y posteriormente destruida, lo que permite que en los espacios que existen entre las neuronas se mantenga el neurotransmisor en cantidad suficiente y mejore los síntomas de la depresión.

A diferencia de los medicamentos descritos, los ISRS tienen la ventaja de iniciar rápidamente su acción y generar pocos efectos secundarios que son bien tolerados por el paciente, por ejemplo, somnolencia, resequedad en boca, sudoración y demora en los orgasmos o disminución del deseo sexual. "Al respecto es necesario resaltar que también hay medicamentos específicos para evitar la recaptura y destrucción de la noreprinefina y noradrenalina", indica Montiel Mejía.

Por otra parte, cabe destacar que los ISRS no ocasionan adicción, su toxicidad es baja y hasta la fecha no se ha reportado la existencia de riesgos al tomarlos por periodos prolongados.

Para complementar

Lo mejor que uno puede hacer para ayudar a quien sufre depresión es estimularlo a buscar ayuda profesional para que pueda recibir diagnóstico y tratamiento adecuados. "Pero no es suficiente con la administración de los psicofármacos, pues también se requiere psicoterapia, método terapéutico que consiste en ayudar, dirigir y enseñar al paciente a fortalecerse y reestablecer su capacidad de integración, así como a aliviar y prevenir los síntomas depresivos", afirma el psiquiatra.

"El fin de la terapia -acota- es mejorar las capacidades de comunicación interpersonal y reducir el estrés asociado con los ámbitos familiares, laborales, escolares e interpersonales, lo que se consigue mediante técnicas generales de entrevista, información sobre la enfermedad, entrenamiento en habilidades sociales, modificación de conducta y análisis".

Es sumamente importante que el tratamiento para la depresión sea prescrito y vigilado por un psiquiatra, pues este especialista, además de ser médico, tiene estudios psicológicos y antropológicos que le permiten recomendar antidepresivos y llevar a cabo la psicoterapia. Por tanto, si se da el caso que un médico no especializado en Psiquiatría o un psicólogo receten psicofármacos, desconfía, ya que no tienen preparación integral en el manejo de antidepresivos y tal acción podría poner en riesgo tu salud.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore