Dificultad para encontrar pareja en la adolescencia - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Sin novio o novia? ¡No te agobies!

Martes 10 de enero del 2017, 12:04 pm, última actualización

Si estás harto de que tu amigo siempre sale acompañado al cine o de que tu amiga va de la mano de su novio por la explanada de la escuela, mientras a ti nadie te hace caso, ¡relájate! A lo mejor sigues la estrategia equivocada... o todavía no quieres tener pareja. ¡Descúbrelo!

¿Sin novio o novia? ¡No te agobies!

Tener novio o novia significa contar con alguien nuevo en nuestra vida. Claro, hablo del origen etimológico de la palabra aunque, por supuesto, llevar una relación de pareja implica muchas cosas más. ¡Oh, sí! 

El noviazgo es parte del crecimiento de todo ser humano, una especie de “entrenamiento” en el que aprendemos a respetar las decisiones de la pareja, a convivir sanamente y crecer emocionalmente. Sin embargo, si se te dificulta encontrar algún o alguna pretendiente o buen prospecto, es probable que pienses que no vales nada y que tu autoestima se vaya al subsuelo; también es muy común que te empieces a comparar cruelmente con tus amigos con “mejor suerte”. 

En estas condiciones tampoco es raro que seas el blanco de bromas o burlas sarcásticas, lo que puede presionarte en exceso y, entonces, sin darte cuenta, es probable que empieces a tener conducta inusual para encontrar novio o novia. Sin embargo, la urgencia con que se emprenden estos intentos desesperados suele tener el efecto contrario al que esperas: el “niño” o la “nena” a la que “le tiras el anzuelo” siente incomodidad ante tu insistencia y sale huyendo. Y claro, ante el rechazo puedes crear un círculo vicioso de fracasos y angustia del que únicamente saldrás cuando cambies de estrategia. 

La voz de la Psicología

Los psicólogos son especialistas que nos ayudan a viajar al centro de nuestras emociones y a modificar algunas conductas en busca de hacer que nuestra vida sea más agradable. Es por ello que esta ciencia también es punto de apoyo para quienes se les dificulta encontrar pareja o se sienten frecuentemente rechazados por el género opuesto. 

La Dra. Celia González Gómez, experimentada psicóloga egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), nos ofreció puntos de vista por demás interesantes que te pueden hacer reflexionar. En principio, dice, hay que dejar claro que la adolescencia es una etapa crítica en la vida del ser humano, pero debe entenderse que es tan importante como las demás y se le debe prestar la misma atención, ni más ni menos. 

Así, la experta nos comenta que “el noviazgo en la adolescencia adquiere relevancia porque es el inicio de nuestras relaciones afectivas y/o sexuales, generalmente con el género opuesto, y funciona como cierta especie de sesiones de aprendizaje y entrenamiento rumbo a la etapa adulta”. 

También señala que esto del noviazgo no es algo que deba asombrar ni asustar demasiado a tus papás, pues “ellos deben saber que sus hijos están experimentando, tal como lo hicieron ellos. Además, el noviazgo en la adolescencia no debe tener como fin el casamiento, sino una manera de aprender a relacionarse con otra persona y a establecer lazos de afecto, compañerismo e intercambio; aprender a convivir y negociar, y a respetar al otro individuo, que son las bases principales de cualquier relación de pareja. 

De la “manita sudada” al free

Seguramente has escuchado alguna vez comentar a tu abuela que, “en sus tiempos”, para tener novio se debía cumplir con innumerable catálogo de requisitos ante los padres. Por ejemplo, el pretendiente debía ser formal y acudir sin retraso a la cita en la casa de la dama a la que cortejaba, sin olvidar que el encuentro ocurría en presencia de un adulto o de la familia en pleno. 

Por si fuera poco, si se autorizaba que la niña fuera al cine o a la nevería, era ineludible la compañía del hermanito menor o la tía solterona, es decir, del chaperón o chaperona. 

En aquel tiempo, coincide la Dra. González Gómez, sí había diferencia muy marcada por género, es decir, el hombre trataba de convencer a su pareja de tener relaciones sexuales pero, contradictoriamente, si ella cedía se encontraba en riesgo de que fuera mal vista y se le tratara como “chica fácil” con la que nadie se iba a casar. En otras palabras, era una forma de diferenciar a las mujeres “buenas” de las que no lo eran, por lo que se hizo muy popular la frase: “Debes darte a respetar”. 

Esto es algo que tiende a desaparecer, ya que ahora “se ha modificado la conducta de las mujeres en la manera de relacionarse con los hombres. 

Actualmente, desde secundaria las chicas fuman, beben y utilizan lenguaje muy florido, es decir, las niñas de hoy se comportan como hace 30 años lo hacían las que eran consideradas ‘chicas fáciles’ y no hay problema; incluso, tienen una actitud que antes se consideraba muy masculina: comentan lo que ocurre en torno a su sexualidad con sus compañeras, lo que puede verse como espectáculo público de lo que antes se consideraba asunto privado y hasta vergonzoso”, asevera la especialista.

Relaciones desechables

Vivimos en una época en la que la imagen tiene gran importancia sobre todo entre los jóvenes que fijan su atención en la chica que se viste como la actriz de moda o en aquella que posee silueta parecida al símbolo sexual del momento. Mientras tanto, las mujeres dedican más de una mirada a quien tiene look cool semejante al rockstar más famoso del firmamento musical, o el deportista que acapara las portadas de las revistas más prestigiadas.

“La primera impresión deja huella, es cierto, aunque lo que hace que se siga adelante y haya una segunda o tercera o centésima cita es el trato. En ese momento las personas empiezan a valorar lo que tienen, aunque muchas veces no saben siquiera qué es lo que buscan; en ocasiones solamente quieren tener pareja y no hay razón al respecto. No se ponen muy exigentes porque, además, las relaciones ya no son pensadas para toda la vida, como sucedía antes, sino que tienden a ser desechables”, juzga la psicóloga.

Sea como sea, el no tener novio o novia es una experiencia que puede llegar a desencadenar ciertos malestares que obstruyen el sano desarrollo de un individuo, como tú. No obstante, antes de emitir algún veredicto se debe conocer la causa por la que no se tiene pareja, dice la Dra. González Gómez, “porque existen jóvenes con intereses en los que tener compañía no cabe, como aquél que se dedica de lleno al deporte o al arte, o quien es estudiante de excelencia y, además, trabaja porque así lo exigen sus necesidades familiares”. 

Si un chico o chica actúa de esta forma por decisión personal, simplemente se aislará un poco de la comunidad juvenil a la que pertenece, pero debido tan sólo a que sus intereses son muy demandantes. Ahora bien, existe otro grupo, el de quienes se van al extremo: tienen muchísimas parejas y son mal vistos por aquellos que no tienen tanta suerte, señala la Dra. Celia González. 

Romper el círculo vicioso

Querer tener pareja es prioridad para casi todos, pero muchos fracasan en el intento sin que ello signifique que deben pensar en el suicidio o en enclaustrarse en un monasterio o convento. Al respecto, la entrevistada acepta que las abuelitas tienen razón cuando señalan que el noviazgo debe ser algo natural que llega en su momento, por lo que una persona obsesionada por encontrar a su “media naranja” tiene más posibilidades de fracasar que aquella que toma las cosas con calma y entiende que siempre hay “un roto para un descosido”. 

A la luz de la Psicología, dice la prestigiada especialista, un chico o chica en estas circunstancias suele sentirse angustiado y rechazado por el grupo al que pertenece, ya que le tildan de diferente. Y claro está que lo más preocupante es que quien ha sido “bateado” en varias ocasiones puede llegar a sufrir un periodo depresivo. 

“Los jóvenes ponen en riesgo su autoestima y se preguntan por qué ellos no pueden tener novia o novio; se comparan con sus amistades y se autocritican. Es allí que se establece cierta especie de obsesión por conseguir pareja, sin darse cuenta de que, mientras más lo intentan, más se percibe el sentido de urgencia. Es entonces que el rechazo está a la vuelta de la esquina y la situación crece como una espiral”, dice la experta en conducta humana. 

Esto explica en parte la popularidad de las relaciones virtuales, toda vez que “los adolescentes de hoy prácticamente nacieron con la computadora y conexión a Internet, lo que les permite conocer el mundo entero sin boleto de avión, recorrer todos los países desde su silla, sin costo alguno, sólo invirtiendo un poco de tiempo. Si lo vemos por el lado afectivo, las relaciones a través del chat proporcionan al individuo la posibilidad de evitar el riesgo de no ser querido o ser rechazado”, analiza la psicóloga. 

Sirvan para la reflexión las últimas palabras de la Dra. González Gómez, quien dice que aunque no se puede dar una receta general para todas las parejas, se puede decir que “noviazgo saludable es aquel que parte del respeto mutuo y la comprensión de que la otra persona tiene necesidades individuales, por lo que el deseo de estar las 24 horas del día juntos resulta asfixiante. Las parejas en general deben tener intereses personales y un área en la que la otra persona no intervenga; de la misma forma, no hay motivo para que uno de ellos abandone sus actividades habituales y la relación con sus amigos y familia”. 

Sea como sea, la especialista concluye que “el afecto en cualquier relación es básico, y si no existe en el noviazgo todo estará vacío. Es por ello que tener pareja solamente para que lo sepan los demás, es absurdo”.

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore