Parálisis facial por inflamación del nervio facial - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

11 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Parálisis facial, causa común de consulta neurológica

Lunes 19 de junio del 2017, 01:25 pm, última actualización.

La parálisis facial es una de las cinco principales causas de atención neurológica en México. Cambios bruscos de temperatura e infecciones de oídos o dientes, que no reciben atención adecuada, son causa habitual de este problema, el cual suele durar entre 6 y 8 semanas.

Parálisis facial
Parálisis facial, causa común de consulta neurológica

Se estima que se presentan de 20 a 30 casos por cada 100 mil personas al año, y está considerada dentro de las primeras causas de atención médica en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Alrededor de 75% de todos los casos de parálisis facial se deben al síndrome de Bell o inflamación del nervio facial.

En la mayoría de los casos, la recuperación es total y sólo en 5 de cada 100 pacientes se requiere tratamiento de rehabilitación. De acuerdo con el Dr. Ricardo Delamadrid Monroy, jefe de Terapia de la Unidad de Rehabilitación Región Sur del IMSS, en la Ciudad de México, “quienes padecen parálisis facial, como parte de su recuperación tienen que ejercitar la cara con diversos movimientos, por ejemplo, elevar cejas, cerrar los ojos, fruncir la nariz, reír y mover la boca, todo frente a un espejo”.

A su vez, el Dr. Carlos Cuevas García, jefe del Servicio de Neurología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, también en el Distrito Federal, asegura que la parálisis periférica figura entre las primeras cinco causas más frecuentes de consulta neurológica.

Características

Clínicamente, los músculos de un lado de la cara se debilitan o paralizan y los surcos alrededor de labios, nariz y frente se “alisan”. Al intentar sonreír, la boca se desvía hacia el lado opuesto a la lesión, en tanto la saliva puede salirse por el ángulo bucal; asimismo, la mejilla puede inflamarse.

“Este problema obstaculiza la masticación, causa sensación de pesadez en la lengua, irritación de párpados y córnea. A veces los pacientes no pueden cerrar el ojo, lo que ocasiona úlceras en la córnea por falta de lagrimeo”, agrega el Dr. Crisóforo Ordoñes López, coordinador de Estudios de Posgrado de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en la Ciudad de México.

Al respecto, el Dr. Cuevas García señala que en la parálisis periférica, los síntomas se presentan sólo en una mitad del rostro, incluyendo frente y párpados inferior y superior. 2 o 3 días antes de que se manifieste hay dolor intenso atrás del oído, dificultad para cerrar uno de los ojos y extrema sensibilidad ante la luz, aire, agua y polvo.

Detección y manejo

De acuerdo con el jefe del Servicio de Neurología de la UMAE, los especialistas del IMSS están capacitados para distinguir una parálisis facial periférica de una denominada central. Esta última aparece como consecuencia de una embolia o tumor y se caracteriza por afectar todo el rostro, aunque no impide al paciente alzar las cejas, fruncir la nariz y cerrar el ojo.

Para su diagnóstico preciso, el IMSS cuenta con estudio de electromiografía y velocidad de conducción, con los cuales se analiza el nervio y se observa hasta qué grado se ha lesionado la mielina, que es la sustancia fundamental para la rápida transmisión del impulso eléctrico nervioso.

Sobre los tratamientos, el Dr. Jefferson Proaño Narváez, adscrito a la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Neurológicas de la UMAE, comenta que ante dicho problema se prescriben antiinflamatorios esteroideos (corticosteroides) y antivirales; entre estos últimos se encuentra aciclovir, que sirve para inhibir la reproducción del virus del herpes simple tipo 1, otro causante de la parálisis facial. La terapia de medicamentos también puede incluir complejo B, un grupo de vitaminas que ayuda en la recuperación del conducto nervioso afectado.

Terapia con toxina

En 1 de cada 10 pacientes se presentan los casos más severos, por lo que para ellos el procedimiento médico más eficaz es la administración de toxina botulínica tipo A, en cuya aplicación la institución es pionera a nivel nacional. El Dr. Proaño Narváez indica que dicha sustancia se utiliza para el control de movimientos anormales y su efecto dura entre 3 y 6 meses, por lo que el paciente tiene que recibirla por tiempo indefinido, lo que no le genera consecuencia alguna.

Es importante tener presente que la toxina proviene del cultivo de la bacteria Clostridium botulinum, y sólo se utiliza una fracción purificada capaz de producir la acción terapéutica. Además, se utiliza en una cantidad extremadamente pequeña, lo que impide cualquier peligro de toxicidad, como en los casos de envenenamiento por botulismo, afección que es ocasionada por la contaminación de alimentos enlatados o embutidos.

Finalmente, el Dr. Ricardo Delamadrid Monroy explica que en cada persona el tratamiento es distinto y depende del grado que presente la lesión facial. En caso de parálisis severa, los derechohabientes son tratados con la aplicación de compresas calientes en la zona afectada o con ultrasonido y rayo láser, tres opciones que contribuyen a desinflamar el nervio facial y sus ramas.

Tratamiento con agujas

La parálisis facial periférica también puede tratarse con acupuntura, procedimiento que especialistas del IPN utilizan con éxito y que, por sus resultados, se constituye como terapia factible para quienes sufren de esa afección y requieren de tratamiento efectivo sin efectos colaterales.

El Dr. Ordoñes López comenta que de 100 pacientes tratados en la Clínica de la ENMH, 90% de casos obtienen resultados positivos en tres semanas, mientras que sólo 65% de las personas que reciben tratamiento alópata logran avances significativos y su recuperación es más lenta.

“La acupuntura es altamente efectiva para tratar la parálisis que se produce súbita o gradualmente, pues la aplicación de punciones permite estimular el músculo afectado y acelerar la regeneración nerviosa”, afirma. Y agrega que el tratamiento es más efectivo si se aplica de forma inmediata al aparecer el trastorno; lo ideal es que inicie 24 a 48 horas después de presentarse los síntomas.

“Si se tiene buena técnica, el procedimiento no es doloroso, sino natural, económico y no produce efectos colaterales como los pudiera tener la utilización de corticoides, que pueden provocar obesidad o desórdenes hormonales”, resalta el Dr. Ordoñes López.

La terapia consiste en la aplicación de punciones en 6 a 8 lugares específicos de la cara, además de uno en la mano y uno en pies durante 20 minutos por 15 días como mínimo para lograr una mejor recuperación. Los pacientes con el padecimiento que nos ocupa pueden acudir a la Clínica de Acupuntura del IPN, y al inicio del tratamiento se proporciona al paciente un juego de agujas, que quedan bajo su custodia y son esterilizadas antes de ser aplicadas para evitar cualquier infección.

Como puedes ver, existen diversos tratamientos para parálisis facial, pero es importante buscar ayuda médica en cuanto se presenten los primeros síntomas. De esta manera, la recuperación será más rápida y ello te permitirá retomar tus actividades diarias.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore