Recomendaciones para elgir psicólogo o psiquiatra - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Qué exigirle al psicólogo o al psiquiatra

Martes 10 de enero del 2017, 11:25 am, última actualización

Todo paciente tiene derecho a conocer cuál es el alcance de la terapia a la que acude, así como la formación profesional del especialista en salud mental que la ofrece; además, está en libertad de exigir conducta ética adecuada y la mejor atención.

Qué exigirle al psicólogo o al psiquiatra

Hasta hace poco, quien acudía a una terapia psicológica o psiquiátrica era tachado de loco, así de simple. Hoy las cosas se han modificado diametralmente, tal vez porque la presencia de las enfermedades mentales de todo tipo ha crecido en los últimos años, aunque hay quien afirma que lo que pasa es que hoy se cuenta con mejores herramientas para diagnosticar este tipo de padecimientos.

Sea como sea, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que aproximadamente 450 millones de personas en todo el mundo padecen algún problema mental, neurológico o de comportamiento, y que alrededor de 873,000 individuos en el planeta se suicidan cada año. Se sabe, asimismo, que 1 de cada 4 pacientes que visitan al médico, sin importar la especialidad que ostente el galeno, sufre algún desorden psicológico, el cual rara vez se diagnostica y, por ende, casi nunca se trata.

Tal parece que la sociedad y las autoridades gubernamentales no han tomado conciencia de la gravedad del asunto, y parece oportuno que las cosas empiecen a cambiar. Si has decidido consultar a un especialista en salud mental, te será muy útil atender algunas consideraciones al momento de “contratar” o acordar los términos del tratamiento con un terapeuta, independientemente de la escuela con que éste comulgue o de la técnica que utilice.

Pautas fundamentales

Cuando una persona busca ayuda es previsible que no las tenga todas consigo, es decir, sus capacidades intelectuales o emocionales probablemente se encontrarán alteradas, de tal manera que es posible que piense que el primer especialista del que tenga noticia le hará recuperar la tranquilidad y le ayudará a encontrar el camino hacia la estabilidad.

En realidad, hay que someter a cuidadoso escrutinio la elección del terapeuta, ya que existen muchos factores que se pueden pasar de largo. La Lic. Martha Vázquez Guerrero, experimentada psicoterapeuta del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt (enfoque psicoterapéutico que se orienta a la vivencia plena del presente y a desbloquear las pautas crónicas que detienen el crecimiento del ser humano), charló en exclusiva con saludymedicinas.com.mx para ayudarnos a entender los puntos finos que debemos evaluar.

Por principio, dice la especialista, “se debe reconocer la necesidad de pedir ayuda y hacerlo en ese momento, no posponerlo. Lo más común es que una persona llegue con un psicoterapeuta gracias a una recomendación, pero hay que decir que también se puede buscar en directorios, Internet, centros de salud o dependencias de apoyo a la comunidad, como las adscritas a la Secretaría de Salud o al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por ejemplo”.

Algo que no hay que olvidar, dice la también especialista en Letras Inglesas por la Universidad Nacional Autónoma de México, “es asegurarse de que el especialista esté certificado o tenga el reconocimiento oficial de una institución de prestigio, porque es muy común que haya charlatanes que se asuman como expertos en una materia y lo no sean”.

Sin embargo, especifica, “una pared llena de títulos no es sinónimo de capacidad para ayudar, ni tampoco de buena disposición. Lo que hago yo, dentro del enfoque humanista, es ofrecerle al paciente la base teórica, la experiencia y mi creatividad como psicoterapeuta para propiciar el ambiente en el que pueda experimentar vivencialmente su proceso; en esta medida la persona misma es la que podrá juzgar si está en buenas manos o no”, comenta.

La Lic. Vázquez Guerrero hace hincapié en la necesidad de que el paciente encuentre a un experto con el que pueda sentirse cómodo, sin que ello signifique que la cita se semeje a tomar café con un amigo; en realidad, hay que tener claro que no se acude a una terapia para entablar amistad con el especialista, y que se debe buscar a una persona confiable, con trayectoria profesional seria, que respete la individualidad del paciente y las opiniones de éste.

Hacerse amigo o no del paciente, refiere la entrevistada, es una decisión personal. “En mi caso, me di cuenta que no puedo ser terapeuta de mis amistades. Aunque en el trabajo terapéutico se desarrolla una relación de aceptación y confianza, prácticamente no socializo con mis clientes fuera del consultorio”, asevera.

Finalmente, dice la orientadora humanista, cuando el paciente se presente a su primera sesión deberá preocuparse por definir “las condiciones administrativas en las que se desarrollará la relación terapéutica: horario, frecuencia de las sesiones, honorarios, procedimientos en caso de retardos, faltas, cancelaciones de última hora; así como tener claro el enfoque terapéutico en el que trabajarán”.

Ahonda al respecto: “Esto es de manera general, pero en particular, si la persona tuviera alguna duda, es importante que la exprese en el momento en que surja. Aparte de los aspectos formales, es muy importante que el individuo sienta un mínimo de confianza para que pueda darse la relación terapéutica, lo que se podrá averiguar en el curso de las primeras sesiones”, sentencia.

Duración del tratamiento y ética profesional

Aunque los problemas mentales forman parte del universo de las enfermedades, no hay una regla para establecer el tiempo de recuperación, pues cada caso es diferente y responde a diferentes factores. El tiempo que durará una terapia será, en principio, definido por la gravedad o complejidad del padecimiento, pero también de la orientación teórica del terapeuta, de su capacidad y experiencia y, por supuesto, del interés que demuestre el paciente para superar sus males.

Una recomendación sumamente valiosa es la que nos ofrece la experta en terapia Gestalt: “Es difícil hablar de tiempos en general, pues cada persona es diferente y tiene su propio ritmo. Cuando con algún cliente he sentido que la terapia está estancada, lo he hablado con él y salvamos el escollo o surge nuevo material para trabajar. De igual manera si el cliente es el que percibe que la terapia no está funcionando, puede sugerirlo para revisión”.

En el renglón de la ética hay que ser muy cuidadosos y saber que los especialistas en salud mental están regidos por normas que, de ser violadas, pueden acarrearles sanciones de diversa índole; en casos extremos, corren el riesgo de perder su licencia profesional y estar impedidos para trabajar dentro de esta área.

Asimismo, el paciente tiene derecho al secreto profesional, por lo que es inaceptable que se viole su confianza y la confidencialidad de los datos que informa al terapeuta, así como recibir proposiciones o insinuaciones sexuales o que atenten contra su moral.

Quizá haya muchas otras interrogantes sobre este tema, pero es probable que las más recurrentes hayan sido despejadas. Recuerde, sobre todo, que usted tiene el derecho de elegir a la persona que más se ajuste a sus necesidades e incluso rechazar el tratamiento durante las primeras sesiones del mismo.

Por último, y para ser justos, hay que señalar que el psicoterapeuta también tiene derechos y puede actuar en modo semejante: “Es válido para nosotros rechazar a un paciente, ya sea porque éste quiera trabajar una situación similar a una experiencia del terapeuta, y que todavía no ha podido resolver, así como por aspectos que pudieran parecer de menor trascendencia, por ejemplo, que yo no acepte que fumen en mi consultorio y que la persona no quiera dejar de hacerlo; en ese caso, lo que procede es canalizarla a otro psicoterapeuta”, concluye.

Si tienes más dudas acerca de este tema, puedes consultar la página del Instituto Humanista de Psicoterapia Gestalt: www.ihpgestalt.com.mx, desde donde también puedes realizar preguntas a sus especialistas.

Guía rápida para elegir a un especialista en salud mental

  • No busques “el más caro”, porque ello no le garantiza la mejor atención.
  • Prefiere uno que se encuentre cerca de tu domicilio, aunque es preferible recorrer una gran distancia si el especialista elegido te brinda confianza.
  • No aceptes ayuda gratuita si no confías en ella.
  • Los servicios a cargo del Gobierno Federal (IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud) cuentan con áreas especializadas en salud mental. Quizá la atención sea menos glamorosa que en un consultorio privado, pero es de utilidad.
  • Recuerda que un psicólogo no está facultado para prescribir medicamentos controlados. Un psiquiatra sí.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore