Vacaciones en casa, ¡ideas para no aburrirse!

  • SyM - María Elena Moura
3.3 (66 %) 9 votos 5 1
Temporada vacacional en casa, Vacaciones productivas
Con un poco de creatividad, los días de descanso en casa pueden ser ¡divertidos!

Pasar la temporada vacacional en la ciudad donde vives no es sinónimo de aburrimiento, al contrario, puede ser la oportunidad para conocer a detalle los alrededores, descubrir nuevos lugares y, sobre todo, convivir con familia y amigos.

Museos y centros culturales

Probablemente tus fines de semana los dediques a descansar en el hogar, tras arduas rutinas de trabajo o escuela, sin embargo, en estas vacaciones puedes darte el lujo de visitar lugares que la ciudad tiene para ti, como centros recreativos y culturales, museos, exposiciones, restaurantes y mucho más.

Según la Secretaría de Turismo, existen en la Ciudad de México 169 museos, 42 galerías de arte, al menos, y cerca de 240 centros culturales, así que nada de pretextos, hay para todos los gustos y a precios accesibles.

La gran mayoría de estos espacios cuenta con zonas para fomentar la convivencia con familia y amigos, ofreciendo servicios de cafetería, talleres de manualidades y destrezas, exhibición de películas no convencionales, obras teatrales e incluso, áreas verdes.

Normalmente sus horarios son de 10:00 a 17:00 horas de martes a domingo (día en que generalmente son gratuitos); algunos también abren sus puertas los lunes y otros más tienen horarios vespertinos, es importante revisar la cartelera en periódicos o Internet.

Recorrer estos inmuebles a paso lento ayuda al relajamiento y evita el estrés, a la vez que ayuda a adquirir nuevos conocimientos con los que se ejercitan mente, memoria y relaciones humanas, ya que los aprendido puede ser tema de conversación con los seres cercanos.

Bibliotecas

Los centros de lectura son otro buen lugar para visitar en vacaciones, ya que nos permiten acercarnos a un sin fin de mundos a través de la literatura. También representan una oportunidad para profundizar en aquellos temas que despiertan nuestro interés, pero que no conocemos a fondo.

Todos estos temas ofrecen la oportunidad de ejercitar las capacidades de investigación y análisis, así como facilitar la comunicación al contar con una opinión sólida acerca de distintos temas de interés general.

Vacaciones en casa
Actividades para hacer en casa en vacaciones

Centros deportivos, recreativos y cursos de verano

En vacaciones también es muy buen momento para dedicarse a algún deporte que ejercite cuerpo y mente. Siempre hay opciones que se ajustan a las necesidades de tiempo y gusto de cada individuo. Los beneficios de la actividad deportiva son:

  • Ayuda a combatir estrés, ansiedad y depresión.
  • Favorece la convivencia entre amigos y familiares, además de brindar la oportunidad de socializar con más gente.
  • Auxilia en el control de peso, ya que contribuye a quemar calorías.
  • Mejora la autoestima e imagen.
  • Contribuye a la circulación de oxígeno en la sangre.

Puedes practicarlo en familia o con amigos dando paseos en bicicleta, ya que además de ser muy agradable y divertido favorece la convivencia y hace más fuertes los lazos afectivos.

Por otra parte, diversas instituciones ofrecen cursos de verano para niños, jóvenes y, en general, para personas de todas las edades que deseen adquirir nuevos conocimientos.

Además, numerosos centros disponen de atractivos programas para quienes se quedan en casa, que incluyen obras de teatro, conciertos, funciones de danza y cine, cursos, talleres, áreas para hacer deporte o simplemente adquirir diversas destrezas.

Jamás falta uno de estos espacios cerca de nosotros, y nunca es tarde para aprender algo nuevo, basta acudir a solicitar informes para saber qué ofrecen y cuándo nos gustaría empezar.

Vacaciones en casa
¿Alguien estará así estas vacaciones?

En casa y en la calle

Las vacaciones son el tiempo perfecto para divertirnos y pasar momentos agradables, no necesariamente fuera de casa. ¿Cómo? Aquí, algunas recomendaciones de lo que puedes hacer:

  • Realizar esa limpieza que vamos postergando debido a las rutinas diarias, lo cual puede resultar en una estancia más cálida y acogedora, además de brindarnos tranquilidad emocional.
  • Emprender caminatas por las calles, lo cual ayuda a despejar la mente y relajar el cuerpo. En estos momentos se abre también la posibilidad de visitar a viejas amistades y familiares que hace tiempo no vemos, o sacar a pasear a nuestras mascotas.
  • Acudir al cine, al teatro o a algún restaurante y degustar sol@ o acompañad@.

Muy cerca del hogar podemos disfrutar de diferentes actividades y enriquecernos de la cultura, arte, tradiciones, gastronomía, ciencia, tecnología, en fin, de todo aquello que no conocemos o que no hemos probado, incluso fuera de lo convencional.

Aprovecha cada momento de esta temporada vacacional para "refrescar" la mente y recuperar la energía perdida por la rutina en la escuela o el trabajo.

Descansar no implica únicamente estar acostados en casa o no hacer nada, sino salir de la rutina, regalarnos tiempo a nosotros mismos, darnos la oportunidad de adquirir nuevos conocimientos, convivir con seres queridos y visitar aquellos sitios que están a nuestro alrededor.

descarga este artículo en PDF