Consejos para iniciar la vida sexual de los hijos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Amores precoces

Miércoles 07 de diciembre del 2016, 10:09 am, última actualización

¿Qué factores contribuyen para que los adolescentes inicien su vida sexual activa?, ¿qué riesgos enfrentan?, ¿qué pasa con quien no quiere sostener relaciones sexuales?, ¿tienen la suficiente información para vivir plenamente su sexualidad?

Amores precoces

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Juventud 2010, en la actualidad 1 de cada 3 jóvenes menores de 19 años ha tenido relaciones sexuales, en comparación con 22.3% registrado en 2000.

“En las investigaciones que nosotros hemos hecho, los números no han cambiado mucho”, señala en entrevista para saludymedicinas.com.mx la maestra Paulina Millán Álvarez, directora de Investigación del Instituto Mexicano de Sexología, A.C. (Imesex) y añade, “por ejemplo, en 2003, en una muestra nacional de 3,727 adolescentes, esta era la situación:

            Edad

 Sí han tenido relaciones sexuales

Entre 12 y 14 años

8.6%

Entre 15 y 17 años

26.9%

Entre 18 y 21 años

50.9% 

Por otro lado, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2006 (Ensanut) reveló que en el grupo de 12 a 19 años, 14.4% de los adolescentes ya había tenido relaciones sexuales”.

La sexóloga anota que es difícil equiparar estudios y todavía más complicado determinar qué factores cambiaron para que los/as adolescentes hayan incrementado sus relaciones sexuales,  “Habría que ver qué tipo información recibieron y en qué momento, pues los chicos que tienen educación sobre la sexualidad de manera oportuna, tienden a retrasar el inicio de esta actividad”.

 “Lo que sí es un hecho es que los jóvenes están empezando relaciones de pareja o románticas más temprano que antes y eso es un dato que ya he visto reflejado en varios estudios”, apunta la investigadora.

Explicaciones

Al preguntar la causa de este hecho, la maestra Millán Álvarez apunta que los chicos “están en contacto con datos y situaciones que antes se conocían más tarde en la vida. Sin una adecuada educación y apertura para hablar de estos temas, sucede que se encuentran solos ante la decisión de comenzar la actividad sexual. Es decir, educar sobre sexualidad en la adolescencia temprana funcionaba más hace algunas décadas (llegábamos más ‘a tiempo’ a cubrir sus necesidades, por así decirlo) que en la actualidad”.

En este sentido, añade: “Siento que no hemos logrado empatar los cambios sociales con la educación en general, pero sobre todo, con la formación en sexualidad. Hace unos 15 años, nadie iba a pensar en el impacto y difusión de la sexualidad en foros como las redes sociales, donde algunos jóvenes comparten su vida en pareja. En suma, hay muchos asuntos que se nos escapan, y como resultado de eso, la educación que reciben los muchachos no cubre sus necesidades ni expectativas”.

Comenta que en la actualidad es imposible supervisar la cantidad de información que los niños y adolescentes encuentran en todos lados, particularmente en internet, y añade: “El problema es que todavía hay maestros y padres que creen que sus hijos están muy jóvenes para recibir educación, y cuando deciden dárselas, resulta que ya lo averiguaron por otro medio”.

Diferente perspectiva

Por otra parte, la especialista señala que la cuestión de género juega importante papel, pues “se espera que las mujeres sean vírgenes o inexpertas, mientras que a los hombres se les exige experiencia sexual, situación que no acaba en la adolescencia. En el Imesex vemos a muchos varones de todas las edades con conflictos causados por los estereotipos sociales. Por eso, nuestra propuesta es que la educación sea lo más temprana que se pueda, por ejemplo, que en preescolar se pudiera enseñar a los niños las diferencias anatómicas del cuerpo masculino y femenino, sin tapujos y sin recurrir a los esquemas socioculturales tradicionales”.

Ante la pregunta de qué pasa cuando un chico decide posponer el inicio de su vida sexual, dice la sexóloga: “Lo que hemos visto es que incluso son ellos mismos los que reaccionan mal cuando no desean tener relaciones sexuales. Se sienten ‘menos hombres’. Hay jóvenes que empiezan a tener más conciencia de que el sexo no determina su valor como persona, pero en general son pocos”.

Por su parte, esta situación cambia cuando se trata de una mujer: “las chicas siguen recibiendo de sus padres la consigna de no tener relaciones sexuales hasta casarse. Esto lo vimos también en el estudio nacional que hicimos con adolescentes”.

¿Preparados para su primera vez?

A pesar de que los chicos cuentan con cierta información, “no toman las precauciones adecuadas. Esto, desde luego, tiene que ver con que el sexo sigue siendo tema tabú, pero también con el hecho de que reciben información, pero pocas estrategias para aplicar lo aprendido. Por ejemplo, ponerse un condón no sólo implica saber cómo abrirlo y desenrollarlo, sino asimilar la responsabilidad que esto conlleva, y en algunos casos, la habilidad para negociarlo con la pareja”, indica la experta.

Ante la inadecuada educación sexual, los jóvenes enfrentan diversos riesgos, como anota la maestra Millán Álvarez: “Además de los embarazos no planeados, ahora hay que considerar las enfermedades de transmisión sexual en mujeres y hombres de todas las edades, sobre todo las que al principio no tienen síntomas, como el virus del papiloma humano”.

Pensar antes de actuar

En cuanto a cuáles consejos para iniciar la vida sexual darles a los hijos, la experta sugiere “tomar la decisión sin presión alguna y por motivos propios. Él/ella es la única persona responsable de sus actos y debe considerar los pros y contras. Siempre puede esperar a tener relaciones sexuales cuando realmente se sienta preparado, así se responsabiliza de su salud, la de su pareja e, incluso, de la sociedad”.

En el caso opuesto, es decir cuando un chico/a aún no quiere tener relaciones íntimas, propone “que no ceda a presiones y lo haga sólo cuando se sienta preparado, ya que sólo él/ella sabe cuándo”. 

Finalmente, ¿qué deben hacer los padres para que sus hijos vivan su sexualidad plenamente? La maestra Millán Álvarez aconseja lo siguiente: “A los jóvenes les gusta que sus padres se acerquen a ellos y no ‘se espanten’ por lo que saben o por sus opiniones sobre el tema. De nada sirve reprimir su curiosidad ni imponerles valores que les son ajenos. Los chicos prefieren que sus puntos de vista sean respetados y ser tratados como seres capaces de saber lo que quieren, como personas inteligentes con quienes se puede conversar”.

SyM - Alejandro Robles

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore