Cutting o autolesión: el dolor como remedio - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cutting o autolesión: el dolor como remedio

Viernes 21 de abril del 2017, 08:55 am, última actualización

En Internet se pueden encontrar imágenes de adolescentes que se autolesionan cortándose para experimentar sensación de dolor que les permita afrontar estados depresivos o encauzar emociones desagradables. A esto se le ha llamado cutting.

Cutting, Agresión a uno mismo, Dolor emocional

¿Por qué hay adolescentes que se cortan?

Las heridas son precisas, ubicadas en partes del cuerpo bien determinadas (brazos, muñecas, piernas) y realizadas con trazos fríamente calculados. ¿Por qué alguien, casi siempre joven, toma un cuchillo o navaja para ocasionarse dolor y crear huellas imborrables en su cuerpo?

La respuesta no es sólo una. "Hacerse daño a uno mismo no es un padecimiento concreto, sino un síntoma que puede asociarse con diversos trastornos mentales y psiquiátricos, por lo que puede ser una manera de expiar culpas, encauzar frustración, hacer frente a una depresión profunda o como reacción a alucinaciones (percepciones imaginarias que parecen reales)", señala la psicóloga Cecilia Quero Vásquez, adscrita a la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología (Amapsi).

La psicoterapeuta señala que la principal causa del cutting es un intento por superar el dolor emocional, el cual es más frecuente en varones adolescentes; sin embargo, no hay un grupo social ni una causa definitiva, por ello cada persona requiere una evaluación precisa con un psicólogo o psiquiatra que ayude a establecer el mejor tratamiento psicológico para adolescentes que se cortan.

Autolesiones en la adolescencia

"Cuando cursaba la primaria hubo una ocasión en que me caí al jugar y me puse a llorar por un raspón que me hice en la rodilla; entonces llegó un compañerito que dijo que podía quitarme el dolor y, aunque al principio lo dudé, le pedí que lo hiciera. Para mi sorpresa, me pegó en el hombro muy fuerte y luego me preguntó: ‘¿ahora en donde te duele?'. Le contesté que en el brazo y, en efecto, se me había olvidado lo de la pierna".

Parece extraño, pero este episodio recordado por la experta describe en forma sencilla la conducta que siguen muchas personas que se cortan. Alguien con depresión profunda puede comenzar a agredirse para desplazar el dolor emocional que le resulta insoportable, y lo transforma en una experiencia física que siente que puede controlar mejor, ya que la profundidad, número y tamaño de las lesiones obedece a una decisión personal.

También hay ocasiones en que encontramos individuos que se hacen heridas porque consideran que es una forma de "entrenarse" en el manejo de experiencias difíciles y tristes.

Algunos adolescentes comienzan a hacerse heridas con una navaja o cutter (de ahí "cutting") como parte de un juego en el que se retan para ver "quién aguanta más". En la mayoría de las veces, estas prácticas no tienen trascendencia, pero en ocasiones son el "gatillo" que desencadena un comportamiento de autolesión en jóvenes que, sin causa aparente, empiezan a lastimarse cuando están solos.

Aunque las prácticas de autolesión nunca tienen el objetivo de generar la muerte, pueden catalogarse como "tendencias suicidas" pues, además de que hacen que la persona pierda sensibilidad respecto a su propio cuerpo, pueden convertirse, junto con comportamiento depresivo y manejo inadecuado de los problemas, en el antecedente de intentos reales de quitarse la vida.

¿Cómo saber si tu hij@ se corta?

Esto no es fácil de detectar debido a que al principio los muchachos tienen la tendencia a dañarse en lugares expuestos, como brazos y piernas, pero cuando reciben las primeras llamadas de atención comienzan a lesionarse en el tronco, espalda y muslos, que no son visibles para sus padres o maestros.

Haciendo hincapié en las autolesiones en la adolescencia (cuando se presenta esta actitud con mayor frecuencia), es común notar fuerte incapacidad para relacionarse debido al resentimiento que generan experiencias de soledad, traición o abandono de los padres. Son chicos que:

  • No se vinculan porque les molesta el trato con los demás.
  • Tienen un amigo o amiga "favorita", pero no cuentan con más personas de confianza.
  • En ocasiones finalizan una relación de noviazgo de varios meses de duración para "no lastimar" a su pareja o no permitir que se enamoren de ellos.

Algunos jóvenes con conducta de autoagresión también gustan de hacerse perforaciones y tatuajes. "No quiero decir con esto que todos los chicos que recurren al piercing u otras manifestaciones de este tipo tengan la tendencia a hacerse cortaduras u otras formas de daño físico, pero sí he notado que en ciertos casos, además de la finalidad estética, existe deseo por experimentar dolor en forma sublimada, es decir, a través de recursos que aunque agresivos son mejor vistos socialmente", aclara la terapeuta.

Autolesión: más de un origen

Hay factores que desencadenan la agresión a uno mismo, por ejemplo:

  • Sentirse culpable o merecedor de castigo. La autoflagelación se convierte en una manera de tratar de alcanzar el perdón; su origen se encuentra en problemas emocionales generados por una educación familiar, escolar, religiosa y/o social cargada de normas de comportamiento regidas por el miedo al castigo. Sería el caso de aquellos adolescentes que se autolesionan por creer que son responsables del divorcio de sus padres o la muerte de alguien.
  • Incapacidad para resolver situaciones conflictivas que generan frustración. Por ejemplo, hay personas que se destrozan la mano y los nudillos porque discuten con su pareja.
  • Incapacidad para alcanzar un objetivo, o para entender la frustración relativa (aquella que se presenta ocasionalmente y que impide el cumplimiento de un anhelo), lo cual es generado por una "bomba" de emociones contenidas, como dolor, tristeza, temor e impotencia que el individuo no ha resuelto y que hace que se vuelva violento en dos direcciones: hacia sí mismo o hacia los demás.
  • Esquizofrenia. Trastorno de la personalidad que ocasiona distorsión del pensamiento. "En personas con este padecimiento mental se llega a presentar zoopatía delirante: alucinaciones que les hacen creer que hay animales, gusanos o insectos debajo de su piel, por lo que toman un cuchillo o empiezan a rasguñarse para tratar de sacarlos".

SyM - Rafael Mejía

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore