Propiedades medicinales de la hierba de San Juan - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Calma... mucha calma con la hierba de San Juan

Martes 13 de diciembre del 2016, 11:35 am, última actualización

Tiene tantos nombres como utilidades descubiertas, pero es más conocida como hierba de San Juan o hipérico. Su popularidad ha crecido a raíz de que se ha comprobado que posee efectos antidepresivos, pero también ha demostrado consecuencias negativas.

Hipérico o Hierba de San Juan

La comunidad científica reconoce a la hierba de San Juan como Hypericum perforatum, y se sabe que es una especie originaria de Europa, norte de África y Asia occidental, aunque ahora también crece en Estados Unidos y Canadá.

Se ha utilizado en la Medicina tradicional desde la Edad Media, principalmente en forma oral para reducir la inflamación, aliviar dolores de cabeza y estómago e insomnio, como diurético (motiva la acción de orinar) y para tratar la angustia; se aplicaba sobre la piel para atender hematomas (inflamación debido a golpes, la cual torna de color azul la zona lesionada), dolores musculares, quemaduras leves, reducir las manchas en la piel y para las hemorroides. No obstante, hay evidencias de su uso desde mucho antes, pues se sabe que en la antigua Grecia personajes relacionados con la Medicina como Hipócrates y Galeno lo consideraban un remedio natural contra la "posesión demoníaca".

Actualmente, la hierba de San Juan es utilizada con todo éxito para tratar depresiones leves, aunque también ha comprobado eficacia en casos de intranquilidad, enuresis (no contener la orina mientras se duerme), insomnio e hipertensión y de tener propiedades medicinales como antiespasmódico (ayuda a evitar los espasmos, es decir, la dificultad para que entre aire a los pulmones) y astringente (contrae los tejidos); además, al aplicarse en heridas modera la reacción inflamatoria en los tejidos que rodean la contusión, tiene efecto anestésico local, por lo que calma el dolor en forma suave, es antiséptico y estimula la cicatrización.

Naturalmente… mucho cuidado

La hierba de San Juan tiene muchos principios activos, pero el principal componente es hipericina, pigmento que se localiza en tallos, hojas y los pétalos de la flor.

A diferencia de los antidepresivos sintéticos, este compuesto natural no genera disminución de la libido (apetito sexual), boca seca y mareos, consecuencias frecuentes de tales medicamentos y que no aparecen con el hipérico.

Cabe destacar que la manera en que enfrenta a la depresión es que su efecto no se limita a la serotonina, neurotransmisor responsable del bienestar, sino también a la noradrenalina, la que a su vez se relaciona con la generación de energía, y a la dopamina, vinculada al placer.

Por otra parte, la hierba de San Juan puede interactuar con otros medicamentos, por ejemplo, los empleados en el tratamiento de la depresión o con anticonceptivos orales e, incluso, estudios recientes se han abocado a conocer su interacción con fármacos empleados para el sida; aunque los resultados preliminares son alentadores, no hay nada concluyente todavía.

Pese a ello, el hipérico puede reaccionar con otros medicamentos y cambiar la manera en que funcionan en el cuerpo, como con los anticoagulantes u otros antidepresivos de origen sintético, así como ciertos antivirales, debido a la hipericina. Igualmente, se sabe que pese a ser un producto de origen natural puede generar manifestaciones negativas, entre las que pueden mencionarse:

  • Ansiedad.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Erupción en la piel.
  • Fotosensibilidad (susceptibilidad al Sol).
  • Insomnio.
  • Irritabilidad.
  • Las mujeres embarazadas no deben consumirla, ya que puede causar contracciones del útero.
  • Las madres lactantes tampoco, debido a que puede producir sueño excesivo y cólicos en el bebé.
  • Malestar gastrointestinal.

Cómprelo… llévelo

La cuantiosas cualidades que se han encontrado a la hierba de San Juan han despertado el interés de propios y extraños para su comercialización, al grado que puede encontrarse en diversas presentaciones, siendo la más popular su forma natural (sin procesamiento químico) que puede conseguirse en el mercado en forma de manojos. De esta manera es utilizada para preparar te a fin de disminuir tensión nerviosa, irritabilidad o alteraciones emocionales asociadas a la menopausia o el síndrome premenstrual, así como para lavar con dicha infusión heridas y quemaduras.

Igualmente puede conseguirse en otras presentaciones farmacéuticas, como extracto o tintura (en el tratamiento de enuresis infantil se administran 5 a 10 gotas por la noche), jarabe, aceite o formando parte de fórmulas de cremas o ungüentos para aliviar calambres o dolores nerviosos localizados, como ciática o codo de tenista, así como la inflamación de los senos durante la lactancia.

El hipérico, o hipericum como también es conocido, debe el nombre de hierba de San Juan a que florece en la proximidad de la festividad de este santo, el 24 de junio, en México y el mundo. No obstante, a lo largo de todo el año es fácil conseguirla en las formas comerciales que hemos señalado con anterioridad, lo cual no le resta importancia al hecho de que debe suministrarse bajo la supervisión de un médico, sobre todo cuando se trate de estados depresivos, no lo olvide. 

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore