Variaciones en el peso corporal por estrés - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo influye el estrés en el peso corporal

Martes 31 de enero del 2017, 04:48 pm, última actualización.

Es común experimentar ligeras variaciones en el peso corporal, sin que ello signifique alejarse demasiado de lo que marcan tablas o estándares. No obstante, hay quienes manifiestan cambios que se salen de los límites establecidos, situación que por lo regular se asocia al consumo de alimentos, y no a alguna anomalía orgánica o mental.

Estrés, Sobrepeso
Cómo influye el estrés en el peso corporal

Seguramente coincidirás con la apreciación de que hay diversas formas de comer, por ejemplo, quien lo hace por placer, en forma selectiva y autorregulada es calificado gourmet o hedonista, en tanto aquellas personas que ingieren comestibles sin control, elección ni satisfacción, suelen identificarse como "comedores compulsivos". Cabe destacar que estos últimos, generalmente, canalizan su ansiedad y estrés hacia la comida, conducta aprendida a lo largo de su vida.

"Para comprender tal situación consideremos que el ser humano, desde su nacimiento, se vincula a su madre por medio del alimento, después durante la etapa preescolar, se comienza a premiar al chico con golosinas si se porta bien, cumple con sus tareas y guarda los juguetes, acciones que ocasionan que se genere en el menor la idea de que cualquier necesidad, apoyo o recompensa tiene que ser cubierta mediante la comida", explica en entrevista para saludymedicinas.com.mx la nutrióloga y psicoterapeuta Luisa Maya Funes, quien fuera coordinadora del Programa de Obesidad del Departamento de Medicina Psicológica del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ), dependiente de la Secretaría de Salud.

Por supuesto, también existe la otra cara de la moneda, pues hay individuos que por estrés, ansiedad o depresión dejan de comer porque el alimento les provoca repugnancia, lo que puede ocasionar que en pocos días pierdan hasta 5 kg. "Cualquiera de los dos extremos trae consecuencias negativas para la salud, más aún si la persona padece diabetes mellitus (enfermedad que se caracteriza por altos niveles de glucosa o azúcar en sangre) y se alimenta compulsivamente o deja de hacerlo pues, por un lado, la sobrealimentación eleva de manera importante la glucosa sanguínea y, por otro, la falta de comida la reduce (condición conocida como hipoglucemia). Asimismo, el problema puede derivar por igual en falta de nutrientes o en obesidad, siendo esta última importante factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares (aquellas que dañan corazón y sistema circulatorio), graves molestias en articulaciones, dificultad para respirar y baja autoestima", advierte la entrevistada.

Tensión: "El pan nuestro de cada día"

Es evidente, por tanto, que entre los factores que influyen en la forma de alimentarnos está el estrés, trastorno que todos sufrimos y del que siempre se hace mención pero, ¿sabemos en qué consiste y cómo se genera? La ciencia establece que se trata de proceso caracterizado por actividad excesiva (sobreactivación) en las funciones de los sistemas nervioso, endocrino (asociado a la respuesta hormonal) e inmunológico (relacionado con las defensas del organismo), así como en los llamados sistemas complementarios, como el simpático (encargado de movilizar las reservas de energía en estados de emergencia) y parasimpático (cuya función consiste en conservar y almacenar dichos acopios).

Por su parte, la sobreactivación obliga al cuerpo a consumir energía para poder hacer frente a posibles peligros, momento en que las hormonas desempeñan crucial papel; por ejemplo, la adrenalina se encarga de aumentar el ritmo cardiaco y respiratorio con el propósito de enviar más sangre a cerebro y músculos, lo que facilita la capacidad de pensar y ponerse en actividad, mientras la llamada hidrocortisona ayuda a movilizar las reservas energéticas.

"Lo anterior genera desgaste corporal, haciendo necesaria la intervención del sistema parasimpático, a fin de restaurar y almacenar energía; como ejemplo de lo anterior tenemos lo ocurrido con el proceso de digestión, el cual se detiene durante la acción del sistema simpático para que la sangre, que normalmente irriga el estómago, se reparta por los músculos. Por tal motivo, muchos especialistas han llamado la atención sobre los riesgos de agentes causantes de estrés prolongados o repetitivos, pues no permiten que el cuerpo se reponga", explica la Dra. Maya Funes.

Soluciones

Sin duda, al paso del tiempo, el alimento ha adquirido múltiples connotaciones simbólicas, asociándolo generalmente a momentos de festejo, agrado, placer, satisfacción y bienestar; en este contexto, muchas personas sienten que no sólo nutren a su organismo, sino que hacen lo mismo con su alma debido a que se les inculcó esa idea desde edad temprana. Por este motivo, cuando enfrentan situaciones que les causan estrés, ansiedad o angustia compensan tal insatisfacción comiendo; en caso contrario, a quien no se le enseñó a darle tanto valor a los alimentos, obviamente no va a recurrir a ellos como satisfactor en momentos de tensión.

"En estos casos es indispensable que el paciente detecte aquellos factores que le provocan estrés y analice su conducta alimentaria, lo que tiene como finalidad que logre controlar ambos elementos. Si no es posible que lo haga por sí mismo, deberá recurrir a terapia psicológica que le proporcione apoyo, encamine a manejar este tipo de conducta, incremente su autoestima y genere conciencia sobre su forma de comer. Posteriormente, será necesario canalizar su ansiedad hacia la práctica de alguna actividad que le resulte placentera y relajante, como hacer ejercicio o asistir a clases de pintura o fotografía", indicó la Dra. Maya Funes.

Por último, cabe destacar que los afectados que han logrado manejar el estrés no están exentos de sufrir recaídas, pero es fundamental comprender que ello es parte del proceso de adaptación que, además, les permitirá reconocer con facilidad los momentos de crisis con la finalidad de controlarlos cuanto antes.

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore