Cómo superar los miedos sociales y pensamientos catastróficos - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cómo superar los miedos

Jueves 15 de diciembre del 2016, 12:42 pm, última actualización

Los seres humanos tenemos miedos comunes a otras especies animales, por ejemplo, a perder la vida, a la agresión física, a la inferioridad ante adversarios o a que nos lastimen, los cuales son temores naturales que ayudan a la supervivencia, pues cuando los sufrimos el cuerpo se prepara para superar momentos difíciles.

Cómo superar los miedos, Superar miedos y temores

Ante una circunstancia de riesgo inminente, instintivamente los sentidos se percatan del mismo y el mecanismo de alerta nos advierte del peligro. Entonces, los temores naturales actúan en el cuerpo como alarma que eleva al máximo los niveles de vigilancia y de precaución, de manera que el miedo nos permite superar las contingencias que lo provocan. 

Igualmente, los seres humanos hemos desarrollado temores que no poseen los animales, los llamados miedos sociales, al fracaso, a la crítica y al "si digo esto cómo lo tomarán los demás", por citar algunos, de modo que afrontarlos y superarlos dependerá de nuestra autoconfianza. 

Origen de los miedos sociales

Desde pequeños nos enfrentamos día a día a nuevos retos que nos significan también temores. Al irlos superando crecemos en capacidades y madurez; sin embargo, igualmente habrá miedos que detengan esa superación y obstaculicen el camino al éxito. 

Muchas ocasiones estos miedos están basados en ideas irracionales o fundamentados en la preocupación de opiniones externas, lo cual adquiere valor si ello nos impulsa a ser mejores y a corregir errores con el afán de no ser uno más en cualquier actividad que desempeñemos. Pero, si el temor se convierte en inseparable acompañante, estaremos hablando de una actitud que estanca, limita y deteriora la capacidad de decidir en un momento crucial. 

Lo que es un hecho es que temor e inseguridad van de la mano, causando baja autoestima y viceversa, así como un círculo vicioso que impide el crecimiento. 

Miedo es distinto a pánico

Para saber cómo superar los miedos, primero hay que distinguir entre conceptos muy relacionados pero que aducen a situaciones distintas: 

  • Miedo. Estado de ánimo caracterizado por inquietud o perturbación. Surge cuando nos hallamos en una situación de peligro o malestar. Se trata de un mecanismo de alerta que a veces se activa sólo al pensar en aquello que debemos enfrentar.
  • Pánico. Trastorno que desencadena ataques de angustia profunda y de pérdida de autocontrol. A veces aparece de manera totalmente imprevista y genera una idea de catástrofe inminente.
  • Fobia. Miedo irracional en relación a un objeto o a una situación particular, el cual resulta intenso y paralizante; impide cualquier reacción en presencia de aquello que lo desencadena.
  • Ansiedad. Aparece cuando sentimos fuerte malestar (tensión, preocupación o excitación) en ausencia de peligros reales y concretos. Quien la padece tiene dificultad para tomar cualquier tipo de decisión.

Valor, arma inmejorable para enfrentar los miedos

La psicóloga chilena Susana Veilati refiere que la manera de enfrentar los miedos es haciendo uso del valor, al cual define como actitud caracterizada por una conducta activa, relativamente tranquila y dueña de sí misma, ante una situación de la que el individuo sabe que debe esperar temor, peligro o dolor. 

De acuerdo con la especialista, una forma de denotar valor es evitando pensamientos catastróficos, buscando lo positivo, arriesgándonos hasta donde podamos y confiando en nosotros mismos. "Si somos cobardes serán otros quienes actúen por nosotros", agrega. 

¿Cómo enfrentar los miedos?

Hay que romper la barrera del temor y salir del estancamiento. Lo que recomiendan los psicólogos cuando se trata de superar miedos y temores es primero reconocer nuestros errores, labor nada fácil que muchas veces requiere ayuda de especialistas, quienes han logrado identificar las cinco faltas más recurrentes en que caen las personas que tienen al miedo como consejero: 

  • Generalizar. Es extraer conclusiones de un solo dato, por ejemplo, personas que han tenido un fracaso amoroso consideran que nunca tendrán suerte y siempre sufrirán.
  • Distorsionar la imagen personal. Como ocurre con lo anoréxicos (a pesar de estar muy delgados se ven gordos), algunas personas tienen deformada su autoimagen y no son capaces de reconocer sus méritos.
  • Exigirse demasiado. Muchas veces pensamos que los momentos de relajamiento no son productivos y olvidamos que no hay tiempo mejor aprovechado que el que nos hace sentir bien.
  • Insatisfacción. Es importante aprender a valorar lo que se tiene, ya que la necesidad permanente de mejora deriva en ansiedad crónica y frustración constante. Hay que aceptarse tal como se es, sabiendo que la perfección no existe.
  • Querer demostrar valía. La gente con bajo nivel de autoaceptación necesita expresar constantemente, a sí misma y a los demás, que es eficaz y eficiente, lo que le crea ansiedad. Es, por ejemplo, el triunfador que todo lo hace perfecto en el trabajo, pero que es incapaz de tener amigos porque sólo piensa en escalar niveles socialmente.

Una vez que se ha decidido superar miedos y temores, es importante aprender a cambiar la actitud ante la vida y desarrollarse plenamente como personas independientes:

  • Confía en tus propias capacidades, en forma positiva y realista, sin creerte el mejor, pero aspirando a serlo.
  • No necesitas la aprobación constante de los demás; no puedes gustar a todos.
  • Ten valor para mostrar sentimientos y creencias, porque forman parte de ti. Sé valiente para llevar a cabo tus ideas y proyectos, y defiende tus principios siendo consecuente con ellos.
  • Cualquiera tiene derecho a equivocarse y fracasar, y no por ello el valor como persona es menor; no te evalúes por una actuación, y vuelva a intentarlo; considera que éxito o fracaso no siempre dependen de uno mismo.
  • Haz cosas que te diviertan y cuyo resultado no importe, como cantar o dibujar, ya que pueden ayudarle a acabar con la ansiedad.
  • Evalúa las cosas por tu esfuerzo, no por el resultado. Muchas personas no fueron valoradas en su tiempo, pero continuaron creyendo en sí mismas.
  • Ante un momento complicado, pregúntate a ti mismo qué le dirías a tu mejor amigo(a) si él estuviera pasando por esa situación, lo cual te ayudará a ver las cosas desde un punto alejado y obtener conclusiones más realistas.
  • Evita las profecías, no des por hecho lo que pueda suceder, pues este tipo de juicios generalmente son erróneos por no contar con todos los elementos para evaluar una situación.
  • Desarrolla tu sentido del humor y minimiza cosas sin importancia. No todo mundo está pendiente de nosotros y, la mayoría de las veces, aquello que nos parece importante no lo es para los demás.
  • Enfrenta responsabilidades y acéptelas como un reto. Nadie está libre de equivocarse, piensa que si se cierra una puerta, se abrirá otra.
  • Premia tus logros. Marca pequeños objetivos y regálate un detalle tras haberlos conseguido; aprenderás a valorar tus triunfos y a alegrarte por ellos.
  • Procura ser objetivo al emitir opiniones sobre ti mismo. Ser nuestros peores jueces no es benéfico, pues genera insatisfacción permanente. 

El miedo es mal compañero, porque causa precisamente aquello que deseamos evitar. Algunas personas, por ejemplo, temen tanto perder a su pareja que lo consiguen al abrumarla demasiado. 

Generalmente pensamos que lo que tenemos es lo que el destino ha marcado para nosotros, cuando en realidad nos estamos poniendo límites, ¡es hora de superar miedos y temores

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore