Efecto de la violencia en videojuegos en niños - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Del Pac-Man a la ultraviolencia

Viernes 16 de diciembre del 2016, 01:23 pm, última actualización

Los niños están hoy más expuestos a la violencia que nunca, y uno de los medios que más influyen en ellos son los videojuegos, ya que tienen alta carga de agresividad, cuyo efecto se dirige directamente al cerebro y repercute en el comportamiento de los menores.

Del Pac-Man a la ultraviolencia

A fines de la década de los 70, en México se iniciaba la fiebre por los juegos electrónicos. Practicar ping-pong, hockey o tenis en la pantalla de la televisión incitaban a competencia y tenacidad. El deporte fue superado rápidamente por el juego más popular de la época, Pac-Man, esférico personaje que a través de la destreza y habilidad del jugador, tenía que devorar los puntos distribuidos en un laberinto y evadir el embate de unos fantasmas.

La competencia de las empresas desarrolladoras por ganar el mercado infantil se agudizó por la invención de juegos más sofisticados, impresionantes gráficos animados y otros elementos “gancho” para que los menores se sintieran atraídos por el juego. Un ejemplo de ello es Mario Bros., historia en la que el protagonista debe rescatar a una princesa en cautiverio, para lo cual sortea una serie de obstáculos que van desde correr, nadar o saltar a la máxima potencia, alimentarse de productos que aumentan las capacidades físicas, enfrentar dragones y más. Aquí el triunfo significa encontrar a la hija del rey, pero para ello se invierten muchísimas horas, por lo que alto porcentaje de los menores de aquella época tuvieron mal desempeño escolar y provocó que el videojuego empezara a ser visto como un elemento dañino a los niños.

Las barreras de la diversión a través de un juego de video se han extralimitado, significándose hoy como elemento incitador de violencia, en que la competencia se ha traducido en sobrevivencia, y la destreza manual en tácticas de guerra.

Seductora violencia

Los niveles de agresividad de los videojuegos actuales son parte del marco de moralidad con la que crecen los pequeños que tienen acceso a ellos. Un ejemplo claro de la influencia que han ejercido en la población son los adolescentes acusados de asesinatos en Estados Unidos en los últimos años, quienes no encuentran una línea divisoria entre la realidad de su vida y el videojuego.

Un científico estadounidense, Craig Anderson, publicó en la revista de la Asociación Estadounidense de Psicología una investigación sobre el efecto de este tipo de entretenimiento en adolescentes de su país. “Los videojuegos con contenido bélico actualmente en el mercado —señala—son más dañinos que los programas de televisión o películas en cine con alto contenido de violencia, que se sabe tienen efectos sustanciales sobre la agresividad en las personas. La consecuencia que hemos notado en los menores es que tienden a involucrarse en comportamientos más ofensivos, incluso de tipo delictivo”.

El Dr. Anderson revela las claves por las que los menores son enganchados por los videojuegos. En primer lugar, explica que el jugador se identifica con el transgresor, pues ve toda la historia a través de los ojos del protagonista, llegando incluso a reconocerse emocionalmente con el personaje central del argumento. El segundo punto se refiere al alto grado de interactividad, donde el jugador cumple un rol mucho más activo, ya que puede escoger la forma en que atacará a sus oponentes, lo cual ayuda a conformar una estructura de pensamiento agresiva.

Finalmente, se refiere a la naturaleza adictiva de los videojuegos, ya que operan sobre la base de recompensas y castigos, en otras palabras, hay que superar los diversos grados de complejidad para continuar en actividad, pues de no ser así la sesión concluirá. La tenacidad por conseguirlo obliga a intentarlo en repetidas ocasiones, transformando esa motivación en obsesión que llega a producir un efecto neurológico que se manifiesta en un cambio en el comportamiento del jugador y, en casos extremos, alteraciones nerviosas y convulsiones.

Las imágenes grotescas son parte esencial de los juegos de hoy. En uno de los más populares hasta hace unos años, sólo se puede vencer al oponente cortándole la cabeza, y al hacerlo brota inmenso chorro de sangre. Acción seguida aparece un enano que arrastra el cadáver, al tiempo que propina patadas a la cabeza a la manera de balón de futbol.

Uno de los mas cotizados hoy día es el de un conductor de autos, el mejor del mundo, que trabaja para la mafia, y en sus repetidas huidas transgrede todas las leyes de tránsito. Otro, tiene que ver con un agente secreto que cuenta con vasto arsenal para combatir a un grupo de terroristas, y cuando su pulso tiembla ingiere drogas para recuperar su excelente condición.

Es claro que los menores que han tenido contacto con estos juegos de video en extremo agresivos no sienten ninguna atracción hacia otros (de venta en el mercado nacional) en donde se invita al deporte (futbol soccer o americano, básquetbol, béisbol y otros) o al estudio, a través de información de contenido histórico y de ciencia.

Es fundamental que los padres estén al tanto de los juegos con los que se entretienen sus hijos y del tiempo que invierten en su práctica, ya que, como se indicó, puede repercutir en su salud mental. Igualmente importante resulta que sean ellos los encargados de explicar y demarcar a los pequeños la línea que divide al juego como diversión y la vida diaria con sus códigos morales.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore