Depresión, también afecta a los hombres - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

21 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Depresión, también afecta a los hombres

Jueves 20 de abril del 2017, 11:53 am, última actualización.

La autoestima masculina se ve golpeada por cierta enfermedad que antaño se creía reservada para mujeres. Así, los varones, acostumbrados a dar pelea en todos los frentes, empiezan a aceptar que la depresión es rival difícil de vencer.

Depresión, Autoestima
Depresión, también afecta a los hombres

La depresión se ha convertido en tiempos recientes en verdadera epidemia internacional, la cual, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), será la segunda causa de discapacidad en el año 2020. Así, en todas partes, sin importar la riqueza o pobreza de las naciones, este padecimiento sume en la desesperación a millones de personas, y los hombres, hasta hace poco reacios a aceptar que también son susceptibles de sentirse tristes y desesperanzados, empiezan a reconocer que hay factores que los pueden mantener “en la lona” si no se atienden profesionalmente.

Cierto, la citada enfermedad parece golpear con más frecuencia a las mujeres, tal vez en relación 2 a 1, pero mientras avanzan las investigaciones se cree que la depresión masculina puede estar subdiagnosticada (los casos reportados son menores que los existentes) debido a que el varón oculta aquello que le sucede en aras de mantener su estereotipo social, lo cual significa que no puede mostrarse débil o derrotado.

La Dra. en Psicología Anameli Monroy, consejera de la OMS, asegura que el hombre deprimido prefiere decir que sufre algún malestar físico antes que expresar sus emociones; por ejemplo, desestima que la depresión (y en algunos casos, los mismos medicamentos para combatirla) puede causar disminución de la libido (deseo sexual) y deterioro de su desempeño erótico; por ello, si presenta algún problema en este sentido, culpa al estrés, a la carga laboral u otros factores con tal de no poner en riesgo “su hombría”.

“Los varones tienden a esconder sus sentimientos y, aunque su papel en la sociedad se ha modificado en los últimos años, se puede considerar que estamos atravesando por periodo de transición porque, si bien por fuera hay comportamiento más equitativo, en muchos casos sólo se trata de especie de ‘barniz’”, establece la experta, quien forma parte de la plantilla de especialistas del Grupo Ángeles.

Hombres al borde de un ataque de...

La verdad termina siempre por aparecer aunque se le quiera ocultar. No obstante, en el caso de los hombres es común que se abran puertas que conducen al consumo de alcohol o drogas, al trabajo compulsivo o la afición a las apuestas, antes que buscar el consuelo de un hombro amigo o aceptar la recomendación para sentir el mullido respaldo de un diván psiquiátrico.

El varón no verbaliza (expresa) lo que le pasa y tiende a aislarse, pues es incapaz de romper las barreras que existen en su entorno familiar y social, el cual, presumiblemente, lo llenará de críticas y desestimará lo que le sucede, “porque se supone que no puede flaquear o mostrar debilidad, ambas conductas reservadas para las mujeres”.

Así lo afirma la Dra. Monroy, y relata al respecto: “La situación de crisis económica que atraviesan el país y el mundo en general crea presión específica en el hombre, pues cree que si le va mal en el trabajo es porque está haciendo algo incorrecto, y entonces se considera incapaz de sobresalir”.

Abunda la especialista, también presidenta y fundadora del Centro de Orientación para Adolescentes (Grupo Cora), localizado en la Ciudad de México: “El paciente en estas circunstancias llega a consulta con la seguridad de que es un fracasado y, a través de la terapia, se percata de que él no es responsable de lo que sucede, sino que una serie de factores le han llevado a experimentar fuerte tensión que no puede controlar”.

En este sentido es interesante recuperar algunos de los conceptos del psiquiatra Luis Hornstein, presidente de la Fundación para el Estudio de la Depresión (Argentina) y autor del libro Las depresiones. Para el experto, “el núcleo duro de la depresión está en la ecuación particular entre la imagen que cada uno tiene de sí y la que quisiera tener, entre lo que es en realidad y el ideal, entre las aspiraciones y los logros. El disparador suele ser una pérdida o decepción, pero no cualquier pérdida, sino aquella que está ligada a la autovaloración; el meollo de la cuestión está en las situaciones que quiebran, que rompen la autoestima”.

En los hombres, dice el experto, un punto fundamental es el aspecto laboral, mientras en las mujeres es lo afectivo. “Pero también debemos tener en cuenta que si una persona se siente incapaz de vivir de acuerdo con sus aspiraciones y se ve imposibilitada de realizar sus proyectos, puede sufrir un colapso en su amor propio y deprimirse. Y esto, lamentablemente, es muy habitual; le sucede, por ejemplo, a cualquier joven que se recibe y descubre que no podrá autoabastecerse hasta más allá de los 30 años”, señala.

¿Hay soluciones?

Vivimos en época de gran desesperanza, lo cual es verdadera tragedia porque se avizora el futuro con dificultad para encontrar empleo, formar una familia y tener éxito, dice por su parte la Dra. Monroy, quien resalta que los factores citados promueven mayor drogadicción y problemas de agresividad, porque los jóvenes no ven que el mañana luzca promisorio.

En el adulto mayor pasa lo mismo y, como no hay espacios de trabajo, hoy se ve clara disputa entre este sector y los miembros más jóvenes de la sociedad por obtener una fuente de ingresos. “El ejemplo más claro que se me viene a la mente —dice la egresada de la Universidad Iberoamericana, en la Ciudad de México—, es el de las personas que se encargan de empacar mercancía en el supermercado; este espacio le pertenecía hasta hace poco a los niños, y hoy lo ocupan muchos individuos de la tercera edad”.

El tratamiento de la depresión en general es complicado, pero si hablamos de los hombres, lo ideal en el tratamiento es diversificar las fuentes de las que se nutre su propia valoración; por ejemplo, “si alguien basa su autoestima únicamente en lo laboral, y pierde su trabajo, es obvio que lo resentirá mucho. En cambio, cuando al mismo tiempo tiene a su familia, proyectos personales alternativos y activa vida social, es probable que el efecto de su duelo laboral no repercuta tan hondamente en su valoración personal como para provocar colapso de su amor propio, lo cual sería capaz de desencadenar depresión”.

A la misma conclusión llega el Dr. Hornstein, quien deja en claro que la sociedad es responsable de conectar al hombre con la realidad bajo el mandato de que “tiene que triunfar”, mientras a la mujer se le educa para que se relacione estrechamente con su mundo interno y sus afectos. En este sentido, deberíamos construir alternativa menos rígida, afirma el especialista, “un modelo de masculinidad que facilite la expresión de las emociones”.

El mundo está deprimido

  • En México, las cifras oficiales refieren que de 12 a 20% de la población de 18 a 65 años de edad se encuentra deprimida o experimentará al menos un episodio de este tipo a lo largo de su vida.
  • La Sociedad de Psiquiatría, Neurología y Neurocirugía de Chile reporta que cerca de 8% de la población de este país ha sufrido al menos una vez en la vida un episodio de depresión mayor.
  • La Comisión Europea ha informado recientemente que cerca de 5% de sus habitantes están deprimidos.
  • El Centro Francés de Lille, perteneciente a la OMS, ha manifestado que en el país galo la ansiedad va de la mano de la depresión. Las investigaciones muestran que 1 de cada 3 personas presenta alguna perturbación psíquica, y que al menos 12% sufre depresión. A estos datos hay que sumar el consumo de antidepresivos, el cual se considera exorbitante: ronda 65 millones de envases anuales, lo que representa más del doble de las cifras registradas en Inglaterra, Italia y Alemania.
  • Las estadísticas señalan que los italianos son los menos propensos a sufrir depresión, aunque algunos expertos afirman que en realidad sólo 26% de los afectados acuden en busca de un psicólogo o psiquiatra, o siguen algún programa de autoayuda.
  • En Estados Unidos hay 18 millones de personas con depresión; la tercera parte son varones.
  • Estonia, pequeño territorio que perteneció a la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas (URSS), es la entidad que reporta mayor índice de suicidios derivados de padecimientos psiquiátricos, principalmente depresión.
  • Estudios realizados en Finlandia demuestran que la depresión es condición predominante entre personas que intentaron suicidarse o consiguieron quitarse la vida.
  • Estudios realizados en países musulmanes como Marruecos, Argelia y Túnez, muestran enormes coincidencias en los síntomas de los pacientes deprimidos. Muchos de ellos elaboran planes para acabar con su vida, pero sus creencias religiosas son tan fuertes que los hacen desistir.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore