Prácticas sexuales consideradas perversiones - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Desviados, perversos o diversos?

Jueves 08 de diciembre del 2016, 12:12 pm, última actualización

La vida sin variedad estaría de flojera, máxime si se trata de la vida sexual. A fin de darle sabor y color se recomienda experimentar situaciones diferentes, siempre y cuando la pareja esté de acuerdo y no causen incomodidad ni culpa.

¿Desviados, perversos o diversos?

Así, hay quienes buscan nuevos escenarios, incluyen el uso de juguetes sexuales, lencería o disfraces, o practican diferentes posiciones amatorias. Los más osados optan por intercambio de parejas, sexo grupal o travestismo.

Cuando las prácticas sexuales son diferentes al coito tradicional, no faltará quien pegue la etiqueta de perverso. Pero no te preocupes, no eres “carne de psiquiatra”, aunque en algunos textos de Psicología todavía se consideren dichas prácticas como “desviaciones” y, además, se les vincula con enfermedad o anormalidad.

Al respecto, el Dr. Juan Luis Álvarez-Gayou Jurgenson, director del Instituto Mexicano de Sexología (Imesex), advierte que “decirle a una persona que tiene una perversión sexual o desviación sexual es equivalente a ‘muérete’, ‘no sirves’ o ‘eres una porquería’, pues tales calificativos conllevan condena implícita a los comportamientos sexuales diferentes”.

Y agrega que en busca de una terminología que no estigmatice ni enjuicie, se ha propuesto la siguiente denominación general: expresiones comportamentales de la sexualidad. Y bajo este rubro se ubican masturbación, fetichismo, paidofilia, zoofilia e incluso castidad, entre otras.

Investigación

Casi todas las expresiones de la sexualidad están presentes en todos los humanos, por lo menos a niveles no eróticos. A esta conclusión llegaron los sexólogos Álvarez-Gayou Jurgenson y Paulina Millán, tras realizar un estudio titulado Desviados, perversos o diversos.

Para ello se diseñó un “expresiograma”, es decir, tabla que enumera 27 comportamientos sexuales, los cuales se examinaron, tanto en el área erótica como en la no erótica, mediante la consulta a 271 personas de distintos estados de la República Mexicana, con edad entre 25 y 30 años.

Las expresiones comportamentales de la sexualidad, en el área no erótica, se clasificaron en inexistente, mínima y acentuada, de acuerdo con la importancia que tienen para cada ser humano. Por ejemplo, el Dr. Álvarez-Gayou Jurgenson explica que la mayoría tenemos alguna mascota en casa y sentimos cariño hacia ella, lo que corresponde a zoofilia, desde luego, no erótica.

Lo mismo aplica para quien gusta convivir con los niños, pues el simple hecho de quererlos ya lo convierte en paidófilo. O si le atrae la muerte y le rinde culto, sería necrófilo. Y así sucesivamente con las demás expresiones. ¿Acaso ello te convierte en enfermo?, por supuesto que no. “Y resaltó que ese gusto o satisfacción no conlleva la aparición de respuesta sexual”, subraya el especialista.

Otro nivel

Las manifestaciones eróticas se caracterizan por la búsqueda de excitación sexual y/u obtención de un orgasmo. En la investigación efectuada por el Imesex se proponen cinco posibilidades:

  • Fantasía. Sólo existe en la mente, pero es capaz de provocar el máximo placer sexual.
  • Mínima erótica. Cuando en forma esporádica se realizan prácticas eróticas distintas a las habituales.
  • Preferente. Si tiene mayor gusto por alguna práctica que le haga alcanzar el clímax.
  • Predominante. Si 8 de 10 diez veces se excita y/o experimenta orgasmos mediante determinado comportamiento sexual.
  • Exclusivo. Es cuando sólo por una práctica logra excitación y orgasmo.

Este último nivel sería el que más se acerca al prototipo de las “desviaciones” o “perversiones”, y que en la actualidad es lo más cercano a las parafilias (deseo incontrolable, impulsivo y compulsivo de realizar un acto sexual de determinada forma).

Prejuicios

¿De dónde vienen los prejuicios que limitan la sexualidad? No están en una sotana o en la Iglesia Católica, sino en la ideología judeocristiana, la cual vincula de manera exclusiva a la sexualidad con la reproducción. Así, cualquier actividad erótica que se disfrute se considera pecado; de ahí que haya gente con disfunciones sexuales psicológicas y culpas. A partir de dicha ideología se han derivado conceptos estigmatizantes:

  • Perverso y perversión. Términos que califican moralmente, pues significan error, corrupción, maldad, vicio, perturbación, depravación.
  • Desviación. Equivale a separación de las normas; todavía se usa para hacer referencia a la práctica sexual sin fines reproductivos, calificándola como inmoral o pecaminosa.

¿Cuáles son?

Si algo nos define a los seres humanos respecto a la sexualidad es la enorme diversidad de gustos. Por fortuna, hoy contamos con más elementos para identificar en qué grado se manifiestan nuestras expresiones sexuales.

Ello es muy útil para detectar lo que más nos gusta y aquello que deseamos cambiar o experimentar. A fin de contar con más herramientas, a continuación le presentamos los 27 comportamientos sexuales que utilizó el sexólogo Álvarez-Gayou Jurgenson en el estudio:

  • Relación a primera vista. Gusto por tener encuentro erótico con desconocidos.
  • Sadismo. Siente agrado por infligir dolor físico, someter, vejar o hacer que otros dependan de ti.
  • Masoquismo. Gozar con el dolor físico, sumisión y vejación.
  • Paidofilia. Atracción hacia menores de edad.
  • Logofilia. Gusto por leer.
  • Iconofilia. Satisfacción al ver fotografías o películas.
  • Linguofilia. Deleite por hablar.
  • Gerontofilia. Cuando atraen personas ancianas.
  • Zoofilia. Gusto por los animales.
  • Masturbación. Obtención de placer al acariciar el propio cuerpo.
  • Fetichismo. Satisfacción al obtener objetos o prendas representativos de otras personas.
  • Necrofilia. Agrado por lo muerto o la muerte en sí.
  • Fobofilia. Placer por el peligro y temor.
  • Exhibicionismo. Gozo al mostrarse a otros.
  • Escoptofilia. Agrado por ver cuerpos y/o expresiones amorosas de los demás.
  • Polirrelación. Gusto por relacionarse con varias personas simultáneamente.
  • Tribofilia activa. Le complace tocar o acariciar a otra persona.
  • Tribofilia pasiva. Siente atracción por recibir caricias de otras personas.
  • Intercambio de pareja. Cuando satisface compartir a la pareja.
  • Urofilia. Gusto por la orina, el acto de orinar u observar su realización.
  • Coprofilia. Agrado por las heces, defecar u observar su realización.
  • Rinofilia. Atracción por los olores en general.
  • Castidad. Gusto por no tener contacto físico.
  • Travestismo. Gozo al usar prendas, accesorios o adornos característicos del sexo opuesto.
  • Grafofilia. Gusto por escribir y dibujar.
  • Audiofilia. Disfrute al escuchar sonidos.
  • Gastrofilia. Placer por comer.

¿Todos somos “perversos”?

Como puedes ver, todos tenemos algunas de las expresiones comportamentales de la sexualidad, tanto a nivel no erótico como erótico. Entonces, para quienes gustan de estigmatizar, bien vale recordarles que todo ser humano tiene algo de “perverso” o “desviado”.

“Gran cantidad de esos comportamientos sexuales no son aceptados en la sociedad, por ejemplo, el sadomasoquismo. Hay personas que un día a la semana tienen una reunión, se disfrazan con sus atuendos de cuero y juegan a que se someten y golpean durante 2 ó 3 horas; otros intercambian parejas. Al terminar la fiesta, se retiran a su casa y al siguiente día pasean en bicicleta; no es gente enferma”, indica el director del Imesex.

También hay quienes disfrutan usar el cuerpo de su pareja como charola en la que colocan frutas para irlas comiendo de manera delicada y sensual. Otros untan miel que retiran con la lengua o forman cascadas con champagne y la beben al ritmo que el líquido burbujeante se desliza por la piel. ¿Esto es aberrante?

Casos especiales

Los comportamientos sexuales también difieren de una cultura a otra y no por ello se puede hablar de desequilibrio mental. Por ejemplo, en México, tener relaciones sexuales con un cadáver es mal visto e incluso es delito, pero hay grupos como los bellakoola (pueblo indígena asentado cerca de Alaska) que considera que si una mujer muere virgen alguien debe tener relaciones con ella para salvar su alma. “Ahí encontramos una diferencia importante en la valoración de la necrofilia”.

Existen personas en las que algunas expresiones adquieren carácter exclusivo, esto quiere decir que es la única forma mediante la cual logran tener excitación y orgasmo; incluso puede transgredir las normas sociales. “Pero esto es relativo y depende de cada sociedad”, señala Álvarez-Gayou. Y asegura que ninguna de las personas que participaron en el estudio presentó el carácter de exclusividad.

¿Todo se vale?

Para diferenciar si las conductas sexuales son sanas o enfermizas, se ha establecido que traspasan los límites y se tornan problemáticas cuando:

  • Provocan malestar o incomodidad.
  • Producen alguna disfunción sexual (dificultad para disfrutar de la actividad erótica).
  • Requieren la participación de otros en contra de su voluntad.
  • Interfieren en las relaciones sociales.

No obstante, todavía hay quienes catalogan como desequilibrados a quienes tienen comportamientos o fantasías alejadas de las prácticas tradicionales. El Dr. Álvarez-Gayou Jurgenson aclara que se puede generar conflicto cuando las conductas sexuales se tornan compulsivas y no es posible controlarlas.

“Además, entra en lo inadecuado cualquier acto en el que se obligue a una persona a hacer cosas que no desea, o cualquier acción que dañe o lastime física y psicológicamente a otro o a uno mismo”, agrega. En cualquiera de esos casos, ya no es conflicto sexual, sino psiquiátrico, y hasta representa delito.

Cifras de interés

De acuerdo con la encuesta del Imesex, las expresiones y niveles mencionados con mayor frecuencia fueron:

Expresión Nivel erótico  Porcentaje 
Masturbación Mínimo 58.67%
Iconofilia Mínimo 44.65%
Relación a primera vista  Fantasía 43.54%
Tribofilia activa Preferente 41.33%
Tribofilia receptiva Preferente 40.96%
Polirrelación Fantasía 36.90%
Linguofilia Mínimo 36.90%
Escoptofilia Mínimo 36.16%
Logofilia Mínimo 35.42%
Rinofilia Mínimo 35.06%

En mujeres:

Expresión Nivel erótico  Porcentaje
Masturbación Mínimo 62.56%
Iconofilia Mínimo 44.55%
Relación a primera vista  Fantasía 44.08%
Tribofilia receptiva Preferente 39.81%
Tribofilia activa Preferente 39.34%

En hombres:

Expresión Nivel erótico  Porcentaje
Tribofilia activa Preferente 50.00%
Iconofilia Mínimo 48.21%
Masturbación Mínimo 44.64%
Tribofilia receptiva  Preferente 44.64%
Polirrelación Fantasía 41.07%

SyM - Karina Galarza Vásquez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore