Dishidrosis, cuando el estrés sale por la piel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Dishidrosis, cuando el estrés sale por la piel

Martes 28 de marzo del 2017, 10:41 am, última actualización.

Las afectaciones del estrés son múltiples en nuestro organismo, como perturbar el pensamiento, alterar procesos o provocar caída de cabello. La piel no está exenta de ello, siendo la dishidrosis un problema que ocurre particularmente en la mujer... Y tal vez te esté ocurriendo a ti. Conoce sus causas, síntomas y tratamiento.

Dishidrosis, enfermedad de la piel
Dishidrosis, cuando el estrés sale por la piel

Estrés, reacción natural

Según expertos, el estrés es una respuesta natural del cuerpo a situaciones amenazadoras que altera su estabilidad emocional y física; además, constituye una forma de mantener alerta al organismo, pues aparece con el simple hecho de recordar alguna circunstancia que significó peligro.

El mecanismo de reacción consiste en generar la energía suficiente para realizar gran parte de nuestras actividades cotidianas, lo que se denomina estrés positivo. Sin embargo, a menudo la vida moderna nos ubica en situaciones de tensión sostenida y alta exigencia dentro de entornos tan diversos como familia, escuela y trabajo, lo que afecta nuestra capacidad de relajación e incide directamente en la salud.

Todos hemos experimentado síntomas de estrés en algún momento, y sólo por mencionar algunos tenemos:

  • Incremento de la actividad del corazón.
  • Sudoración exagerada (mayor a la normal).
  • Angustia.
  • Ansiedad.
  • Boca seca.
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio.
  • Dilatación de pupilas.
  • Dificultad para respirar.
  • Trastornos del sueño.
  • Alteraciones en el proceso digestivo.
  • Falta de motivación.
  • Baja autoestima.
  • Problemas de concentración y para tomar decisiones.

Cuando la causa de la tensión no ha sido identificada y, mucho menos controlada, los efectos van más lejos todavía. Por ejemplo, una persona sometida a largas temporadas de presión en su trabajo sufre debilitamiento en su sistema de defensas (inmunológico) y se encuentra más expuesta a sufrir enfermedades leves (resfriado o tos); además, pueden experimentar pérdida de memoria y concentración o alteraciones notables en los sistemas circulatorio, digestivo o respiratorio.

Enfermedad de la piel en la mujer

La dishidrosis es afección cutánea poco común derivada del estrés, que se presenta principalmente en mujeres de entre 20 y 50 años. Pese a que la Medicina no tiene una explicación concreta del mecanismo que la desencadena, se ha relacionado con periodos de ansiedad o frustración al no poder exteriorizar las emociones.

Por lo general, los síntomas de dishidrosis incluyen el surgimiento de pequeñas burbujas de agua en la piel, es decir, ampollas en palmas de las manos, plantas de los pies y puntas de los dedos, las cuales son opacas y ligeramente prominentes con respecto al resto de la piel; no se rompen fácilmente y en ciertos casos se juntan hasta formar una ampolla grande.

Sin embargo, una dishidrosis leve se caracteriza solamente por ligera comezón y dolor que pueden empeorar al contacto con jabón, agua o sustancias irritantes.

Síntomas de dishidrosis, Tratamiento

Emociones: causa de dishidrosis

Hasta hace unas décadas los dermatólogos (especialistas médicos en la salud de la piel) pensaron erróneamente que la causa de las bolitas de agua en la piel era la retención de sudor, tanto así que su nombre, derivado de la palabra “hidrosis”, refiere a la secreción de agua por la piel.

Hoy se sabe que la el origen de la dishidrosis es emocional, por tanto, su tratamiento debe atender las molestias que genera, al tiempo que la persona afectada controla mejor sus estados de ansiedad.

Tratamiento de dishidrosis

Los especialistas indican como primera medida la aplicación de corticoesteroides (derivados de la cortisona) 1 o 2 veces al día, a fin de reducir inflamación y comezón.

Además, ayuda considerablemente evitar la humedad y el calor excesivos en manos y pies, para lo cual es conveniente:

  • Usar calcetines de algodón y zapatos con suela de piel, ya que el calzado hecho con materiales sintéticos promueve la sudoración exagerada.
  • Cambiar calcetines y zapatos con mayor frecuencia (2 veces al día o más, según las necesidades), para que el sudor se evapore.
  • Emplear guantes de vinil forrados de algodón al pelar o exprimir frutas y verduras ácidas, así como para evitar contacto con sustancias irritantes, como jabón, detergentes, fibras de aluminio y productos de limpieza, entre otros. También son útiles para trabajos en casa o jardinería.
  • Secar el interior de los guantes después de usarlos y desechar aquellos que tengan roturas o agujeros.
  • Evitar el contacto directo con productos químicos irritantes, como pintura, disolventes y aguarrás, entre otros.
  • Utilizar agua templada y jabones muy suaves al bañarse.

Estas medidas suelen dar resultados notables a una semana de haberse iniciado, pero si no se logra mejoría alguna o se observa que alrededor de las ampollas hay inflamación, enrojecimiento, sensibilidad excesiva o calor, será necesario acudir de nuevo al dermatólogo para dar atención a una posible infección ocasionada por bacterias oportunistas.

Clave: control del estrés

Se ha comprobado que mientras no se ataque el origen de la dishidrosis, los episodios seguirán repitiéndose, de ahí la importancia de complementar el tratamiento antes expuesto con medidas encaminadas a lograr estabilidad emocional y nerviosa, entre ellas:

  • Aprender técnicas de relajación y meditación.
  • Practicar una rutina de ejercicio físico en forma periódica.
  • Llevar dieta balanceada que incluya alimentos de distintos grupos (cereales, frutas, verduras, lácteos y productos de origen animal).
  • Aprender a aceptar los errores propios para no repetirlos en el futuro.
  • Destinar tiempo a actividades de recreación y entretenimiento.
  • Compartir las adversidades con personas de absoluta confianza.
  • Tratar de encontrar el ángulo positivo en cada experiencia de la vida.

Si el afectado reconoce que no puede controlar la tensión cotidiana, puede acudir a psicoterapia (individual o en grupo), a fin de aprender a expresar mejor sus emociones, identificar las circunstancias que motivan sus estados de ansiedad y controlar sus impulsos.

Aunque el estrés tiene una función positiva en el ser humano, cuando se experimenta en forma sostenida e intensa puede afectar nuestras capacidades físicas y emocionales.

Por ello, nada como aprender a encauzarlo y sacarle el mejor partido, en vez de dejar que domine nuestra vida y pueda provocarnos enfermedades de la piel.

SyM - Lido Coronado

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore