Estrés laboral, fuente de depresión por el trabajo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Estrés laboral, fuente inagotable de depresión

Martes 20 de diciembre del 2016, 12:51 pm, última actualización

El estrés laboral es fenómeno creciente a nivel mundial y afecta no solamente a los empleados, sino también la productividad de las organizaciones.1 Si sientes que las funciones que desempeñas en tu trabajo van más allá de tus capacidades, recursos o necesidades, quizá estés experimentando este trastorno, el cual puede dañar tu salud.2

Síntomas de estrés laboral, Depresión, Reto laboral

Las grandes diferencias

Frecuentemente, el estrés laboral es confundido con los retos laborales, sin embargo, existen diferencias que debes conocer:

  • Retos laborales. Energizan física y emocionalmente, motivan a aprender otras habilidades y a dominar nuevas tareas. Cuando un reto es cumplido produce sentimientos de relajación y satisfacción, por lo que es ingrediente importante en ambiente de trabajo saludable y productivo, de ahí que mucha gente afirme que “un poco de estrés es bueno para el desempeño diario”.2
  • Estrés laboral. Se manifiesta a través de reacciones físicas y emocionales dañinas que ocurren cuando las funciones del trabajo van más allá de las capacidades, recursos o necesidades del empleado. Los periodos prolongados de estrés se han relacionado a padecimientos como ansiedad, enfermedades del corazón, musculoesqueléticas, disminución en la respuesta del sistema inmunológico e incluso cáncer.

Factores determinantes del estrés laboral

Entre las causas que definen cómo se responde al estrés están:

  • Predisposición genética.
  • Personalidad.
  • Experiencia de cada individuo.

Por ello, situaciones que son inquietantes para la mayoría de las personas pueden no afectar a otras en lo más mínimo. El primer paso para controlar el estrés laboral es identificar las causas que lo generan.3

¿Qué tanto puede afectar el estrés laboral a una persona?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay factores que incrementan el riesgo de enfermedad:4

  • Altas exigencias laborales. Producen siete veces mayor riesgo de agotamiento emocional.
  • Poca colaboración entre los compañeros de trabajo. Ocasiona dos veces mayor riesgo de problemas en espalda, cuello y hombros.
  • Bajo control laboral. Causa dos veces mayor riesgo de mortalidad cardiovascular.
  • Elevada tensión en el trabajo. Produce tres veces mayor riesgo de hipertensión.

Conociendo los síntomas del estrés laboral

Los primeros síntomas de estrés laboral son vagos, pero fáciles de identificar:

  • Dolor de cabeza.
  • Trastornos del sueño.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Poca paciencia.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Insatisfacción con el trabajo.
  • Falta de motivación.

Cuando la exposición al estrés no disminuye y continúa por periodos prolongados, los empleados carecen del tiempo suficiente para recuperarse. Eventualmente, este hábito puede provocar desórdenes mentales y físicos alterando el sistema inmunológico, lo cual trae como consecuencia enfermedades, ausentismo e incapacidad laboral. Algunos de los riesgos que pueden presentarse son:4

  • Depresión.
  • Agotamiento crónico (burnout).
  • Presión arterial alta (hipertensión).
  • Angina de pecho.
  • Aumento en el riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2.
  • Dependencia al alcohol.
  • Desórdenes musculoesqueléticos.

Este tipo de trastorno resulta de especial interés, ya que 8% de los casos de depresión a nivel mundial ha sido atribuido a factores ambientales, especialmente estrés laboral.4

Tú puedes lidiar con el estrés

A continuación te presentamos algunos consejos para lidiar con el estrés laboral:5

  • Busca ayuda de un profesional de la salud. Aceptar que requieres apoyo de familiares y amigos puede mejorar el manejo del estrés. En caso de necesitar mayor orientación siempre es recomendable consultar a un especialista, ya que existen tratamientos específicos para este tipo de padecimientos.
  • Conócete a ti mismo. Es importante estar consciente del nivel de estrés que padeces y qué lo genera.
  • Identifica cómo estás lidiando con este estrés. Pregúntate si tienes conductas poco saludables como fumar, beber, o bien, si llevas alimentación adecuada. Responde: ¿pierdo la paciencia con facilidad?, ¿me siento abrumado por las presiones laborales?
  • Apaga la tecnología. Ciertos dispositivos de comunicación pueden aumentar la productividad, pero también reducir el tiempo que pasas con la familia. Establece reglas para apagar tu teléfono celular cuando llegues a casa o asigna horarios para hacer y recibir llamadas. Asegúrate de comunicar dichas condiciones a tus contactos, de esta manera podrás limitar tu disponibilidad. Deja que la tecnología sea herramienta que trabaje para ti, no al revés.
  • Haz una lista de tareas. Si te preocupa olvidar algo importante o te la pasas pensando en todo lo que tienes que hacer, aclara tu mente creando dos listas de tareas, una de trabajo y otra personal (en papel o electrónica), y asigna prioridades, con ello reducirás el riesgo de olvido y también te enfocarás mejor en las actividades que estés realizando.
  • Toma pequeños descansos. Las pausas cortas, de uno o dos minutos, pueden ser especialmente efectivas para cumplir una tarea y pasar a la siguiente. Durante esta interrupción puedes ponerte de pie, estirarte y tomar un respiro para sacudirte la tensión acumulada.

Otra opción para recargarte de energía es tomar descanso de 10 a 15 minutos cada cierto número de horas. Asimismo, evita la tentación de seguir trabajando durante tu hora de comida y no te preocupes por el tiempo que emplearás en esta actividad, ya que al hacerlo tu productividad aumentará y esto compensará los minutos invertidos en ella.

  • Encuentra formas saludables de manejar el estrésSustituye conductas negativas para combatir el estrés como comer comida chatarra, fumar o beber, por actividades más positivas como hacer ejercicio, meditar o platicar con familiares y amigos. Recuerda que las prácticas nocivas que se van acumulando son difíciles de cambiar con el tiempo, así que elimínalas una por una.
  • Cuídate a ti mismo. Come bien, duerme lo suficiente, bebe abundantes líquidos y realiza actividad física de manera regular, de este modo cuidarás tu salud.

Para mayor información sobre este y otros padecimientos relacionados con el sistema nervioso central, consulta a tu médico.

Fuentes:

    1. Better Health Channel. Healthy Living. Work-related Stress. Disponible en: http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/Work-related_stress Consultado el 03 de mayo de 2012.
    2. Centers for Disease Control and Prevention. NIOSH Publications & Products. STRESS… At Work Disponible en: http://www.cdc.gov/niosh/docs/99-101/ Consultado el 03 de mayo de 2012.
    3. Mayo Clinic. Stress management. Tips for coping with stress at work. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/coping-with-stress/SR00030 Consultado el 03 de mayo de 2012.
    4. World Health Organization. Occupational Health. Protecting Workers' Health Series No. 6 Raising awareness of stress at work in developing countries. Disponible en: http://www.who.int/occupational_health/publications/pwh6/en/index.html Consultado el 03 de mayo de 2012.
    5. American Psychological Association. Help Center. Overwhelmed by workplace stress? You're not alone. Disponible en: http://www.apa.org/helpcenter/work-stress.aspx Consultado el 03 de mayo de 2012.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore