Fantasías sexuales, relaciones sexuales fuera de lo común - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Fantasías sexuales, sé lo que quieres ser

Martes 28 de marzo del 2017, 05:12 pm, última actualización.

Durante mucho tiempo el tema de las fantasías sexuales fue considerado tabú, pero la realidad es que son parte de la vida sexual del ser humano. Psicólogos y psiquiatras definen fantasía a una representación mental de algo creado en la imaginación, la cual debe resultar placentera para quien la experimenta.

Fantasías sexuales, Salud sexual, Salud emocional
Fantasías sexuales, sé lo que quieres ser

Las fantasías eróticas se basan en encuentros sexuales fuera de lo común que ocurren sólo en la mente, provocando que se experimenten diversas sensaciones y emociones.

Las fantasías sexuales pueden ser herramienta muy útil para mejorar la salud sexual y la salud emocional, aunque en algunos casos provoca dudas inclusive sobre la preferencia sexual y la fidelidad a la pareja. No existen datos científicos que demuestren que determinado tipo de fantasías sexuales revelen detalles sobre la psicología de la persona, ya que los valores personales y sociales pueden diferir de las fantasías.

¿Qué tipos de fantasías sexuales existen?

  • Íntimas. Donde la imaginación incluye besos apasionados, diferentes lugares para hacer el amor y sexo oral; se dan en soledad o en pareja. Se llevan a cabo con una persona imaginaria que conocieron en el pasado.
  • Exploratorias. El individuo se imagina una orgía o relaciones sexuales con alguien de su mismo sexo, así como cambio de pareja.
  • Impersonales. Caracterizadas por tener relaciones sexuales con un extraño u observar a otras personas teniéndolas (vouyerismo), utilizar material pornográfico, juguetes sexuales o fetiches.
  • Sadomasoquistas. Excitación a través de sentimientos de dominación o sometimiento, con imágenes en donde se golpea a alguien o se le fuerza en contra de su voluntad a tener relaciones sexuales.

Fantasías eróticas, vínculo entre salud sexual y salud emocional

Las fantasías sexuales íntimas son las de mayor frecuencia a diferencia de las de tipo sadomasoquista que son las menos comunes. Las fantasías eróticas en los adolescentes pueden ser tan variadas como las de los adultos, de forma que la edad no marca diferencia alguna. Pero, si llegan a ser muy frecuentes, pueden interferir con el desempeño de las actividades cotidianas o en las relaciones interpersonales, lo cual puede dañar la salud emocional y hasta la salud sexual; en tal caso sería recomendable consultar a un especialista en psicología o psiquiatría.

Estudios al respecto sugieren que las fantasías sexuales inician entre los 11 y 13 años de edad. De acuerdo a una investigación efectuada en Estados Unidos, 19% de las mujeres y 54% de los hombres tienen por lo menos una fantasía sexual al día. Ahora bien, en ellos es más común que sean de tipo impersonal, con alta carga visual y activa, mientras en ellas tienden a ser más pasivas y románticas, además los hombres inician su vida sexual primero que las mujeres.

En términos generales se considera que las fantasías eróticas son una parte normal de la vida del individuo y, curiosamente, no tienen que ver con el grado de satisfacción de sus relaciones íntimas, aunque sí contribuyen a convertir la monotonía en algo nuevo.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore