Fumar durante el embarazo estimula la violencia

  • SyM - Sofía Montoya
0 (0 %) 0 votos
Fumar durante embarazo, Tabaco

Sin duda fumar durante el embarazo afecta al cerebro del feto y alteran su conducta. El daño perdura hasta la edad adulta.

Cada vez son más las razones para dejar de fumar, a decir de los resultados que se obtienen en investigaciones científicas que alertan sobre los efectos del tabaco durante la gestación.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Emory, en Atlanta (EU), los bebés varones de madres que han fumado durante el embarazo corren el riesgo de tener un comportamiento violento que perdurará hasta su edad adulta, quizá debido a un daño en el sistema nervioso central (cerebro) ocasionado por las sustancias contenidas en el cigarrillo.

El estudio inició con mujeres que fueron entrevistadas en el último trimestre de su embarazo y a las que se les preguntó sobre el número de cigarrillos que fumaban al día. “Nuestros resultados respaldaron la hipótesis de que el consumo de tabaco durante la gestación está relacionado con un aumento en las tasas de delincuencia en los hijos varones adultos”, comentan los científicos a modo de epílogo en su trabajo que fue publicado por la revista Archives of general psychiatry, de la Asociación Médica de Estados Unidos.

Los especialistas aclaran que esta investigación es la primera en revelar que el impacto del consumo del tabaco perdura hasta la edad adulta. Así, contemplan que la violencia puede manifestarse de manera independiente a factores como la condición socioeconómica, padecimientos psiquiátricos de padres, edad e historial delictivo dentro de la familia.

El hallazgo concuerda con trabajos antes realizados que relacionan el consumo de tabaco durante el embarazo no sólo con casos de violencia, sino con conductas impulsivas y problemas de falta de concentración, de acuerdo con los autores del estudio. Uno de ellos tomó como base la revisión del historial delictivo de 4,169 individuos de hasta 34 años, nacidos entre 1959 y 1961, en Copenhague, Dinamarca.

descarga este artículo en PDF