Julia Roberts, causa la muerte de su hermana, por bullying - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Julia Roberts causa la muerte de su hermana, por bullying

Miércoles 21 de diciembre del 2016, 11:08 am, última actualización

El bullying no es exclusivo del ambiente escolar, también lo viven adultos en casa, como sucedió con Julia Roberts y su hermana Nancy, quien se dice padeció el acoso de la famosa actriz orillándola a la muerte.

Julia Roberts hace bullying, Agresiones entre hermanas, Muerte de la media hermana de Julia Roberts

Agresiones entre hermanas

La línea entre la sana rivalidad entre hermanas y el abuso se cruza cuando una de ellas se convierte en permanente agresora al grado de desatar angustia y depresión en la otra, quien como víctima corre el riesgo de cometer suicidio.

Claro ejemplo de esta situación la vivió Nancy Motes (media hermana de la carismática actriz de Hollywood) cuya adolescencia transcurrió, según revelaron varios medios de comunicación en Estados Unidos, entre el acoso y constantes burlas de parte de Julia por su sobrepeso.

En una entrevista efectuada en agosto pasado, Motes reveló una faceta desconocida de la estrella de cine: Julia Roberts hace bullying.

Nancy detalló los pormenores de su relación con su media hermana quien, según su testimonio, la criticaba por su trastorno de obesidad. "Cuando estaba en la escuela y ella era ya una adulta, me decía muy claramente que tenía problemas de peso. Lo dejaba muy claro y de forma no muy agradable, haciéndome sentir un dolor increíble y una gran tristeza".

Motes llegó a pesar cerca de 136 kilos antes de someterse a una operación gástrica para bajar de peso en junio de 2010, y afirmó que confiaba en que esa transformación física le ayudaría a detener el bullying entre hermanas además de mejorar su relación con Roberts.

Mala relación entre hermanos

En ocasiones, los comentarios de hermanos o familiares sobre ciertos problemas físicos o emocionales suelen tener la intención de “ayudar” a que la persona los reconozca y busque alternativas para superarlos (por ejemplo, aprender a combatir el exceso de kilos).

No obstante, lo cierto es que generalmente lastiman y dejan heridas psicológicas, sin duda, más difíciles de sanar que si se tratara de una lesión en la piel.

Numerosos estudios han sugerido que aun sin dejar huellas físicas, el bullying en casa, como también se define a las agresiones entre hermanos puede dejar marcas emocionales tan profundas que la víctima tiene grandes probabilidades de autoagredirse y caer en la drogadicción, es decir, en el consumo de sustancias ilegales, como habría sucedido con Nancy Motes, cuya muerte a los 37 años se debió a una aparente sobredosis.

¿Cómo ayudar a la víctima de bullying?

Aunque la versión oficial sobre la causa del deceso no se ha hecho pública, la muerte de la media hermana de Julia Roberts se ha tomado como un recordatorio de las desagradables consecuencias que puede acarrear el bullying entre hermanos.

Durante la infancia y adolescencia, la orientación de los padres es definitiva para transmitir a los hijos reglas de disciplina y respeto en su trato hacia los demás, de manera que para evitar un ambiente tóxico en la familia que fomente el bullying en casa, conviene que los padres:

  • Reconozcan que cada miembro de la familia tiene personalidad y complexión distinta, y que el hecho de que alguno tenga ciertas características no le otorga derecho para presionar o acosar a los demás.
  • Si existen problemas de sobrepeso, analicen si se debe a malos hábitos en casa o es reflejo de un trastorno que también ellos sufren. ¿Sería posible que estén “heredando” su afición por los pasteles o helados a los hijos sin ser conscientes de ello?
  • Acepten que para algunas personas perder peso puede resultar una lucha permanente (de por vida) porque es posible que su organismo esté genéticamente “diseñado” para almacenar más calorías. Como padres, reconocer esto puede ayudar al hijo a convertirse en una persona feliz, con elevada autoestima que no requiere “ajustarse” a las expectativas de los demás.
  • Eviten prometer a su hijo que si pierde peso dejará de ser víctima de acoso. Un estudio (realizado por la Universidad de Hawai) mostró que el estigma alrededor de la obesidad con frecuencia persiste incluso después de que una persona ha perdido peso. Es mejor transmitirle palabras que le ayuden a aceptar su cuerpo tal como es, sin esconderlo ni desear que luzca como el de alguien más, en pocas palabras, que fortalezcan su autoestima.
  • Eviten comparaciones entre hermanos, especialmente en cuanto a sus habilidades y destrezas; así, lejos de fomentar una sana competencia, se corre el riesgo de sembrar envidias, rencores y, a futuro, un distanciamiento difícil de reparar.

Para saber cómo ayudar a la víctima de bullying hay que estar atentos a la conducta de nuestros hijos, de su relación con la familia y con los compañeros en la escuela, a fin de percibir cualquier señal de que están siendo víctimas de agresión que en el futuro pueda orillarlos a una vida con depresión y/o drogadicción.

SyM - Cecilia Jiménez

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore