Adicción a las drogas: ley que combate al narcomenudeo - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

20 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

La adicción a las drogas es enfermedad, no delito

Miércoles 21 de diciembre del 2016, 11:23 am, última actualización

Nueva ley busca protección contra la adicción a las drogas y causa controversia.

La adicción a las drogas es enfermedad, no delito

El 28 de abril del 2006, la Cámara de Diputados aprobó una reforma a la ley para combatir el creciente comercio de estupefacientes en la calle (narcomenudeo). Como parte de la medida se establecieron las facultades que las autoridades estatales y municipales tienen para sancionar y combatir la venta de droga en tiendas, autos, casas y escuelas, hecho que a partir de ahora será castigado como delito del fuero común, cuando anteriormente la única entidad competente para reconocer un problema de narcomenudeo era el gobierno federal.

Asimismo, se dictaron las obligaciones por parte del Estado en la rehabilitación de adictos, se precisó que la información que reciba la población deberá estar basada en estudios científicos y se alertará de manera clara sobre los efectos y daños físicos y psicológicos del consumo de estupefacientes y psicotrópicos. Sin embargo, la fracción más controversial de la reforma a la ley es una tabla de dosis de droga permitidas para consumo de los narcodependientes.

Esta última medida ha suscitado diversas opiniones, tanto a favor como en contra, algunas de las cuales tienen su origen fuera del territorio mexicano, pues para mucha gente la medida fomentará el consumo de droga en vez de combatir su venta.

Lo anterior se desprende del hecho de que el Congreso de la Unión por primera vez autorizó una tabla de drogas con un tope para consumo personal, sin sanción, en quien compruebe ser farmacodependiente; la misma —de la cual presentamos los productos de mayor consumo en México— permite portar al dependiente del narcótico:

  • 5 g de marihuana.
  • 500 mg de cocaína.
  • 5 g de opio.
  • 25 mg de heroína.
  • 100 mg de anfetaminas.
  • 200 mg de metanfetaminas.

Asimismo, los legisladores también autorizaron 12 narcóticos para uso terapéutico o medicinal, entre ellos 1 kg de peyote, 0.015 mg  de LSD y 250 g de hongos alucinantes; la lista completa de fármacos y sus cantidades permitidas se precisan en el Título Décimo Octavo de la Ley General de Salud, denominado Delitos contra la Salud en su modalidad narcomenudeo.

Así, la reforma señala que no se procederá penalmente contra el farmacodependiente o consumidor que se encuentre en posesión de algún narcótico para su consumo personal, siempre y cuando no exceda de las cantidades que para el efecto se establecen en esta norma, así como a quienes acrediten que la ingestión se realiza con motivo de ceremonias, usos y costumbres de los pueblos indígenas, siendo así reconocidos por éstos.

Es muy importante destacar que ningún farmacodependiente podrá portar drogas cerca de las escuelas, y que cuando así sea sorprendido, o bien cuando exceda la dosis oficialmente permitida, podrá ir a la cárcel por ocho años o más.

Dependencia

Se reconoce como adicción o enfermedad adictiva al síndrome o conjuntos de signos y síntomas generados por la interacción entre una persona y alguna sustancia; se caracteriza por una serie de alteraciones físicas y psicológicas que modifican el comportamiento del afectado, quien experimenta un impulso incontrolable por consumir el estimulante, de manera periódica o continua, ya sea para experimentar sus efectos o para evitar el malestar que le produce su privación.

La dependencia de una sustancia es una enfermedad que daña al individuo de manera integral, es decir, afecta los ámbitos que lo conforman, desde su salud física y mental, hasta el entorno social, laboral y familiar.

El Dr. Raúl Ramírez Reyna, coordinador médico de las Clínicas de Atención Integral en Desintoxicación y Recuperación (Claider), señala a saludymedicinas.com.mx que es difícil hablar de un origen específico de la adicción, pues en ella intervienen factores sociales, genéticos (heredado de los padres), psicológicos y/o neurológicos; esta última se origina en el cerebro, donde de manera natural se genera una serie de sustancias (neurotransmisores) que permiten la comunicación entre neuronas y que además son responsables de producir sensaciones de bienestar, como serotonina, dopamina y endorfinas, principalmente, y que en algunas personas no se desempeñan como debe ser. Cuando así sucede, el individuo vive en insatisfacción permanente y la compensación a ello la encuentra, en ocasiones, al consumir algún estimulante.

“Ahora bien —agrega el especialista médico en adicciones—, realizar el diagnóstico de un farmacodependiente involucra una serie de criterios que al parecer los legisladores no contemplan. Deben hacerse distintas valoraciones, desde las físicas y mentales, hasta las que refieren el contexto del enfermo, y aun así la evaluación obtenida no determinará la dosis que le deba ser permisible para andar en la calle”.

¿De qué estamos hablando? 

Las siguientes son las drogas de mayor consumo en México y sus efectos en el organismo:

  • Marihuana. Sus efectos varían mucho de una persona a otra, mismos que dependen de la cantidad administrada, expectativas del sujeto y grado de resistencia; sin embargo, generalmente la consecuencia más común es sensación placentera y de bienestar, incremento en la calidad de la percepción auditiva y visual, así como mayor satisfacción durante las relaciones sexuales.
  • Cocaína. Se administra por inhalación, inyección o ingestión, y una vez que llega al cerebro genera en el sujeto notable cambio en su estado de ánimo que se caracteriza por intensa satisfacción, gran nivel de energía, enorme confianza en sí mismo, excesivo deseo de acercamiento con los demás y poco apetito; no obstante, al terminar su efecto se experimenta lo opuesto, es decir, depresión, irritabilidad y cansancio, por lo que para volver a sentirse bien se requieren sucesivas dosis de la droga.
  • Heroína. Se obtiene de la flor de opio —al igual que la morfina—, de la cual se produce un extracto que sufre un tratamiento químico que la trasforma en polvo blanco o marrón oscuro. Una vez inyectada en alguna vena tarda entre 15 y 30 segundos en hacer efecto en el cerebro, pero si se fuma apenas lo hace en siete. La sensación inmediata es placer, por lo que es considerada altamente adictiva desde el primer contacto con ella, pudiendo generar también síndrome de abstinencia, es decir, necesidad psíquica y biológica de consumirla.
  • LSD. Su nombre en inglés es lysergic acid diethylamide y es tal vez la droga sintética más vieja que sigue estando vigente. Su principal efecto es provocar alucinaciones, las cuales comienzan media hora después de su consumo y duran aproximadamente 12 horas, tras las cuales hay náuseas, entorpecimiento, sensación de temor y ansiedad. Se vende en forma de pastillas y muchas veces es combinada con otras drogas, lo cual resulta muy peligroso.
  • Anfetaminas. Sustancias creadas en laboratorio con propiedades estimulantes sobre los sistemas nervioso y cardiovascular, lo que mejora los estados de ánimo y alerta, disminuye fatiga y sueño, proporciona sensación general de bienestar y suprime el apetito, por lo que su administración se generalizó como tratamiento para bajar de peso en la década de 1950.
  • Metanfetamina. Una más de las catalogadas como drogas sintéticas; se trata de potente estimulante que se vende normalmente en trozos o en polvo, de forma que puedan ser inhalados, tragados, inyectados o fumados mediante una pipa. Su efecto es muy rápido (unos cuantos segundos), intensificando la sensación de energía acelerada y que todo se puede hacer, pero cuando este disminuye el consumidor puede experimentar paranoia, depresión y agresión. El uso crónico genera alucinaciones, desórdenes mentales y emocionales, e incluso la muerte; se conocen también como speedcrack, cristina, cristal, hielo, fuego, vidrio o cruz blanca.
  • Alucinógenos o psicodélicos. Hongos y peyote, principalmente, empleados por algunas culturas indígenas en rituales; producen la impresión de percibir imágenes o sonidos que no pueden captarse ordinariamente con los sentidos, debido al aumento en la actividad de algunos centros cerebrales; pueden llegar a generar experiencias muy placenteras o terroríficas.

Reformas vs. narcomenudeo

En nuestros días la industria del tráfico de drogas mueve entre 400 mil y 700 mil millones de dólares anuales en el mundo, motivo por el cual se suscitan sangrientos enfrentamientos por el dominio del mercado por parte de los bandos involucrados.

Es por ello que la nueva ley busca impedir que verdaderos delincuentes se hagan pasar por enfermos, ya que establece con criterios muy específicos que se considerará adicta a aquella persona que porte hasta 5 g; narcomenudista el que tenga hasta 5,000 g —en su persecución intervendrán autoridades estatales—, y narcotraficante el que maneje más de esa cantidad, siendo motivo de investigación por parte del gobierno federal.

Por otra parte, si bien algunos diputados han defendido la aprobación de la ley que combate al narcomenudeo, hay otros que se manifiestan abiertamente en contra de la misma. Inclusive, algunos legisladores reconocieron que la medida no es la forma definitiva para acabar con el consumo de droga en el país, y que también deben fortalecerse programas de salud para terminar con la demanda y diseñar otros de seguridad pública para combatir su comercialización.

Finalmente, el 3 de mayo de 2006 el entonces presidente Vicente Fox se retractó de firmar la aprobación de la ley que enfrentaba al narcomenudeo y decidió enviarla de regresó al Congreso para una revisión exhaustiva y que se hagan cambios necesarios para que sea absolutamente claro que en nuestro país la posesión de droga y su consumo, son y seguirán siendo delitos.

La medida, de acuerdo con algunos especialistas, se tomó como efecto de las críticas que autoridades en la materia de Estados Unidos pronunciaron, las cuales aludiendo que ésta será una manera de invitar a que consumidores asiduos visiten México, lugar donde ingerir ciertas cantidades de droga no es motivo de penalización como en otros países.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore