Angustia y miedo a la anestesia general - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

12 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Miedo a dormir para siempre

Miércoles 21 de diciembre del 2016, 02:42 pm, última actualización

Cuando se requiere una intervención quirúrgica, regularmente crea más angustia la aplicación de anestesia que la cirugía misma, debido a los efectos indeseables que pudiera ocasionar dicha sustancia. Siempre se corre riesgo, el cual está determinado básicamente por enfermedades, reacciones alérgicas, duración de la operación y edad avanzada.

Miedo a la anestesia general

Las técnicas de anestesia han cambiado considerablemente en un periodo corto, pues tan sólo hace 40 años se administraba éter a través de una mascarilla para adormecer al paciente. Dicha sustancia ha sido reemplazada por medicamentos específicos, los cuales pueden aplicarse vía intravenosa, por inyección en la espalda o a través de un tubo colocado en nariz o boca. Además, durante la operación se cuenta con calificado equipo de vigilancia, pero esto no impide que exista riesgo de complicaciones en menor o mayor medida.

Lo anterior está asociado con las enfermedades que sufra el paciente, por ejemplo, si padece problemas cardiacos, respiratorios o diabetes es muy posible que se presente un efecto indeseado. También corren cierto peligro quienes toman algunos medicamentos que puedan interaccionar con la anestesia, consumen alcohol y tabaco o sufren alergias.

Es por ello que los anestesiólogos, durante cualquier intervención quirúrgica, tienen la responsabilidad de mantener estables sus funciones vitales, como respiración, ritmo cardiaco y presión arterial.

Tipos de anestesia y riesgos

Llevar a un paciente de la tercera edad al quirófano no es inusual, por lo que es muy importante establecer el factor riesgo-beneficio, ya que con frecuencia estas personas sufren enfermedades crónicas, como diabetes, deficiencias cardiaca y pulmonar, hepáticas (en hígado), renales (riñón) o mentales (Alzheimer), situación que incrementa el riesgo de una complicación.

Las principales complicaciones de la anestesia son:

  • Reacción alérgica.
  • Malestar estomacal después de la cirugía.
  • El adormecimiento puede prolongarse por deficiente administración de la anestesia e, inclusive, cuando se haya aplicado de manera precisa. Recuerda que no existe el riesgo cero.
  • Convulsiones o infarto cardiaco.
  • Es posible que la temperatura corporal se eleve excesivamente.
  • Deficiencia respiratoria.
  • Descenso en la presión arterial.
  • Temblor corporal.
  • Dolor de cabeza.

Dependiendo de la cirugía que se realice se aplicará un tipo específico de anestesia: puede ser general, local o regional, cada una de ellas con efecto y reacciones distintas.

La anestesia general incluye una combinación de medicamentos que se inhalan e inyectan, de tal manera que la persona queda inconsciente de forma temporal; también es posible que se utilice un tubo que se coloca en boca o nariz, el cual llega a la tráquea. Este tipo de anestesia es usada en la mayoría de las cirugías, y es posible que produzca las siguientes reacciones:

  • Excepcionalmente, la introducción del tubo hasta la tráquea puede dañar piezas dentales y garganta.
  • Reacciones alérgicasPese a ello no se aconseja la práctica sistemática de pruebas de sensibilización a los anestésicos, ya que no se consideran adecuadas en pacientes sin historia previa de efectos.
  • Ronquera, náusea, vómito y dolores musculares.

En caso de que tengan que operarse zonas específicas como caderas, brazos, piernas o próstata, se recurre a la anestesia regional, que se administra vía espinal, epidural (en espalda baja) o en la zona a intervenir, cerca de un centro nervioso. Aunque la persona se mantenga despierta puede sentir sueño durante el procedimiento. Las complicaciones que pueden presentarse son:

  • Convulsiones.
  • Presión arterial baja.
  • Dolores de cabeza y espalda.
  • Sensación de hormigueo en la zona donde se aplicó.

La anestesia local se puede usar para insensibilizar solamente un área pequeña, por ejemplo, la indicada para tratar cataratas, que no produce mucho dolor. Es posible administrarla en forma de inyección, gotas en ojos, ungüento o atomizador, y puede ocasionar somnolencia o alergia.

Es indispensable seguir varias recomendaciones antes de someterse a la anestesia, las cuales serán indicadas por el anestesiólogo:

  • Guardar ayuno absoluto mínimo 8 horas antes de la cirugía.
  • Seguir cualquier medicación que esté tomando de manera habitual, a menos que el especialista indique lo contrario.
  • No fumar ni consumir café por lo menos 48 horas antes de la operación.

SyM - Roberto Guzmán

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore