Trastornos mentales más frecuentes en México - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

15 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Salud mental, a la espera de tiempos mejores

Jueves 22 de junio del 2017, 11:54 am, última actualización

Los trastornos mentales son muy frecuentes en México y, a pesar de que hay medicamentos y terapia adecuados para atenderlos, 90% de las personas afectadas no buscan ayuda especializada. Ello puede deberse, en parte, a que continúa la discriminación hacia estos padecimientos.

Salud mental, a la espera de tiempos mejores

Sin afán de ser sarcásticos, tal parece que la salud mental del mundo anda “de cabeza”, a tal grado que dentro de muy poco los trastornos neurológicos, psiquiátricos y de conducta se encontrarán entre los más frecuentes en todas las naciones y, sin embargo, todavía existe muy baja tasa de atención a los pacientes de este tipo, ya que sólo 1 de cada 10 enfermos recibe ayuda especializada.

Cierto, el progreso científico ha sido invaluable para conocer las causas de este grupo de padecimientos y la manera de abordarlos en el diván, sin olvidar que el apoyo farmacológico ha contribuido a que los periodos de hospitalización se reduzcan y el enfermo se reintegre con éxito a sus actividades cotidianas.

No obstante, y a pesar del optimismo que inspiran estos hechos, la realidad nos da una bofetada cada vez que se analiza la situación particular de una sociedad, en este caso la mexicana, y se comprueba que, en general, la infraestructura en salud mental dista mucho de cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Muchos enfermos, poca estructura

Los datos proporcionados por dicho organismo muestran que aproximadamente 500 millones de personas en el mundo sufren algún trastorno mental; la mayoría de ellas están incapacitadas para realizar sus labores cotidianas y viven con gran sufrimiento.

Pero quizá resulte más aleccionador conocer la realidad mexicana. De acuerdo con los datos de la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (ENEP, realizada entre 2001 y 2003), 28.6% de la población ha sufrido alguno de los 23 trastornos que se listan en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10). No obstante, como ya se apuntó, únicamente 10% de los pacientes han recibido atención especializada.

Algo sumamente revelador, señala el Dr. Marcelo Valencia Collazos, adscrito a la Dirección de Investigaciones Epidemiológicas del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz (INP), localizado en la Ciudad de México, es que la búsqueda de atención puede tardar entre 8 y 15 años, y que 15% de los pacientes prefieren automedicarse.

Esto último es particularmente grave porque los fármacos para trastornos mentales son tan específicos que resulta casi imposible resolver un problema de depresión, esquizofrenia (dificultad para diferenciar entre experiencias reales e imaginarias, pensar lógicamente y comportarse con normalidad) o trastorno bipolar (periodos de excitabilidad o manía que alternan con otros de depresión) sin que el medicamento haya sido prescrito por un psiquiatra.

Padecer una enfermedad mental y no recibir tratamiento condena al paciente a un “callejón sin salida” porque, de acuerdo con el análisis de Valencia Collazos, el afectado se expone a rechazo social, estigmatización (se le etiqueta), discriminación y ausencia de oportunidades laborales, lo cual, queda claro, será difícil sobrellevar.

Las repercusiones no terminan allí, porque la familia del paciente también resiente la carga emocional al tener que cuidarlo si se encuentra discapacitado. Además, un reto del que no se habla mucho, pero que está a la vista de todos, es la manutención de los costos del tratamiento, es decir, solventar los gastos que generan consulta, medicamentos, hospitalización eventual y transporte a centros de atención.

Muchas veces esta responsabilidad es tan difícil de enfrentar que la familia experimenta diversos problemas emocionales que pueden derivar en cuadro depresivo o abuso de alcohol y drogas, lo cual hace que el problema se torne más complicado.

El Dr. Valencia Collazos establece, por otra parte, que gran proporción de la población afectada se encuentra al margen de la atención especializada porque la infraestructura de servicios de salud mental es limitada, sobre todo en países en desarrollo, como México, donde las finanzas públicas no son lo más transparente que digamos. A todo ello habría que agregar que la demanda de atención supera en mucho al número de especialistas y personal en salud mental, lo que deja escaso margen de acción.

Mucha gente con algún trastorno mental nunca recibe ayuda psiquiátrica, explica el investigador, y todavía estamos lejos de poder establecer un diagnóstico temprano para evitar que la enfermedad evolucione y lograr exitosa recuperación. Por ejemplo, muchos casos de esquizofrenia no son atendidos profesionalmente sino hasta que transcurren dos años de sus primeras manifestaciones.

¿Sin salida?

Los estudiosos del tema pronostican que los trastornos mentales se incrementarán debido a la rápida urbanización, pero también a causa de los cambios macroeconómicos, desastres naturales, conflictos bélicos y pobreza que obligan a gran parte de la población a pelear para sobrevivir, lo cual, obviamente, crea un panorama desolador para el futuro.

A ello se deben agregar problemas propios de las sociedades actuales: desempleo, falta de oportunidades, inseguridad y desesperanza, es decir, un conjunto de inconvenientes que hacen pensar en la necesidad de que todos los seres humanos, sin excepción, recibamos orientación y tratamiento emocional.

El escenario es complicado, sobre todo si consideramos que poco más de la cuarta parte de los países del mundo (28%) carecen de presupuesto específico para atender enfermedades mentales, y que las naciones que sí cuentan con este rubro en su planeación emplean sólo 1% de sus recursos destinados a la salud para tal efecto, como es el caso de México. Esto, por supuesto, contraviene la recomendación de la OMS, que señala que debería asignarse al menos 10% a este capítulo.

A pesar de todo, la recomendación a la mano consiste en buscar orientación confiable a través de medios electrónicos e impresos y, cuando exista sospecha de algún padecimiento de este tipo, hacer lo posible por consultar cuanto antes al especialista en salud mental.

En este sentido, “la necesidad es la madre de la inventiva”, por lo que una idea a considerar sería, por ejemplo, que una comunidad se organice para contratar los servicios de un psiquiatra o terapeuta al que le sea conveniente o rentable atender a gran número de pacientes mediante costo unitario bajo. 

Para tomar en cuenta

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, los trastornos mentales o del comportamiento se caracterizan porque perturban la actividad intelectual, estado de ánimo o conducta del individuo respecto a las creencias y normas culturales de su entorno.

No se conocen con certeza las causas de muchos de ellos, pero se cree que dependen de una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales. Sus principales síntomas pueden englobarse en:

  • Físicos. Principalmente, dolor y trastornos del sueño.
  • Afectivos. Tristeza, miedo y ansiedad.
  • Cognitivos. Dificultad para pensar con claridad, ideas anormales o alteraciones de la memoria.
  • Del comportamiento. Conducta agresiva, incapacidad para realizar tareas cotidianas y abuso de sustancias.
  • Alteraciones perceptivas. Percepción visual o auditiva de cosas que otras personas no ven u oyen.

Es aconsejable que quien tenga uno o más de estos síntomas y que a causa de ellos viva con sufrimiento o dificultad para efectuar sus tareas cotidianas, consulte a un profesional (psicólogo, psiquiatra o neurólogo).

SyM - Manuel Tarres

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore