Yoga para embellecer tu cuerpo ¡y tu mente!

  • SyM - Sofía Montoya
Beneficios del yoga, Práctica del yoga
Al yoga también se le conoce como meditación dinámica.

Dicen quienes lo practican que yoga es una filosofía, una ciencia y un arte. Lo cierto es que también puede servir como terapia con la que el cuerpo embellece y adquiere fuerza, energía y firmeza.

¿Qué significa yoga?

Conocemos como yoga a una serie de posturas físicas (asanas), ejercicios corporales y de respiración que ayudan a meditar, mejorar la elasticidad o eliminar estrés. Sin embargo, no todos saben que la búsqueda de este arte milenario es todavía más profunda, pues tiene por objetivo que el ser humano alcance la comunión consigo mismo.

El primer documento sobre el tema del que se tiene conocimiento es el yogasutra (reglas del yoga), escrito entre los siglos IV y V de nuestra era, aun y cuando sus orígenes datan de fechas anteriores. Desde entonces se estimaba que gracias al yoga (que significa "conjunción" en hindú) se logra una relación mística entre el practicante (yogui) y el Universo, una vez que el espíritu humano se encuentra completamente libre.

Los yoguis sostienen que en el cuerpo hay células con funciones físicas, psicológicas, emocionales, intelectuales o espirituales, y que cada una tiene vida propia. La práctica del yoga promueve que, conscientemente, toda célula absorba una reserva de sangre y energía vital, saciando al alma. Como esto se consigue a través de movimientos corporales, al yoga también se le conoce como meditación dinámica.

Beneficios del yoga

Personas que lo practican aseguran tener gradualmente una serie de cambios, como:

  1. Disminución de la presión sanguínea y de la frecuencia cardiaca en hipertensos.
  2. Baja en los niveles de colesterol.
  3. Mejora la respiración.
  4. Regulación de la producción hormonal y del flujo menstrual.
  5. Reducción de las disfunciones y dolores articulares.
  6. Brinda sensación de bienestar.
  7. La práctica constante de determinados tipos de yoga contribuye a la pérdida de peso.
  8. Mayor flexibilidad.
  9. Mejor postura física.
  10. Refuerza el sistema inmunológico al ayudar a reducir el nivel de cortisol (hormona relacionada con el estrés); niveles de cortisol elevados pueden provocar cambios de humor, aumento de peso, hipertensión, problemas de sueño y/o digestivos, así como alteraciones en el sistema inmunológico. Al reducir esta hormona, se eleva la resistencia a infecciones.

Por si fuera poco, al reactivar la respiración, se da un relajamiento que posibilita la meditación y el autoconocimiento, muy necesario para gente expuesta a la acción de los medios masivos de información y ajetreo de la vida cotidiana. Todo esto conlleva a que se presente un cambio radical de actitud emocional frente a la vida y al papel que tiene cada individuo en la sociedad.

Por último, considera que las personas de la tercera edad que practican yoga recuperan parte de la elasticidad perdida en músculos y articulaciones, además de que permite aprovechar los momentos de tiempo libre para reflexionar de manera íntima sobre las acciones propias y las de las demás.

descarga este artículo en PDF