Bullying

Bullying, Agresión física y psicológica

 

Este comportamiento consiste en atormentar en la escuela a alguien física, verbal o psicológicamente de forma intencional. Puede abarcar golpes, empujones, insultos, amenazas y burlas. Su objetivo es que la persona sienta miedo y haga lo que el acosador le pida, como darle  su dinero u otros bienes. 

La víctima se comporta de manera diferente, por ejemplo, no come ni duerme bien, además deja de realizar aquellas actividades que antes disfrutaba. Asimismo, su carácter cambia, está malhumorado, se enoja más de lo habitual y se siente triste. También evita ciertas situaciones para impedir que la humillen y frecuentemente “pierde” objetos como mochilas, loncheras o ropa. En casos graves, regresa a casa con marcas de golpes en varias partes del cuerpo.

Algunos papás y maestros piensan que esta conducta es normal entre los chicos y forma parte del proceso de crecimiento. Sin embargo, no es así, pues la agresión que se sufre puede resultar tan dolorosa que afecta la autovaloración de la víctima y disminuye notablemente su calidad de vida.