Bulimia nerviosa, provocarse el vómito para perder peso - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Bulimia nerviosa

Miércoles 05 de abril del 2017, 04:23 pm, última actualización

Trastorno alimenticio caracterizado por episodios repetitivos de apetito voraz (comilonas o atracones) que después, por culpa, se tratan de remediar con métodos inapropiados para controlar el peso, entre ellos, provocarse el vómito, someterse a ayuno, usar laxantes (fármacos que estimulan la expulsión de materia fecal) y diuréticos (promueven la eliminación de orina), así como rutinas compulsivas de ejercicio.

Bulimia nerviosa, Autopercepción distorsionada de la imagen corporal, Atracones y vómito

Quien sufre bulimia experimenta autopercepción distorsionada de su imagen corporal (se ve como alguien obeso a pesar de estar en su peso ideal).

Las mujeres son las más susceptibles (en una proporción de 5 a 1 sobre los hombres) a padecerla, y el rango de aparición se ubica mayormente entre los 13 y 18 años de edad.
Inmadurez emocional y falta de autoaceptación son otros factores que se vinculan con el origen de este trastorno alimenticio, pues llevan al paciente a recurrir al consumo desmedido de alimentos para resolver ansiedad, estrés, abandono, miedo, inseguridad o vergüenza.
También se ha detectado relación directa de la bulimia con problemas como depresión, familia sobreprotectora y exigente en el cumplimiento de normas, así como factores hereditarios asociados a falta de control sobre el impulso de comer.
Otro tanto podemos decir del deseo de ser delgad@, enaltecido por medios informativos y campañas publicitarias como símbolo de éxito, triunfo y atractivo sexual.
Las personas con esta afección suelen tener perfil definido: son perfeccionistas, obsesivas, en desacuerdo con la vida, reservadas y con buen rendimiento en distintas facetas (estudios, trabajo, deporte). Son autoexigentes, pero no saben manejar sus emociones.

¿Cómo se diagnostica la bulimia?

  • Suele detectarse cuando existen indicios irrefutables en la conducta del individuo: variaciones de peso, práctica excesiva de actividades físicas, interés desmedido en el peso corporal, esconder alimentos en sitios extraños, uso de laxantes y diuréticos, marcas en los nudillos de los dedos (generados al provocarse el vómito), molestias y enfermedades de la garganta (por la excesiva exposición a los jugos gástricos) y, en mujeres, amenorrea o ausencia de menstruación.
  • Un examen de sangre (chem-20) puede revelar deshidratación o desequilibrio en electrolitos (minerales que regulan la cantidad de agua corporal, acidez sanguínea, ritmo cardiaco y acción de los músculos).
  • Es de suma importancia que el enfermo reconozca sus hábitos alimenticios y colabore con los médicos (nutriólogo, psicólogo, especialista en trastornos alimenticios), a fin de contar con información necesaria para el diagnóstico.
  • Para los especialistas existe problema de bulimia cuando la afectada presenta dos episodios de atracones en una semana, y las conductas compensatorias ya citadas, al menos durante tres meses.

¿Cómo se trata?

  • Es ideal que el o la enferma reciba tratamiento y supervisión por parte de un grupo multidisciplinario de profesionales que atiendan su desequilibrio emocional y nutricional.
  • Puede acudir a psicoterapia (individual, de grupo o familiar), en la que pueda reconocer con claridad los errores en que incurre y descubrir las causas que le orillan a actuar de ese modo.
  • Luego, debe modificar su comportamiento, lo cual supone dejar de lado el estrés, ansiedad o angustia que le genera el tema del sobrepeso, además de que aprenderá técnicas para romper el ciclo atracón-vómito.
  • Por su parte, el especialista en nutrición establecerá si el individuo necesita multivitamínicos y minerales, en especial zinc, calcio y fosfatos, para proteger órganos vitales y, por tanto, que la salud del paciente no peligre.
  • También será necesario el seguimiento de dieta personalizada que se base en el estilo de vida del enfermo, peso ideal y actividades diarias.
  • En ocasiones se recurre a fármacos antidepresivos recetados por un psiquiatra.
  • Es útil incorporar técnicas de meditación o relajación para ayudar a la afectada a hacer una pausa y dejar de lado los impulsos, de tal suerte que tenga tiempo de reflexionar en su conducta.

¿Cómo se previene?

  • Actualmente se considera que el abordaje para prevenir la aparición de la bulimia nerviosa debe ser a través de diversas estrategias.
  • Por una parte, sería ideal que los medios y la sociedad en general dieran menos importancia a la "perfección física" a nivel social y cultural, pero es difícil hacer cambios sociales.
  • Los padres deben enseñar a sus hijos a adoptar dieta saludable y a valorar sus características y cualidades internas más que las externas.
  • Será importante fortalecer la autoestima de los chicos tratando de celebrar el alcance de pequeñas o grandes metas, y minimizar los errores o fracasos.
  • También sería útil que en escuelas y centros de enseñanza se promuevan aficiones culturales y de entretenimiento que permitan aprender diversas habilidades sociales; de esta manera, niños y adolescentes considerarían otros aspectos distintos a la imagen física como fuente de prestigio o reconocimiento social.

Fuentes:

  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos/Institutos Nacionales de Salud (NIH). Bulimia. MedlinePlus [en línea].
  • AW Foundation. Bulimia. Portal desordenesalimenticios.com.mx [en línea].

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

El ponche mexicano contiene tantos nutrientes (minerales, vitaminas y calorías), que se ha incluido en la dieta de los astronautas que habitan la Estación Espacial Internacional.




Comscore