Cantar alegra los corazones: beneficios de practicar canto - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Marzo 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cantando se alegran los corazones

Martes 10 de enero del 2017, 04:11 pm, última actualización

La música es uno de los pilares del arte en el mundo, pero particularmente de la cultura mexicana. ¿Por qué privarse entonces del canto? De hecho, religiones de la India y del México indígena sostienen que el mundo fue creado con música, sonidos y voces. Desde entonces, practicar canto ha sido una forma de inventar un universo nuevo, lleno de ritmo y melodía y funciona principalmente para muchas personas de la tercera edad.

Beneficios del canto, Musicoterapia, Métodos de relajación en la tercera edad

¡Canta y no llores!

Sabemos que cantar armoniza cuerpo y espíritu, relaja, da seguridad y enseña a controlar la respiración, tan importante para otras situaciones de la vida diaria como el combate al estrés.

Piénsalo un poco y verás que no se trata de una idea extravagante. Nuestro corazón late, es ritmo; nuestra respiración fluye, es melodía; literalmente llevamos la música por dentro.

Investigaciones realizadas por especialistas en una disciplina llamada musicoterapia, han sugerido que la práctica musical mejora la memoria y calidad de vida en personas de la tercera edad, pero no sólo eso, ya que es magnífico pretexto para ampliar sus relaciones sociales.

Además, escuchar música, así como ejecutar instrumentos y/o el canto mejora la orientación respecto a la realidad, brinda relajación y estimulación física, y ofrece oportunidades estéticas para expresar sentimientos, estimular recuerdos y estrechar vínculos grupales si se practica en conjuntos o coros.

Desde finales del siglo pasado se encontró que cantar en grupo mejora el comportamiento social, físico y emocional de gente de la tercera edad y personas con Alzheimer. Desde entonces algunos profesionales sostienen que esta actividad artística disminuye tensión y ansiedad, y además permite, dependiendo del género musical, contar con diversos niveles de complejidad ajustable a la capacidad de atención que tengan los pacientes.

Lo anterior ha inspirado la publicación de varios informes al respecto. David Aldridge y Gudrum Brandt, en el libro Valoración de la demencia, afirman que el ritmo proporcionado por música y canto es fundamental para organizar y coordinar los procesos internos y externos entre personas, ya que ofrece un marco de referencia para la percepción del mundo. En tanto, Fanny Silver y Jozef Phes, en El uso de la composición musical con pacientes con diagnóstico de Alzheimer, mencionan que la práctica musical obliga a pensar, recordar y estimular la creatividad, lo cual muchas veces no se considera en la atención de los enfermos afectados por dicho padecimiento.

Cómo practicar canto

Quienes han incursionado en el canto afirman que esta actividad ha sido una manera de dar continuidad a un gusto muy arraigado desde la infancia, como es la pasión hacia la música. Por ello, varias instituciones de atención a la tercera edad han creado grupos corales que permiten desarrollar estas aptitudes con el entrenamiento adecuado, lo que en consecuencia fomenta las relaciones sociales.

La práctica del canto puede iniciar de manera intuitiva y, poco a poco, el conocimiento se racionaliza, se vuelve técnico. Así, cantar aumenta la capacidad de los pulmones, pues exige una forma de respirar muy precisa. Con la práctica esta habilidad puede aplicarse a métodos de relajación.

Esta actividad, asimismo, exige aprender a controlar la respiración abdominal, sobre todo el movimiento del diafragma (músculo que controla la respiración y separa los pulmones de los órganos del vientre) para administrar el aire, así como otros trabajos técnicos que implican una buena oxigenación y que se requiere para hacer esfuerzos extras, como caminar con velocidad, subir escaleras o avanzar de prisa para alcanzar algún tipo de transporte público.

Otro de los beneficios del canto es que incrementa la seguridad. Esto porque se debe adoptar postura erguida para que la voz fluya amplia y correctamente, con los hombros y la mandíbula relajados; instintivamente, esta posición corporal es incorporada con naturalidad y la sensación de seguridad, por consiguiente, aumenta. Además, al realizar presentaciones en público se sabrá cómo actuar ante la gente.

De esta forma, es muy positivo considerar la práctica del canto a fin de que personas de la tercera edad tengan nuevas oportunidades para divertirse, socializar y combatir la jubilación mental, que conlleva la pérdida de capacidades de aprendizaje, lenguaje y percepción. ¡Anímate!, recuerda que en muchos centros sociales existen grupos corales a los que puedes acercarte y que, como dice la canción, "cantando se alegran los corazones".

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.




Comscore