Homeopatía, ideal para superar la depresión invernal - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Homeopatía, ideal para superar la depresión invernal

Lunes 23 de enero del 2017, 01:51 pm, última actualización.

Desde hace tiempo se sabe que en la época navideña se incrementan los estados depresivos. Afortunadamente, también se ha comprobado que la Homeopatía es excelente herramienta para superar desánimo, nostalgia y tristeza.

Homeopatía, ideal para superar la depresión invernal
Homeopatía, ideal para superar la depresión invernal

Diciembre es una de las épocas del año en que hay más personas deprimidas. Esto se debe a que es la temporada en que acostumbramos reunirnos con la mayoría de la familia y, a veces, se resienten las ausencias de algunos seres queridos, ya sea porque se encuentren lejos de nosotros o porque han fallecido.

Además, los factores ambientales también influyen en nosotros, ya que se ha comprobado fehacientemente que la disminución de luz solar reduce la actividad cerebral y se produce menor cantidad de melatonina, neurotransmisor (sustancia que permite la comunicación entre neuronas) que participa decisivamente en el estado de ánimo de toda persona.

Desde el punto de vista médico, sea alopático u homeopático, la depresión es un problema grave y, aunque se trate de la llamada “tristeza invernal”, el consenso es que esta enfermedad no cede ante una palmada en el hombro o con el clásico “échale ganas, tú puedes”. La depresión, hay que enfatizarlo, es una condición que no se puede controlar a voluntad y que requiere ayuda profesional.

Dos posturas diferentes

En términos generales, la medicina convencional o alopática sostiene que la depresión, como muchos otros males psiquiátricos, tiene su origen en una disfunción de los neurotransmisores. Es por ello que los expertos en dicha terapéutica hacen uso de un arsenal de medicamentos que regulan los niveles de dichas sustancias. Con ello pretenden normalizar la conducta del individuo deprimido.

De modo contrario, la Homeopatía asevera que un desequilibrio mental es producto de una desarmonía profunda e integral del organismo, no sólo de la psique de una persona. Así, la depresión sería un síntoma de un problema que se relaciona con el espíritu, la mente y el cuerpo. Todo se debe, de acuerdo con este sistema médico terapéutico, a la psora, que no es otra cosa que un “defecto de fábrica” con el que nacemos.

Así lo señala el Dr. Eduardo Imventarza, profesor titular de la Fundación Centro Argentino de Homeopatía Hahnemanniana, quien explica que la Psora también puede definirse como una manera particular y única de sufrir, sentir y expresar nuestras dolencias.

El especialista advierte, por otro lado, que el médico homeópata no debe conformarse con un simple diagnóstico, sino ir a fondo y preguntarle al paciente presumiblemente deprimido si disfruta la soledad o si prefiere la compañía, si puede o no llorar, así como averiguar acerca de la reacción que manifiesta ante el consuelo y la compasión de los demás, sin pasar por alto la importancia que tienen para el afectado la música, su trabajo y las actividades que completen su vida cotidiana.

Por supuesto, el análisis deberá incluir el conocimiento de su pasado, la manera como transcurrió su infancia y juventud, pero también sus hábitos alimenticios, sexualidad y todos aquellos aspectos que se considere puedan tener relación con el padecimiento.

Algunos casos

Como bien se sabe, la Homeopatía le da la espalda a los tratamientos estandarizados, es decir, rechaza ofrecer la misma cura para todos los enfermos, y el caso de la depresión estacional no es la excepción. El Dr. Imventarza ofrece un par de ejemplos vistos en consulta.

El primer caso citado es el de “una mujer de 41 años que en época decembrina se ponía excesivamente triste, lo que dejaba en claro que se trataba de depresión estacional. No obstante, admitía que se encontraba deprimida desde hacía más de cinco años, a partir de la muerte de su padre, con el cual no mantenía una relación cercana”.

La culpa y el remordimiento por no haber estado más tiempo con su progenitor “aparecían en momentos específicos, sobre todo en Navidad, pues el padre era el líder de la familia, el encargado de partir el pavo y hacer la oración en ese día tan especial”.

El especialista explica que, a pesar de su tristeza, la paciente no podía llorar ni tolerar que le tuvieran lástima. “Cuando la enferma dijo que le gustaba la comida con mucha sal, supe que debía prescribirle Natrum muriaticum (sustancia que se obtiene de dinamizar la sal de mar), la cual le alivió su psora y, en consecuencia, le permitió superar su depresión”.

El siguiente caso fue el de un hombre separado, de 47 años, que frecuentemente se sentía deprimido y empeoraba cuando la luz solar era escasa, por lo que la época navideña le parecía poco agradable.

El paciente reconoció haber vivido muchos fracasos amorosos, a veces por no cumplir con las expectativas de sus parejas y en otras ocasiones por no ser correspondido. Recordaba con mucha nostalgia su infancia y sus noviazgos, muchos de los cuales pasaban por su mejor momento en la temporada invernal.

“Esta persona reconoció sentirse débil y ser sensible a la violencia; tenía calor en los pies y necesitaba descubrírselos para sentir alivio”, por lo que el Dr. Imventarza le recetó Phosphoricum acidum, que es el medicamento ideal para un individuo generalmente apático, indiferente, que sufre gran pena, es lento y posee una mirada perdida en la lejanía. El resultado fue excelente.

Un estudio representativo

La Dra. Emma del Carmen Macías Cortés, adscrita al Consultorio de Homeopatía del Hospital General de México, en la Ciudad de México, dirigió interesante estudio entre 28 personas (27 de ellas mujeres) que sufrían los síntomas clásicos de depresión, a fin de evaluar la efectividad de la Homeopatía en el tratamiento de este padecimiento.

El estudio, realizado entre 2004 y 2005, comprobó que la Homeopatía es eficaz para atender a pacientes con evidentes signos de depresión. Las cifras fueron contundentes: 63% mejoró, 30% lo hizo parcialmente y 7% no mostró avance. Asimismo, los medicamentos que más se prescribieron, de acuerdo con la individualidad de cada paciente, fueron Natrum muriaticum (82%) y Sepia officinalis (10.7%), seguidos de Pulsatilla nigricans y Nux vomica. En el tratamiento final, el medicamento más popular fue Lycopodium clavatum (42.8%).

La Dra. Macías Cortés dejó en claro que la mayoría de los síntomas de los pacientes estudiados fueron superados. Hablamos del ánimo triste, alteraciones del sueño y cansancio, factores que redundan directamente en la productividad y calidad de vida del individuo.

La especialista concluyó en su informe: “El médico homeópata, al ser un profesional que se encuentra en contacto con pacientes en un nivel primario de atención, constituye una alternativa eficaz para tratar pacientes deprimidos, que son beneficiados al ser atendidos en forma integral”.

Las opiniones expresadas en este artículo no reflejan necesariamente el punto de vista de la Asociación Nacional de la Industria Farmacéutica Homeopática, A.C. (Anifhom).

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Salud Mental

Todo sobre pruebas antidoping


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore