Faringitis crónica, inflamación y dolor de garganta - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

24 Abril 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Faringitis crónica, mal de todo el año

Miércoles 22 de marzo del 2017, 12:01 pm, última actualización

Acostumbrados a tener garganta irritada y dolor por largo tiempo, quienes sufren faringitis crónica suponen que nada puede combatir sus molestias y se resignan a vivir con la necesidad constante de carraspear, pero se equivocan, existen varias alternativas para tratarla. Conoce causas, síntomas y tratamiento para este trastorno. 

Faringitis crónica, Inflamación de garganta

Causas de inflamación de garganta

Irritación e inflamación de la faringe (mucosa que reviste a la garganta) puede presentarse todo el año. Durante la época de calor, las principales causas son alergia por contaminantes, cigarro, polvo y polen, entre otros factores.

La faringitis o inflamación de garganta puede originarse por la invasión de microorganismos que aprovechan los cambios de temperatura y problemas del sistema inmunológico para atacar nuestro organismo; sin embargo, en al menos la mitad de los reportes de este padecimiento durante la temporada invernal, y en la gran mayoría de aquellos que se dan en primavera y verano, la causa es predisposición individual.

A todos estos casos en que no intervienen bacterias o virus se les concentra en la categoría faringitis crónica, y representa una de las principales causas de consulta para los otorrinolaringólogos, profesionales de la salud especializados en padecimientos de nariz, garganta y oídos.

Síntomas de faringitis crónica

Los síntomas con que se manifiesta este mal son idénticos a los originados cuando hay un agente invasor: dolor al tragar saliva, fiebre, malestar general y enrojecimiento de la mucosa, pero son desencadenados por diversos factores externos, como:

  • Agentes químicos y físicos. Incluyen polvo, calor excesivo, variaciones bruscas e importantes de temperatura, locales o centros de trabajo con aire acondicionado deficiente, seco y poco húmedo, abuso de vasoconstrictores nasales (sustancias que evitan el escurrimiento de la nariz), humo de tabaco y alcohol, los cuales irritan e inflaman la mucosa de la garganta. Asimismo, se incluye en esta categoría la desviación del tabique nasal, que en casos graves puede generar obstrucción de las vías respiratorias, hecho que obliga a tomar aire por la boca y, de esta manera, favorece la resequedad de la faringe.
  • Alergia de la mucosa faríngea. Elementos como polen, alimentos, sustancias con que se realiza limpieza en casa, ácaros u otros pueden desencadenar una reacción alérgica en la región y, por ende, los síntomas característicos.
  • Enfermedades. Tanto las que se originan en vías respiratorias altas (sinusitis crónica o rinitis, por ejemplo), como los males generales orgánicos (padecimientos bronquiales crónicos, del corazón o riñón, diabetes e insuficiencia pulmonar) ocasionan alteraciones en la respuesta inmunológica y contribuyen a la aparición de faringitis crónica.
  • Alteraciones hormonales. Se ha observado que alteraciones de este tipo facilitan la aparición del mal, ya que rompen el equilibrio en el funcionamiento del organismo y disminuyen las defensas. Esto ocurre, por ejemplo, durante el climaterio o al padecer hipotiroidismo (disminución de la actividad de la glándula tiroides, encargada de crear sustancias que intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas, activándolas y manteniendo el ritmo vital).
  • Abuso y mal uso de la voz. Maestros, vendedores ambulantes, conferencistas y cantantes son más propensos a sufrir faringitis crónica en virtud de que la garganta se reseca y propicia inflamación.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de faringitis crónica?

Habitualmente los pacientes reciben el diagnóstico cuando acuden al médico por dolor de garganta que dura mucho tiempo, y se manifiesta sobre todo al tragar saliva, pero también se acompaña de sensación de quemazón y sequedad que empeora al hablar y mejora ligeramente cuando consumen alimentos.

En ocasiones, la persona afectada tiene la impresión de que hay un cuerpo extraño en la garganta que no puede eliminar, el cual le produce carraspeo y tos; incluso hay quienes manifiestan ahogo porque las vías respiratorias se cierran, motivo por el que acuden al servicio de urgencias.

Además, en la mayoría de casos existe un componente psicológico de miedo a sufrir alguna enfermedad grave, sobre todo si se ha vivido un caso cercano de cáncer de laringe o similar, es decir, siempre contribuye la personalidad más o menos hipocondríaca del paciente, quien estará continuamente observando sus síntomas y carraspeando.

El otorrinolaringólogo no sólo registrará las molestias descritas por el paciente, también efectuará una exploración directa y se informará de la evolución de la enfermedad, que suele ser intermitente y presentarse desde varios años atrás; todo ello debido a que los síntomas de faringitis crónica a menudo se confunden con los de otros males (amigdalitis y sinusitis crónicas, por ejemplo).

Diferentes tipos de faringitis crónica

Para definir el diagnóstico, el médico suele hacer una diferenciación según las manifestaciones que observa:

  • Faringitis crónica simple: se tiene la sensación de cuerpo extraño en la garganta y sequedad, carraspeo, tos que causa irritación y secreciones que se adhieren a la zona. No existe manifestación clara de enfermedad, y no hay fiebre.
  • Faringitis crónica granulosa o hiperplásica: la mucosa de la pared posterior de la garganta se encuentra inflamada, granulosa y con coloración rojiza; hay secreción abundante, densa e incolora. Casi siempre aparece sensación molesta de cuerpo extraño que hace necesario deglutir o carraspear para lograr alivio, y que llega a generar náusea y vómito.
  • Faringitis crónica seca o atrófica: en este caso la pared posterior de la garganta está seca, brillante y, a menudo, con algunas costras; se relaciona con variaciones climáticas o de temperatura (hay mejoría en regiones cercanas al mar y empeora con el aire seco y caliente). Adultos y personas de la tercera edad son afectados con más frecuencia, y sufren más para eliminar las molestias; pueden tener dificultad respiratoria con alteraciones del sueño, sentir ahogo y, como consecuencia del carraspeo continuo, presentarse pequeñas hemorragias.

Tratamiento para faringitis crónica

Es posible aliviar las molestias derivadas de este problema de salud, y para ello conviene:

  • Erradicar el factor causante de la enfermedad. Se buscarán y eliminarán todos los posibles factores causales, sean próximos o lejanos. Así, se suprimirán tabaco y alcohol, se modificarán las condiciones en trabajo, hogar o escuela que pudieran afectar al paciente y, en caso necesario, se aconsejará cambio de profesión, clima o lugar de residencia, si bien se reconoce que a veces esto es difícil.
  • Aliviar los síntomas según el tipo de faringitis crónica de que se trate. Para ello se buscará favorecer la humidificación de la mucosa faríngea mediante inhalaciones o soluciones formuladas para tal fin, y se proporcionará algún tratamiento antiinflamatorio local (por ejemplo, se recomienda el uso de cremas de corticoides o el consumo de infusiones de manzanilla).

Tratamiento para faringitis crónica. Síntomas de faringitis crónica.

En caso de presentarse resequedad en la mucosa conviene recurrir a soluciones salinas o preparados elaborados a base de aceites, a fin de humectar este tejido. Si el moco y los exudados son espesos, puede utilizarse mucolíticos (fármaco que impide la formación de moco).

Recuerda que cualquier caso de dolor de garganta que se manifieste de manera prolongada e intermitente necesita siempre de la atención de un otorrinolaringólogo, por lo que no es recomendable automedicarse. Además, el uso de antibióticos es inútil y sólo conseguirá "fortalecer" algunos tipos de bacterias que, a la postre, pueden causar infecciones difíciles de erradicar.

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema o, si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Si tienes alguna consulta médica, da clic aquí y los especialistas de la sección Pregunta al Médico responderán tus dudas.

Hoy en Tos

Laringitis, conócela y trátala


Ver más...

Un piojo hembra produce aproximadamente cuatro huevos al día y aproximadamente 88 huevos durante su vida. Usualmente se encuentran de 10 a 15 piojos en la cabeza de un ser humano.




Comscore