Neumonía o pulmonía, infección de los pulmones - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Neumonía

Miércoles 05 de abril del 2017, 10:42 am, última actualización

También llamada pulmonía, es una infección en los pulmones que regularmente se presenta debido a complicación de enfermedades del sistema respiratorio, como resfriado, gripe, tos ferina, bronquitis o asma. Es ocasionada por bacterias y, en menor medida, por virus, los cuales infestan nariz y garganta, pero en forma natural son eliminados por pequeñas vellosidades similares a pestañas que recubren la mucosa de las vías respiratorias (cilios).

Neumonía, Pulmonía

Definición

Cuando alguna infección en garganta se complica y esos gérmenes llegan a los pulmones, se presenta neumonía, que puede padecerse a cualquier edad; sin embargo, tienen más riesgo de contraerla los niños menores de 3 años, ancianos, personas con diabetes, asma, artritis, cirrosis (las células de hígado mueran —generalmente por alcoholismo— poco a poco y se transformen en tejido de aspecto fibroso, con numerosas cicatrices y nudos) deficiente funcionamiento de los riñones o sida, y quienes fuman y/o consumen alcohol en exceso, debido a que su sistema inmunológico (aquel que defiende al organismo de agresiones exteriores) se encuentra deteriorado. Si no se sigue un tratamiento adecuado puede provocar la muerte, ya que los sacos de aire de pulmones se llenan de pus, lo que dificulta que el oxígeno llegue a la sangre y, por otra parte, la infección se propague a todo el cuerpo.

Causas

  • Bacterias, especialmente neumococo. En menor medida es provocada por virus.
  • Inhalación de pequeñas gotas de saliva emitidas por un enfermo cuando tose o estornuda.
  • Complicación de otros padecimientos en vías respiratorias, como resfriado, gripe, bronquitis, asma o tos ferina.
  • Cambios bruscos de temperatura.
  • Dieta no balanceada.
  • Tener el sistema inmunológico debilitado a causa de enfermedades, como asma, artritis, cirrosis, insuficiencia renal o sida.

Síntomas

  • Escalofríos repentinos.
  • Fiebre alta (40° o más).
  • Respiración rápida y corta, a veces con pujidos o silbidos. En ocasiones, las fosas nasales se agrandan cada vez que se inhala aire.
  • La piel adquiere coloración azul (cianosis).
  • Tos seca.
  • Dolores de pecho, cabeza, articulares y musculares.
  • Presencia de moco de color amarillo, verde o con sangre.
  • Debilidad y palidez.

Diagnóstico

  •     Se realiza con base en los síntomas antes citados.
  •     El médico revisa los pulmones a través de una radiografía y analiza una muestra de las secreciones.

Prevención

  • Impedir que alguna enfermedad en vías respiratorias se complique. Si se presentan puede recurrirse a antigripales, antitusivos y expectorantes de venta libre; se debe descansar y consultar al médico.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura y abrigarse en época de frío.
  • Reducir el consumo de alcohol y tabaco. Puede recurrirse a deshabituantes del tabaco.
  • Seguir dieta balanceada que contenga alimentos ricos en vitamina C, ya que mejora la resistencia de las vías respiratorias. Puede recurrirse a suplementos vitamínicos, complementos alimenticios y productos fortificados.
  • Aplicación de vacunas contra neumococo.
  • Alejarse de ambientes contaminados.
  • Si se padece diabetes, artritis, insuficiencia renal o cirrosis, es necesario seguir el tratamiento indicado para mantenerlas bajo control.
  • Cuando se tiene sida, deben tomarse correctamente los medicamentos, a fin de evitar una crisis que haga más susceptible al organismo a adquirir infecciones.
  • Se recomienda la práctica deportiva, ya que incrementa la capacidad respiratoria.

Tratamiento

  • Una vez que se confirma el diagnóstico de neumonía el paciente debe ser internado en un hospital porque el padecimiento se puede agravar en horas.
  • En el centro hospitalario, regularmente, se prescribe un tratamiento que incluye medicamentos para controlar tos, dolor de cabeza, muscular y de pecho, y bajar la fiebre. Esto se complementa con antibióticos y reposo.
  • Se debe seguir dieta balanceada y beber abundante cantidad de líquidos, porque al haber fiebre se corre el riesgo de deshidratación.
  • En caso de que la dificultad respiratoria y cianosis sean muy evidentes, deberá administrarse oxígeno.
  • Hacer respirar al enfermo vapores de agua caliente.

Consulta a tu médico

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Tos

¿Qué tanto sabes del asma?


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore