Centro de Verrugas e Hiperqueratosis / Definición

Condilomas acuminados, ¡siempre por VPH!

Mejor conocidos como verrugas genitales, los condilomas acuminados son el síntoma más evidente de infección por ciertos tipos del virus de papiloma humano (VPH) y están considerados entre las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Los condilomas acuminados son abultamientos blandos en la piel, no duelen y crecen en forma de racimos o con aspecto de coliflor alrededor de ano, labios y entrada o introito de la vagina, pene, uretra, escroto, testículos, ingles y/o en la cara interior de los muslos.

Son uno de los distintos tipos de verrugas entre los que encontramos a los mezquinos o verrugas vulgares (se presentan en cualquier parte de la piel, predominando en áreas expuestas, con superficie áspera y seca, del color de la piel o grisácea), verrugas planas (con leve relieve y superficie aterciopelada) y verrugas plantares (afectan la planta de los pies).

Condilomas: lesiones precancerosas

Este tipo de lesiones cutáneas también pueden desarrollarse en garganta, laringe y fosas nasales debido a prácticas de sexo oral con personas infectadas por VPH.

Más allá de que su apariencia resulta desagradable, las verrugas genitales son incómodas y representan riesgo de contagio a través del contacto directo de piel sana con estas lesiones.

Además, se debe determinar si la infección es causada por los papilomavirus (como también se le llama al VPH) que inducen el desarrollo de cáncer, es decir, los tipos de VPH de alto riesgo; de la docena que se ha identificado, los tipos 16 y 18 son responsables de la mayoría de los cánceres causados por VPH (cervical, vulva, pene, ano y orofaringeo), según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

Causas de verrugas genitales

La infección por VPH propicia la aparición de verrugas genitales, casi siempre debido al contacto con personas que tienen este tipo de lesiones o que incluso no hayan desarrollado condilomas pero son portadoras del virus.

De acuerdo con estudios existen más de 150 cepas diferentes de VPH y más de 40 de ellas pueden infectar la zona genital. Factores de riesgo de transmisión del VPH y desarrollo de condilomas acuminados son:

Tanto en hombres como en mujeres, los tipos 6 y 11 de VPH son causas de verrugas genitales, que pueden aparecer de 6 semanas a 6 meses después del contacto sexual con personas infectadas por VPH, aun cuando éstas no tengan condilomas visibles.

Signos de verrugas genitales por VPH

Los papilomavirus no suelen causar síntomas; sin embargo, en el caso de infección por VPH en genitales, el más evidente es la presencia de condilomas acuminados que van de leves a serios:

Tanto varones como mujeres pueden presentar este tipo de lesiones cutáneas en boca, garganta y laringe. Además, como se pueden contagiar de una parte del cuerpo a otra de la misma persona, incluso la conjuntiva de los ojos puede desarrollar dichas verrugas.

Otras señales menos frecuentes incluyen:

Existen condiciones que pueden favorecer el rápido desarrollo de los condilomas acuminados debido a debilitamiento del sistema inmunitario (de defensas) y/o trastornos hormonales. Por ello, estudios afirman que el sistema inmunológico cumple una función importante en el control del riesgo de transmisión del VPH.

La presencia de este tipo de condilomas puede estar relacionada con otras infecciones venéreas como gonorrea, sífilis y VIH/sida, que comprometen al sistema inmunitario.

Diagnóstico del papilomavirus

Existen diferentes métodos de detección de VPH que dependen del caso o gravedad de la infección, pues se puede estar infectado y no manifestar desarrollo de verrugas genitales:

¿Cómo eliminar las verrugas genitales?

El tamaño, número y localización determinarán qué tipo de tratamiento para condilomas se aplicará en cada caso, no obstante, hasta hoy ningún método ha curado definitivamente la infección por VPH, por tanto, hay probabilidad de que las verrugas reaparezan:

A fin de evitar la reinfección es primordial que el tratamiento sea en pareja.

Evita el riesgo de transmisión del VPH

La prevención es la mejor forma de protegerse contra los condilomas acuminados, por lo que se recomienda: