Cáncer (tumor maligno)

Cáncer (tumor maligno)

El cáncer no es una sola afección, sino un grupo de más de 200 enfermedades con algo en común: suceden por la incontrolada multiplicación de células anormales que carecen de función en el cuerpo (como la que aparece en la imagen), y que se generan por la alteración del código genético (mutación) de otras que pertenecen a tejidos normales.

Las células cancerosas no mueren eventualmente como ocurre con las consideradas sanas, sino que adquieren "inmortalidad" y comienzan a dividirse hasta formar un conglomerado (tumor o neoplasia) que puede causar el deceso del paciente cuando impide el funcionamiento de un órgano o se disemina por el cuerpo (metástasis).

Existen tres tipos:

  • Carcinomas. Constituyen 90% de los casos y se generan en capas celulares superficiales de órganos y piel. Los más comunes afectan a pulmones, colon, próstata, mamas y cuello uterino.
  • Leucemias y linfomas. Surgen a partir de células formadoras de sangre que residen en médula ósea o tejidos linfáticos. Afectan a niños y jóvenes, comúnmente.
  • Sarcomas. Son los menos frecuentes; se originan en vasos sanguíneos y estructuras de soporte, es decir, hueso, músculo, cartílagos, grasa y tejido conjuntivo.

El cáncer puede curarse, aunque esto dependerá de factores como etapa de desarrollo, localización y agresividad del tumor, así como del diagnóstico oportuno, respuesta al tratamiento, edad y estado de salud global del paciente.