Cremas corporales para el adecuado cuidado de la piel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

18 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cremas corporales, escudo para la piel

Jueves 06 de abril del 2017, 01:32 pm, última actualización.

Las cremas corporales son excelente recurso para cuidar la salud de la piel y de todo nuestro organismo, pues al proteger este tejido contribuimos a mantener adecuada temperatura corporal y nos protegemos de la acción de microorganismos y agresiones ambientales

Cremas corporales, escudo para la piel
Cremas corporales, escudo para la piel

Con el fin de adaptarse a todos los climas del orbe y conservar su salud, el ser humano ha desarrollado técnicas tan diversas como la construcción de viviendas o la confección de ropa. Sin embargo, su primer y más importante hogar es y será su cuerpo, y dado que la piel es la barrera inmediata que nos protege del entorno, atenderla es cuidar una parte fundamental de nosotros.

De ahí la importancia que ha adquirido para las industrias médica y de belleza la creación de diversas fórmulas de cremas y otros productos que mantengan humedad y elasticidad de la piel, o bien, que brinden protección y contribuyan a compensar algunos defectos característicos de la epidermis, como resequedad, exceso de grasa, etcétera.

Así, aunque el uso de cosméticos es tan antiguo como la humanidad misma, es hasta décadas recientes que se ha logrado un avance en la creación de cremas corporales y faciales que ayudan a obtener no sólo una piel bella, sino también protegida y libre de enfermedades; de hecho, podemos decir que esta división es cada vez más estrecha y aparente, pues ahora se entiende que salud y estética van de la mano.

Las cremas corporales son indispensables para el cuidado de la piel por cuatro razones fundamentales:

  • Aportan elementos que permiten suavizarla.
  • Contribuyen a la regeneración de células.
  • Humectan e hidratan.
  • Proporcionan vitaminas.

No obstante, cualquier persona debe tener primero un conocimiento de los requerimientos individuales, para lo cual se recomienda consultar a especialistas en la materia y leer atentamente las instrucciones de cada producto.

Es claro que del buen uso de estos productos dependerán los resultados, ya que en muchas ocasiones el desconocimiento puede alterar la estabilidad de este importante tejido. Por ejemplo, si una crema hidratante para piel grasa es empleada por alguien que más bien padece resequedad, puede desencadenarse la presencia de erupciones y escozor, pues la fórmula contiene principios activos que eliminan el exceso de humedad y cicatrizan la dermis (capa más externa de este tejido), siendo que lo que se necesita es exactamente lo contrario.

Aprende a distinguir cada tipo de piel:

  • Piel seca. Tiene poros cerrados, carece de brillo, luce ligeramente arrugada en algunas zonas y es poco elástica en las mañanas.
  • Piel mixta. Luce con poros dilatados y brillantez en ciertas regiones (frente, nariz y barba). El resto del rostro tiene cutis seco o normal.
  • Piel grasa. Poros totalmente dilatados en todo el rostro, tono rojizo en ciertas partes, brillantez total y algunos comedones y barros.
  • Piel normal. Presenta poros abiertos, apariencia sin brillo y ligera resequedad que se alivia con un poco de crema humectante.

Cuidados a cualquier edad

De acuerdo con especialistas, todas las personas deben utilizar cremas faciales y corporales desde temprana edad, y un bloqueador solar si el objetivo es evitar problemas relacionados con cáncer de piel y arrugas prematuras. Particularmente, las mujeres deben limpiar su rostro en mañana y noche, antes de aplicarse crema facial, a fin de evitar efectos indeseables que se generan cuando no se retira el maquillaje luego de una jornada de trabajo.

Durante pubertad y adolescencia, además de limpiar debidamente la piel para evitar la aparición del acné, puede crearse el hábito de aplicar cremas humectantes suaves, que se caracterizan precisamente por estar formuladas para pieles jóvenes y poco sensibles. Más adelante, para cada tipo de piel habrán de utilizarse cremas especiales, hecho que será sencillo si ya se tiene esta buena costumbre.

Cuando la piel se vuelve madura hay mayor exigencia en la atención y calidad del tratamiento, por lo que a partir de los 30 años se recomienda el uso de cremas hipoalergénicas, es decir, las que no crean reacciones alérgicas, que además pueden contar con esencias y extractos vegetales o minerales. Se encuentran así productos para cuello, contorno de ojos, arrugas en boca y frente y para cutis graso, seco, normal o mixto.

Aunque no siempre los productos más costosos son los mejores para la piel, hay que decir que los creadores de artículos para el cuidado personal más famosos y tradicionales ofrecen mercancías de muy buena calidad, ya que no se conforman con ser fabricantes, sino que cuentan con centros de investigación sobre la piel para mejorar sus fórmulas, de modo que mantienen estrecha relación entre belleza y salud.

Para iniciar el proceso de conservación de la piel, es conveniente la opinión de un especialista en la materia, como un dermatólogo o un experto en estética. Con el consejo de estas personas podrá elegir la línea de productos más conveniente, pues obtendrás una opinión especializada sobre las características físicas de la piel, así como sobre las tendencias de moda.

SyM - María Elena Moura

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Verrugas e Hiperqueratosis

¿Verrugas en el pene? ¡Puede ser VPH!


Ver más...

El ponche mexicano contiene tantos nutrientes (minerales, vitaminas y calorías), que se ha incluido en la dieta de los astronautas que habitan la Estación Espacial Internacional.




Comscore