Cremas para labios y lápices labiales para labios saludables - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

13 Diciembre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cremas para labios

Jueves 06 de abril del 2017, 12:56 pm, última actualización.

Los labios son una de las zonas más sensibles del rostro debido a que la piel que los cubre es fina y carece de glándulas sebáceas y sudoríparas, encargadas de crear el manto natural (capa hidrolipídica) que protege contra deshidratación e inclemencias climáticas a otras regiones de la epidermis. Asimismo, el paso del tiempo, consumo de tabaco y constante movimiento al que los sometemos cuando hablamos y gesticulamos son motivos suficientes para explicar su tendencia a resequedad en los labios, formar arrugas y envejecer en forma prematura.

Cremas para labios
Cremas para labios

Es importante que los labios se encuentren sanos, lisos y suaves tanto para proyectar una imagen cuidadosa y sensual como para prevenir el surgimiento de heridas que además de dolorosas pudieran sufrir infección; para ello se cuenta con amplia variedad de cremas labiales y protectores que ayudan a que la delicada piel que cubre a esta zona corporal sea nutrida y humectada a fin de resistir adecuadamente el embate de factores adversos.

Mirada a detalle

Anatómicamente, los especialistas consideran que los labios están conformados por tres partes:

  • Labio exterior. Tejido fino que apreciamos a simple vista, muy poroso y sensible a la humedad, el calor y el frío. Es una capa transparente y tan delgada que debe su aparente color rojizo a la abundante red de vasos sanguíneos que debe proteger.
  • Semimucosa. Capa intermedia que carece de glándulas sebáceas y sudoríparas y que posee mínima cantidad de melanina, pigmento que da color a la piel y la protege de los rayos solares ultravioleta.
  • Mucosa. Es la parte que se encuentra al interior de la boca; su apariencia es rosada, lisa, brillante y húmeda.

El labio exterior y la semimucosa son regiones que se encuentran sometidas permanentemente a cierto nivel de humedad (saliva, bebidas, alimentos), misma que al evaporarse por factores ambientales se lleva también al agua de los tejidos; la repetición constante de este ciclo generan deshidratación y muerte celular que se traducen en grietas en los labios y descamación. Cabe señalar que esto ocurre con mucha frecuencia no sólo en tiempos de intenso frío o viento, sino prácticamente en cualquier época del año, ante todo si la persona posee piel seca o sensible.

La primera reacción que se tiene para conseguir alivio es pasarse la lengua por los labios; sin embargo, esto sólo empeora el caso, pues aunque al principio las molestias aminoran, al desaparecer la saliva queda nuevamente expuesta la piel, con un porcentaje de humedad todavía menor al inicial y molestias más intensas.

Al rescate de tus labios

Debido a que la humedad en la epidermis sólo es retenida eficazmente gracias a aceites o lípidos, las fórmulas de protectores y cremas labiales se basan en este tipo de sustancias para crear un manto que cubra a los labios; además, muchas otras incluyen vitaminas u otras sustancias que ayudan a detener el envejecimiento celular o a prevenir daños por exposición al Sol.

Así, entre los componentes más comunes de productos que mejoran la salud de los labios encontramos:

  • Aceite de jojoba. Confiere a las fórmulas efecto hidratante y nutritivo, y ayuda a que los labios luzcan suaves, saludables y con brillo natural.
  • Aceite de oliva. Es uno de los productos más utilizados para elaborar preparados cosméticos debido a su efecto emoliente, hidratante y protector. No es extraño entonces encontrar algunas fórmulas de cremas para los labios que lo incluyan.
  • Aceite de romero. Se utiliza para nutrir y limpiar la piel, sobre todo en combinación con otros agentes naturales.
  • Ácidos alfa-hidróxidos (AHA). Son sustancias que proceden de frutas o vegetales y que estimulan la generación de componentes de la piel, entre ellos colágeno y elastina. Los ácidos más conocidos de esta familia son el glicólico, láctico, málico, tartárico, mandélico, salicílico y cítricos.
  • Alantoína. Útil en el tratamiento de heridas gracias a que acelera la regeneración de la piel, disminuye la irritación y el dolor. También contribuye a que los labios luzcan suaves, tersos y sanos.
  • Bisabolol. Mejora notablemente la apariencia de los labios agrietados y alivia las molestias gracias a sus propiedades calmantes.
  • Ceramidas. Son moléculas que ejercen efecto de "cemento", facilitando la unión entre las células de la piel y formando una barrera que mantiene la hidratación, cohesión y protección de los labios. Por lo general se incluyen en productos como lanolina o aceite de jojoba.
  • Dimeticona. Forma una película en la piel que la protege de los agentes ambientales y la contaminación. En ocasiones se refuerza su función con ayuda de ceramidas.
  • Extractos de uva. Se obtienen de cualquier parte de este fruto (piel, pulpa o semillas) y sirve para mejorar la producción de colágeno y elastina (proteína que da elasticidad a los tejidos); también cuenta con propiedades suavizantes y contrarresta la acción destructora de los radicales libres (moléculas responsables del envejecimiento).
  • Factor de Protección Solar (FPS). En años recientes se han incluido diversos compuestos que filtran los rayos ultravioleta (UV) a fin de evitar sus efectos adversos en la piel, como resequedad, envejecimiento prematuro y arrugas en los labios.
  • Germen de trigo. Ayuda a regenerar los tejidos y a prevenir el envejecimiento celular.
  • Ginseng. Vegetal que revitaliza la piel y disminuye la acción de los radicales libres que la dañan y hacen lucir envejecida.
  • Glicerina o glicerol. Es un líquido natural que mejora la apariencia de la piel y ayuda a que las células cutáneas maduren apropiadamente, acelerando la curación de grietas y pequeñas cortaduras en los labios.
  • Lanolina. Producto que se obtiene de la lana y que se distingue por restaurar la elasticidad y la apariencia juvenil de la piel. Sus moléculas son muy pequeñas, por lo que es absorbida rápida y constantemente.
  • Manteca de cacao. Es un remedio tradicional empleado en Latinoamérica desde tiempos prehispánicos; se incluye en muchas fórmulas debido a que mantiene la humedad de los labios, ayuda a la cicatrización de heridas e interviene en la formación de colágeno, proteína empleada para dar firmeza a los tejidos de la piel. Aunque ya se elabora de manera sintética, el producto natural sigue siendo mucho más efectivo.
  • Manteca de karité. Este producto, obtenido de las nueces de un árbol africano, nutre, hidrata y devuelve elasticidad, además de que crea una capa protectora que dura varias horas. También es ideal para proporcionar brillo a los labios.
  • Miel y cera de abeja. Fijan las moléculas de agua, por lo que favorece la hidratación de los labios y de la piel en general. Los especialistas en remedios naturistas recomiendan su uso en combinación con manteca de cacao, germen de trigo u otros productos de acción complementaria.
  • Sábila (Aloe vera). Planta muy popular debido a sus propiedades para humectar y cicatrizar. También reduce inflamación en la piel, por lo que proporciona alivio notorio en labios muy maltratados.
  • Vaselina (petrolato o jalea de petróleo). Se trata de un medicamento con propiedades lubricantes que crea una capa protectora sobre la piel de los labios; además, ablanda las zonas resecas de la piel (es emoliente).
  • Vitaminas A, C y E. Favorecen la renovación celular, ayudan a hidratar la piel, actúan como antioxidantes (bloquean a los radicales libres) y refuerzan los tejidos de los labios, contribuyendo a evitar la sensación de tirantez.

Vale decir que la gran mayoría de cremas y protectores cuentan con presentación que facilita su uso, ya que son lápices labiales que caben en un bolsillo o bolso de mano; asimismo, pueden aplicarse varias veces al día sin problemas, de acuerdo a las necesidades personales, y sirven como base para el labial. Para que su efecto sea todavía mayor, se aconseja aplicarlos antes de dormir para que actúen durante toda la noche.


También existen cremas de uso intensivo que poseen mayor concentración de los elementos nutritivos antes citados; fueron creadas para regenerar tejidos y corregir arrugas en los labios y sus contornos, así como para hidratar a profundidad. Su presentación es enfrascos o tubos similares a los de otros tratamientos para la piel (como los creados para el rostro o manos) y se recomienda usarlas mientras se duerme o se permanece en el hogar, debido a que deben actuar durante más tiempo para que sean efectivas.

Mención aparte merecen los exfoliantes para labios, productos que ayudan a eliminar los incómodos y antiestéticos pellejitos en los labios que arruinan el aspecto sano y aterciopelado de esta región de la piel; se trata de fórmulas que pueden incluir agentes nutritivos y suavizantes, aunque no por ello deben usarse solos, sino complementarse con algún producto que hidrate. Se recomienda utilizarlos una vez a la semana para no desgastar la piel.

  • Asimismo, el uso de cremas para labios debe cumplir con algunos lineamientos a fin de obtener mejores resultados:
  • Aplicar el protector cuando la piel se encuentre libre de impurezas y maquillaje.
  • Utilizar crema para labios por la noche para que actúe durante toda la noche.
  • Emplear protector labial siempre que se requiera y no sólo durante la temporada invernal o al exponerse al Sol.
  • Suspender el uso de lápiz labial de tonalidades café mientras los labios luzcan maltratados, ya que contienen pigmentos con zinc, mineral que provoca descamación.
  • Tomar 8 vasos con agua al día para que labios y piel en general se encuentren bien hidratados.
  • Mantener una dieta balanceada, ya que la deficiencia de vitaminas y minerales influye en la aparición de labios partidos y lesiones en las comisuras o extremos de la boca.
  • Erradicar o reducir el consumo de cigarrillos, ya que el tabaco provoca arrugas en el contorno de los labios y la nicotina impide la correcta oxigenación y nutrición de las células; además, el gesto que se realiza al aspirar el humo hace que se formen líneas de expresión en el labio superior.

Finalmente, te recordamos que debes suspender la aplicación de cualquier crema labial que te cause irritación, y que es necesario acudir al especialista en enfermedades de la piel (dermatólogo) a fin de que te brinde una alternativa adecuada para la atención a este problema. Asimismo, todo caso de resequedad en los labios que no desaparezca después de una semana de tratamiento requiere atención médica, ya que puede tratarse de una infección por hongos.

Consulta a tu dermatólogo.

SyM

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Verrugas e Hiperqueratosis

¿Verrugas en el pene? ¡Puede ser VPH!


Ver más...

Sabías que...

En México, el número de mujeres con discapacidad suma 3.8 millones, en tanto el de hombres llega a 3.3 millones, siendo las enfermedades su principal causa.




Comscore