Cataratas, causa frecuente de ceguera que tiene solución - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

19 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Cataratas, causa frecuente de ceguera que tiene solución

Miércoles 21 de junio del 2017, 01:00 pm, última actualización.

Las cataratas son muy comunes en todo el mundo, tanto así que se les considera causa principal de pérdida de la visión en personas mayores de 45 años. Este hecho resulta particularmente extraño, ya que existe una operación rápida y eficaz para erradicarlas.

Cataratas, causa frecuente de ceguera que tiene solución
Cataratas, causa frecuente de ceguera que tiene solución

Este problema de la vista se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza para las instituciones de salud pública en México, pues se estima que cada año se suman entre 50 y 60 mil casos nuevos. Es por ello que en 2005 se creó el Consejo Nacional para la Prevención y el Tratamiento de las Enfermedades Visuales (formado por funcionarios de la Secretaría de Salud y del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia), el cual ha tenido como uno de sus primeros objetivos establecer un programa de cirugía de catarata.

Alrededor de esta alteración ocular hay muchos mitos y malos entendidos, por lo que es pertinente decir que una catarata es una afección ocular que se asemeja a lo que sucede cuando la superficie de un vidrio se empaña; ello, por supuesto, nos impide ver correctamente. Tal pérdida de visión es progresiva e indolora, y aunque no se conoce con exactitud qué la origina, se sabe que corren mayor riesgo quienes se exponen a rayos X o luz solar muy intensa.

Las cataratas también son “compañeras de viaje” de otras enfermedades oculares, como retinopatía diabética (daño a la retina o tejido en que se forman las imágenes dentro del ojo, debido a diabetes o elevada concentración de azúcar en sangre) o glaucoma (aumento de presión interna en el globo ocular), aunque hay que decir que también pueden ser congénitas (un bebé puede nacer con ellas).

Precisiones

Si se quiere ser más puntual en la definición de esta enfermedad, podemos señalar que la catarata es la pérdida de transparencia del cristalino, una lente que tenemos detrás de la pupila y que sirve para enfocar nítidamente todo aquello que vemos.

El Dr. Roberto Ortiz Lerma, jefe del Servicio de Oftalmología del Centro Médico Nacional La Raza, perteneciente al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y ubicado en la capital de la República, explica que en los últimos tiempos se ha reducido la incidencia de cataratas, toda vez que las instituciones de salud han creado un sistema de atención para estos pacientes y a que este procedimiento quirúrgico se ha convertido en uno de los más frecuentes de cuantos se realizan en nuestro país.

Así, en México se llevan a cabo aproximadamente 40 mil operaciones de catarata al año, y la mitad de ellas se realizan en el IMSS y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de tal forma que es muy probable que la ceguera producida por cataratas quede restringida a zonas rurales muy apartadas, enfatiza el prestigiado especialista.

Ayer y hoy

Hace tres lustros la operación de cataratas era muy diferente a la que se aplica hoy. Entonces, la cirugía consistía en extraer el cristalino y suturar la córnea (capa transparente en forma de bóveda que cubre al ojo). Como no se aplicaba ningún tipo de endoprótesis (lente que se coloca dentro del globo ocular), el paciente se resignaba a utilizar gafas de considerable grosor, lo cual hacía que tuviera muchas complicaciones, sobre todo mareo casi permanente.

En la actualidad se utiliza la técnica de facoemulsificación, método quirúrgico rápido que no requiere de anestesia general (sólo se aplican gotas en los ojos) y que se vale de ondas de ultrasonido.

De acuerdo con el entrevistado, el cirujano que realiza esta intervención debe efectuar pequeña incisión de entre 2.5 y 3.5 milímetros, para luego introducir una sonda; posteriormente se retira la parte inservible (interior del cristalino) y se coloca una endoprótesis que la sustituye. El tiempo de recuperación con esta técnica, relata el entrevistado, es de dos semanas en promedio, por lo que el paciente podrá reintegrarse a sus actividades habituales muy rápido.

El Dr. Ortiz Lerma agrega que es difícil que vuelva a formarse una catarata después de la operación, pero no imposible. Por ello, se debe estar muy atento a la salud de la persona intervenida, ya que puede surgir una catarata secundaria a la cirugía, misma que se corrige con la aplicación de rayo láser sobre la zona afectada con opacidad (la cápsula o parte externa del cristalino), a fin de que recobre su transparencia.

Por otra parte, el especialista detalla que existe una técnica intermedia llamada cirugía intracapsular, que “ofrece buenos resultados, pero la recuperación es un poco más lenta” debido a que el cristalino debe retirarse totalmente (no sólo la parte interna, como en la facoemulsificación). Además, puede tener efectos indeseados, como daño a la retina.

Lucha contra la ceguera

En 2005 se emitió el decreto de creación del Consejo Nacional para la Prevención y el Tratamiento de las Enfermedades Visuales, y de él se desprendió un programa específico denominado Programa de Cirugía de Catarata Volver a Ver, que tiene como objetivo reducir el número de invidentes que, por falta de recursos o ignorancia, no buscan ayuda.

Según cifras oficiales, las operaciones relativas a cataratas llegaron a 60 mil durante 2007, pero la meta de la presente administración gubernamental es duplicar este número de cirugías, lo cual, de cualquier modo, no impedirá que mucha gente pierda la vista.

Nadie debería sufrir ceguera por catarata, opina el Dr. Ortiz Lerma, “porque prácticamente todo el mundo es candidato a operarse, y sólo se excluye a quien presenta alguna contraindicación médica muy específica (alto riesgo quirúrgico) o quien se niegue a someterse a la operación por miedo o prejuicio, lo que se observa mayoritariamente en las zonas rurales del país”.

La lesión en el cristalino no puede remediarse de ninguna otra forma que mediante intervención quirúrgica, por lo que no debe tomarse en serio ningún tratamiento con medicamentos o soluciones oftálmicas que prometa resolver la enfermedad. Así lo establece el también egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien informa que hay algunas investigaciones recientes que dejan en claro que la alimentación sana, rica en antioxidantes (vitamina A, C y E) es buena ayuda para impedir o retrasar la aparición de cataratas.

Diabetes: no la pierda de vista

El Dr. Roberto Ortiz Lerma enfatiza que la diabetes, verdadero azote a la salud de los mexicanos, puede desencadenar la aparición de cataratas.

Es tan común la asociación entre uno y otro padecimiento, que “cuando operamos un ojo por hemorragia secundaria a retinopatía diabética, generalmente realizamos doble procedimiento y también quitamos el cristalino. Lo hacemos así porque sabemos que una persona en estas circunstancias está desarrollando catarata, ya la tiene o la tendrá poco tiempo después, de tal forma que todo se resuelve en un solo paso quirúrgico”, asegura el experto.

SyM - Juan Fernando González G.

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Visual

Lágrimas, no sólo para llorar


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore