Lentes para Sol contra la radiación ultravioleta - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

22 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Aprende a comprar anteojos para Sol

Martes 28 de marzo del 2017, 09:30 am, última actualización

Seguramente te ha sucedido a la hora de comprar anteojos para Sol, elegir los que estéticamente van mejor con tu personalidad y no los que brindan mayor protección. ¿Cómo saber cuáles lentes para Sol comprar?, sólo basta leer la siguiente información.

Anteojos para Sol, Protección ocular
Aprende a comprar anteojos para Sol

Partamos por el principio: los anteojos de Sol sirven para proteger los ojos y evitar los efectos nocivos de éste, es decir, radiaciones ultravioleta, de las cuales se conocen tres tipos:

  • UVC. Son los de mayor energía, pero no llegan a la atmósfera terrestre porque son detenidos por la capa de ozono.
  • UVB. Pueden estimular la generación del pigmento de la piel, pero a costa de numerosos efectos secundarios, desde quemaduras y ulceraciones hasta cáncer de piel si la exposición es muy prolongada; sus efectos son acumulativos a largo plazo, pudiendo afectar igualmente a los ojos, como cataratas (opacidad del cristalino) o fotoqueratitis (grave daño que sufre la cornea por sobreexposición, como en los casos de deslumbramiento por la nieve).
  • UVA. También generan bronceado en la piel, y aunque tradicionalmente se ha considerado que no afectan a la salud, en realidad producen daños cutáneos a largo plazo más profundos que los rayos UVB; la retina puede verse seriamente afectada.

Así, exponerse al Sol sin cuidado alguno puede ser muy peligroso, tanto para la piel como para los ojos, de ahí la importancia de saber escoger los lentes adecuados que protejan no solo de la luz y el resplandor sino también contra los rayos ultravioleta, para lo cual ofrecemos los siguientes puntos a considerar.

Filtros

  • Antirreflejo. Reducen el deslumbramiento, ya que neutralizan los reflejos de los rayos que pasan por los lados de las gafas.
  • Espejeados. Ofrecen máxima protección frente al UVA, por lo que son recomendados para esquiar o escalar. Su inconveniente es que se rayan fácilmente.
  • Fotocromáticos. Responden a la intensidad de la luz ultravioleta cambiando su tonalidad de clara a oscura, en otras palabras, se oscurecen con la luz del Sol y se aclaran en la oscuridad. Aconsejable para frecuentes entradas y salidas de interior a exterior, aunque la adaptación al cambio puede tardar algunos minutos.
  • Isocromáticos. De un solo color permanente; los que más protección ofrecen son los de color gris, marrón y verde oscuro.
  • Polarizados. Minimizan los deslumbramientos, ya que eliminan los reflejos de ciertos ángulos de superficies como agua, nieve o arena. Por tanto, son muy útiles para actividades sobre superficies reflectantes, como pesca o deportes acuáticos.

Las marcas de prestigio diseñadoras de gafas para el Sol informan al usuario sobre el tipo de filtro empleado en cada producto, pudiendo encontrarse entre cualquiera de las cinco categorías siguientes:

  • Protección muy baja; son lentes claros empleados en situaciones de niebla, viento o polvo.
  • Ligeramente coloreados para uso urbano.
  • Defensa media en anteojos con poco color; se recomienda para practicar deportes al aire libre, como tenis o golf.
  • Lentes oscuros que absorben alto porcentaje de luz visible; indicados para playa, montaña y en niños.
  • Gafas muy oscuras; se usan preferentemente en la práctica de deportes acuáticos y de alta montaña; no deben utilizarse para conducir.

Cabe destacar que los anteojos para Sol son fabricados para reducir la intensidad de la luz visible, lo cual se consigue normalmente mediante colorantes o agentes especiales. Lo anterior cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que lentes oscuros, por sí solos, no filtran la radiación ultravioleta, e incluso pueden hacer más daño que bien, ya que dilatan las pupilas y trasmiten mas radiación UV al ojo.

Colores

Algunos lentes blancos filtran el 100% de la radiación UV (UVA y UVB) mientras que otros muy oscuros pueden no llevar filtros, y dada la oscuridad del cristal pueden provocar que la pupila se dilate para poder ver mejor, recibiendo muchos más ultravioletas e infrarrojos que si no estuviera protegida. Usted debe elegir los lentes indicados para la actividad a desarrollar:

  • Amarillo. Mejora el contraste en días nublados, brumosos y con niebla. No es recomendable para manejar en días soleados, ya que puede provocar errores en la percepción de las luces rojas y verdes de los semáforos.
  • Azul. El menos recomendable, ya que no representa barrera alguna para los rayos ultravioleta, tal como sucede con los multicolor.
  • Café. Aumenta el contraste y la profundidad de campo, por lo que resulta el indicado en caso de miopía. Ideal para los deportes al aire libre, ya que produce efecto relajante.
  • Gris. Permite su uso continuo en el tiempo, ya que transmite uniformemente la luz a través del espectro y respeta mejor los colores naturales; recomendado para manejar.
  • Naranja. Aumenta el contraste más aún que el color amarillo, por lo cual no es el apropiado en días muy soleados y sí lo es en situaciones en que el cielo está nublado. Idóneo para la conducción nocturna o con niebla, ya que aumenta los niveles de contraste.
  • Verde. Permite una percepción de los colores con muy pocas alteraciones. Reduce la luz visible sin interferir con la claridad de visión. Especial para deportes acuáticos o quien sufre hipermetropía (problema ocular que dificulta la precisión de objetos cercanos).

Los lentes difuminados o esfumados son convenientes para personas con visión normal.

Los oftalmólogos sugieren no usar lentes para Sol en vez de emplear unos de mala calidad, pues en el primer caso los ojos se protegen como una reacción natural al retraer las pupilas o cerrar los párpados, en cambio al emplear anteojos inapropiados se atenúa la luminosidad pero no se filtran los UV y llegan directamente al interior del ojo.

Los mismos especialistas recomiendan lo siguiente para distinguir los de dudosa calidad: colocar una foto detrás del lente, y si la imagen aparece borrosa, deforme o alterada significa que las gafas nos harán ver igual de mal.

Debemos destacar que las personas con ojos claros deben extremar los cuidados oculares con el Sol, ya que son menos resistentes a los rayos UV, a diferencia de los tonos más oscuros. Quien sufre miopía debe emplear anteojos de Sol siempre que se exponga a éste, o bien, micas protectoras sobre los anteojos convencionales, preferentemente de tonos cafés o marrones, debido a que ayudan a que las imágenes se formen más cerca de la retina, con lo cual el ojo se esfuerza menos y descansa más.

Finalmente, vale mencionar que las marcas diseñadoras de lentes de Sol más prestigiosas emplean cristal mineral u orgánico (más liviano) para diseñar sus productos, lo cual implica mayor gasto, pero la protección está garantizada; tratándose de la salud no debemos escatimar, pues “lo barato puede salir caro”.

SyM - Regina Reyna

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Visual

Lágrimas, no sólo para llorar


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore