¿Qué son los radicales libres en el organismo? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

¿Qué son los radicales libres?

Jueves 22 de junio del 2017, 12:39 pm, última actualización

El ser humano tiene un enemigo natural con el que libra una lucha en silencio que puede llevarlo a la muerte, es un ejército con millones de miembros que se renueva constantemente y se aprovecha de nuestras debilidades y del paso del tiempo: los radicales libres, de los que tal vez conocemos poco y más nos vale saber más.

Radicales libres, Antioxidantes

El Universo, y nosotros como parte de él, estamos constituidos por átomos agrupados en moléculas, que de manera normal contienen electrones alineados por pares. Cuando uno de estos elementos no tiene "pareja" y queda desocupado recibe el nombre de radical libre, el cual inicia un recorrido por nuestro cuerpo para robar un electrón a otra molécula con la intención de recuperar su estabilidad electroquímica; si lo consigue, promueve que se rompa el equilibrio y que esa molécula alterada se convierta en un nuevo radical libre, iniciándose así un ciclo destructivo para nuestras células.

El daño que provocan se dirige a las membranas (capas protectoras) de millones de células, alterando su información genética y facilitando el camino para desarrollar diversos tipos de enfermedades.

Si al deterioro acumulado con el paso del tiempo le añadimos los factores de riesgo que elevan la producción de radicales libres -como contaminación atmosférica, humo del tabaco, algunos productos químicos (herbicidas, pesticidas), ciertas grasas saturadas (se adhieren a las paredes arteriales e impiden el libre flujo de sangre), la radiación ultravioleta y los rayos X-, estaremos cerca de un inminente conflicto que puede causar serios daños a la salud.

Nuestro cuerpo fabrica radicales libres (en forma moderada) para luchar contra bacterias y virus, frenar los procesos inflamatorios y regular la consistencia (firmeza) de los músculos. Pero cuando se producen en exceso, aceleran el envejecimiento prematuro de las células y provocan fatiga física y mental, además de favorecer la aparición de arrugas.

Así ocurre porque aproximadamente a los 30 años de edad las células afectadas empiezan a manifestar problemas para producir la energía necesaria para cumplir con una vida normal, lo que puede desencadenar problemas cardiovasculares y afecciones en vías respiratorias, así como los primeros pasos de enfermedades inflamatorias (artritis), neurológicas (como el mal de Parkinson) y oculares (cataratas), e inclusive el desarrollo de cáncer en pulmones y piel.

Cierran la puerta al envejecimiento

El descubrimiento de los radicales libres se remonta a los últimos años del siglo XIX, pero fue hasta la mitad del XX que se sospechó que intervenían en procesos biológicos. De esta forma, investigadores de todo el mundo se dieron a la tarea de buscar la forma de contrarrestar su efecto negativo y lo encontraron en algunos alimentos cuyos nutrientes actúan liberando electrones en nuestra sangre que son captados por los radicales libres, convirtiéndolos así en moléculas estables.

Los compuestos con esta capacidad reciben el nombre de antioxidantes, y han demostrado que pueden ser la protección más eficaz contra el envejecimiento celular y las enfermedades degenerativas. Los más conocidos son:

  • Vitamina E (tocoferol). Se trata de una grasa soluble antioxidante que previene la destrucción de las membranas celulares. Se encuentra en aceites de semillas como nuez, girasol, germen de trigo y soya, además del pavo, almendras, avellanas, col, pimiento y espárragos, entre otros.
  • Vitamina C (ácido ascórbico). Es soluble en agua y constituye la primera línea de defensa antioxidante en la sangre. Se obtiene de col, pimiento, tomate, fresa, kiwi, naranja, limón, mandarina, toronja, melón, guayaba y papaya, entre otras.
  • Carotenos. Variante de la vitamina A contenida en los vegetales, la cual se combina con la vitamina E para impedir daños en las membranas celulares. Se encuentra en alimentos como acelgas, berros, lechuga, apio, pepino, tomate, calabacitas, zanahoria, col, espárragos, guayaba, mandarina, mango, tamarindo, así como sandia, uva y papaya.

Los cuidados nunca están de más, sobre todo cuando sabemos qué es lo que nos hace daño porque de esa manera tenemos oportunidad de prevenir. No lo eches en saco roto y toma en cuenta que la información calificada es una de las mejores armas para mantener tu salud en buenas condiciones.

SyM - Raúl Serrano

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Vitaminas y Minerales

Desayuno saludable dentro y fuera de casa


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore