Kiwi, fruto para prevenir estreñimiento crónico - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

16 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Kiwi, beneficios al paladar y la salud

Miércoles 21 de junio del 2017, 08:07 pm, última actualización.

El kiwi no sólo es un fruto original en nombre y aspecto, es también importantísima fuente de vitaminas A, C y E, potasio, fibra y enzimas digestivas, que puede saborearse solo o como parte de platillos diversos que van de las ensaladas a los postres.

Kiwi, beneficios al paladar y la salud
Kiwi, beneficios al paladar y la salud

Todavía considerado alimento exótico en los inicios del decenio 1980-90, el kiwi (Actinidia chinensis) es ahora un producto muy común debido a que ha tenido uno de los desarrollos más rápidos vistos en el cultivo, comercialización y aceptación de una fruta en el mundo: de las 200 mil toneladas que se produjeron en el mundo en 1985, pasó a más de 950 mil en el 2000.

Esta enorme popularidad no es casualidad, pues el kiwi posee sabor cítrico muy refrescante, a la vez que es jugoso y un poco dulce, y con alto contenido de vitamina C (cada 100 g contienen 98 mg de ésta, en tanto la naranja promedia 53) y potasio (mineral cuya deficiencia produce problemas de presión arterial, depresión, cansancio y desórdenes digestivos).

Asimismo, aporta considerables cantidades de vitaminas A y E, minerales como magnesio, calcio, sodio y, en menor medida, hierro y zinc. También brinda hidratos de carbono, proteínas, fibra (es recomendable para personas con estreñimiento crónico) y, por si fuera poco, contiene una enzima que ayuda a la digestión, la actinidina, muy similar a la papaina encontrada en la papaya.

Si bien esta fruta es de origen chino (también se le conoce como grosella de China), la buena adaptabilidad del arbusto que la produce en climas templados y húmedos ha hecho que los cultivos principales se encuentren en Italia, Nueva Zelanda (país que inició su expansión mundial), Chile, Francia, Grecia y Japón, mientras que en México su explotación es todavía poco significativa y se destina al comercio local.

Aunque existen más de 400 especies de kiwi, la más consumida es la Hayward, que es del tamaño de un limón, tiene cáscara café, vellosa y firme, y su pulpa es verde, suave y jugosa, salpicada de pequeñas semillas color oscuro. Por cierto, debido a su aspecto exterior, los neozelandeses dieron al fruto el nombre kiwi, pues les recordó a pequeña ave corredora y nocturna oriunda de esa isla de Oceanía.

Asimismo, en años recientes comienza a ganar terreno una variedad conocida como kiwi dorado, de piel lisa y suave, y pulpa amarilla; quienes lo consumen dicen que es exquisita combinación de melón, mango, durazno y sabores ácidos.

Algunos consejos para consumir el kiwi

El sabor del kiwi se disfruta plenamente cuando se encuentra maduro, esto es, cuando cede a la presión suave, como un durazno, se deja pelar con facilidad y despide aroma fragante. Si se consigue todavía verde, hay que dejarlo a temperatura ambiente entre 3 y 5 días para que madure, y para acelerar el proceso se le puede introducir en una bolsa de papel junto a una fruta como manzana o pera, que despiden etileno, gas que ayuda a acelerar el proceso de maduración. Una vez en su punto, los frutos se pueden consumir o conservarse en el refrigerador.

En cambio, si se desea mayor duración, pueden almacenarse dentro del refrigerador en bolsas de plástico con pequeñas perforaciones para que respire la fruta y se disminuya la pérdida de humedad; así, pueden conservarse hasta tres semanas. En ninguno de estos dos casos se pierden las propiedades del kiwi, ya que la piel protege la pulpa del aire.

Es común que el kiwi se utilice en postres y preparaciones dulces (incluso paletas y nieves), pero su sabor agridulce y refrescante también lo vuelve ideal para ensaladas que acompañen a carnes y preparaciones muy condimentadas, pues ayuda a digerir adecuadamente.

Otra característica a considerar es que, cuando se agrega a una gelatina, ésta no solidifica debido a una enzima presente en la fruta. Por eso, si se desea preparar algún postre de este tipo, el kiwi debe cocinarse primero en almíbar o agua azucarada durante algunos minutos.

Cuando se muestra difícil de pelar lo mejor es cortarlo transversalmente por la mitad, de modo que es sencillo comerlo con cucharita y agradable en su presentación para niños y ancianos, quienes resultan muy beneficiados por su consumo.

Un último consejo: el kiwi puede utilizarse como ablandador, basta con frotarlo sobre la carne (sin cáscara, desde luego), y dejarla descansar durante 30 minutos antes de cocinarla.

Gocemos, pues, de este fruto que los fértiles valles chinos ofrecen a la humanidad, no sólo en beneficio del paladar y el gusto por productos nuevos, sino también de la salud.

SyM - Israel Cortés

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Vitaminas y Minerales

Desayuno saludable dentro y fuera de casa


Ver más...

Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore