Dermatitis por contacto, enrojecimiento de la piel - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

23 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Dermatitis por contacto, más cerca de lo que crees

Jueves 22 de junio del 2017, 11:24 am, última actualización

La inflamación de la piel causada por contacto directo con sustancia irritante es motivo frecuente de consulta al dermatólogo. Se le relaciona con ciertas actividades laborales, pero también con el uso de detergentes, artículos de higiene personal y cosméticos.

Dermatitis por contacto
Dermatitis por contacto, más cerca de lo que crees

La dermatitis o eccema por contacto no hace distinciones, ya que afecta a personas de cualquier género o edad y puede aparecer en diversas circunstancias: al utilizar limpiadores, suavizantes de tela, guantes de látex, joyería de metal (principalmente con níquel), artículos de tocador, fragancias y tintes capilares, así como al tocar una planta o jugar con la mascota, entre muchas otras.

Su síntoma distintivo es enrojecimiento o inflamación de la piel que ha sido expuesta a cierto material o sustancia, aunque también son comunes comezón, sensibilidad y aumento de temperatura en el área afectada, además de aparición de ronchas o granitos.

De acuerdo con la Dra. Alba Hernández Guerrero, adscrita a la Fundación Mexicana para la Dermatología, A.C. (FMD), con sede en el Distrito Federal, este padecimiento es uno de los que afectan con mayor frecuencia la piel, debido a que genera 5 a 10% de las consultas dermatológicas y constituye 30 a 50% de las enfermedades ocupacionales (que se originan durante el trabajo o en el ambiente laboral).

Tipos y grupos de riesgo

La especialista indica que existen dos tipos de dermatitis por contacto: la que es provocada por irritante y la que se genera como consecuencia de reacción alérgica (respuesta agresiva del sistema inmunológico o de defensas hacia algo que no molesta a la mayoría de la gente).

El primero de estos procesos inflamatorios “se debe a la exposición de la piel a un agente físico, mostrando los siguientes síntomas: enrojecimiento de la piel, ligero endurecimiento, descamación e, incluso, formación de vesículas o ampollas (cuando la agresión es continua o muy intensa) sobre las áreas que están en contacto directo con el producto químico”, señala Hernández Guerrero.

Por su parte, cuando existe dermatitis por contacto ligada a un tipo de alergia interviene proceso inmunológico. Así, para que este problema ocurra, “el individuo primero debió exponerse a cierta sustancia (alergeno) con anterioridad, después haberla tocado nuevamente y, con ello, la sensibilización se manifestará mediante inflamación de la piel y ronchas (eritema), acumulación de líquido (edema) y formación de granitos (vesículas) y costras”.

Algunos estudios sugieren que la dermatitis por contacto irritativa representa 80% de los casos, mientras que 20% corresponde a la forma alérgica. En cualquiera de estos casos la frecuencia e intensidad ocurren cada vez que se está expuesto al agente que da origen a la dermatitis, por lo que se dice que es problema crónico (de larga duración y/o que se presenta de por vida).

El eccema por contacto afecta a personas de todas las razas, aunque se sabe que la población negra es más resistente; asimismo, “es un poco más frecuente en mujeres y personas con antecedentes familiares, así como en portadores de enfermedades inflamatorias crónicas de la piel”.

También hay algunos grupos con mayor riesgo de presentar este padecimiento, debido a las actividades que realizan. A decir de la Dra. Alba Hernández, entre ellos se encuentran:

  • Mujeres en general, debido a la aplicación de cosméticos, cremas o diversos materiales que se ocupan en joyería o accesorios personales.
  • Amas de casa, ya que recurren a detergentes y otros productos para la limpieza.
  • Personal de salud, por el uso de guantes de látex, jabones y sustancias antisépticas, entre otros.
  • Estilistas y personas dedicadas al arreglo personal, pues utilizan tintes y químicos para desempeñar su trabajo.
  • Gente que trabaja en el ramo de la construcción, ya que se encuentra en contacto directo con sustancias como cemento, adhesivos y otros materiales.

Detección y cuidados

El diagnóstico de dermatitis por contacto se basa en la historia clínica (el médico debe conocer los antecedentes familiares del paciente y saber a qué irritante o alergeno se ha expuesto) y la apariencia de la piel.

Si se sospecha de alguna alergia es probable que se efectúen pruebas especializadas para detectar o confirmar cuál es la sustancia que desencadena la reacción del sistema inmunológico.

Además, cuando el caso lo amerite, es probable que se recurra al uso de exámenes que descarten otras causas posibles de inflamación en la piel, como biopsia o cultivo de la piel lesionada (toma de una muestra de tejido que se analiza en el laboratorio).

El tratamiento inicial de este padecimiento incluye lavado cuidadoso de la zona afectada, con abundante agua, a fin de retirar cualquier residuo de irritante que pudiera permanecer en la piel. De hecho, será necesario evitar exposiciones futuras a las sustancias que desencadenan la reacción.

Los medicamentos de libre venta ayudan a reducir la inflamación, si bien debemos aclarar que estas cremas y ungüentos, aunque son seguros, tienen que utilizarse con estricto apego a las instrucciones, pues todo uso indebido puede causar complicaciones. Por otra parte, se pueden recomendar compresas húmedas y lociones suavizantes, secantes o antipruriginosas (contra la picazón) para reducir las molestias.

En casos severos es probable que se requieran corticosteroides (antiinflamatorios derivados de la cortisona) para controlar las molestias. Su empleo es particularmente delicado, ya que su uso prolongado puede tener efectos secundarios en el organismo, como disminución de las defensas contra infecciones, cúmulos de grasa corporal y problemas óseos.

Por ello, enfatiza la Dra. Hernández Guerrero, “el tratamiento para este tipo de padecimientos debe ser administrado por un experto (dermatólogo), pues en algunos casos los pacientes que se automedican no logran sanar su piel e incrementan el malestar”.

Finalmente, es importante destacar que la dermatitis de contacto desaparece sin complicaciones al cabo de 2 o 3 semanas, pero puede volver a surgir cuando no se identifica ni evita la sustancia o material causal. Por ello, deberán modificarse numerosos hábitos para no afectar más la piel.

SyM - Sofía Montoya

 

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Comenta el tema desde Facebook... Si tienes alguna consulta médica, regístrate gratuitamente en Pregunta al Médico. Nuestros especialistas te responderán en forma privada sólo a través de dicha sección.

Hoy en Vitiligo y Otras Psicodermatosis

El vitiligo y sus mitos


Ver más...

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 15 millones de personas sufren un ictus (infarto cerebral) por no tener conocimiento de sus factores de riesgo. 




Comscore