¿Cómo se usa el aciclovir? - SyM
Salud y Medicinas, Sitio líder en salud y prevención de enfermedades, Cuidados de la salud

17 Octubre 2017 | Iniciar Sesión



Principios Activos
Hacer fuente pequeña
Hacer fuente normal
Hacer fuente grande
Imprimir

Aciclovir

El aciclovir es un agente contra virus (antiviral) usado para tratar infecciones por virus del herpes como varicelaherpes labial (herpes simple tipo 1), herpes genital (herpes simple tipo 2) y herpes zóster

Pertenece a una clase de medicamentos antivíricos llamados análogos sintéticos de los nucleósidos, cuya función es detener la propagación del virus en el cuerpo. 

Aunque no cura el herpes y tampoco evita su transmisión, ayuda a prevenir brotes y sus complicaciones. 

En ocasiones, se emplea aciclovir para tratar eccema herpético (infección de la piel causada por virus herpes) o leucoplasia pilosa oral (parche blanquecino que aparece al lado de la lengua y en la parte interna de las mejillas). 

Asimismo, sirve para prevenir infecciones herpéticas en piel, ojos, nariz y boca en pacientes con virus de inmunodeficiencia humana (VIH). 

¿Cómo se usa el aciclovir?

Existen tabletas, cápsulas y suspensión de aciclovir (por tratarse de solución líquida, debe agitarse antes de ingerirla) para administrarlo por vía oral. 

Aunque la dosis depende del cuadro particular de cada paciente, el médico suele prescribir su uso 2 a 5 veces al día durante 5 a 10 días tras detectar los primeros síntomas de varicela, herpes zóster o herpes simple, sin embargo, en casos de herpes genital, por ejemplo, puede ampliar el tratamiento hasta por 12 meses, a fin de prevenir brotes. 

En cambio, aciclovir en crema es tratamiento tópico (se aplica sobre la piel) para herpes labial (fuegos), el cual regularmente se indica 5 veces al día durante 4 días sin combinar productos cosméticos ni bloqueadores solares, a menos que el profesional de la salud lo indique. Asimismo, nunca debe entrar en contacto con ojos, boca o nariz y, en caso contrario, hay que consultar al médico de inmediato. 

Se recomienda leer las indicaciones que aparecen en la etiqueta de la medicina y usar sólo la dosis prescrita por el médico, durante el tiempo que él indique, aun si se siente mejoría, ya que, de lo contrario, la infección podría no ser completamente tratada o hacerse más resistente al tratamiento. 

El uso de aciclovir en el embarazo y la lactancia queda a criterio del médico tratante. 

Efectos secundarios del aciclovir

Los posibles efectos secundarios del aciclovir incluyen:

  • Malestar estomacal.
  • Diarrea.
  • Vómito.
  • Mareo.
  • Agitación.
  • Cansancio.
  • Dolor, sobre todo en articulaciones.
  • Alopecia (pérdida de cabello).
  • Cambios en la visión. 

Del mismo modo, podrían presentarse otros síntomas, poco comunes, como: 

  • Erupciones en la piel.
  • Prurito (picazón).
  • Disnea (dificultad para respirar).
  • Dificultad para tragar.
  • Ronquera.
  • Tos.
  • Dolor de garganta.
  • Ritmo cardiaco acelerado (taquicardia).
  • Insomnio.
  • Hinchazón de cara, garganta, lengua, labios, ojos, manos, pies, tobillos o piernas.
  • Debilidad.
  • Palidez.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Sangrado o moretones inusuales
  • Dolor de estómago o calambres.
  • Diarrea sanguinolenta.
  • Orina en la sangre.
  • Disminución de la necesidad de orinar.
  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Alucinaciones (ver o escuchar cosas inexistentes).
  • Agresividad.
  • Dificultad para hablar.
  • Confusión mental.
  • Adormecimiento, ardor o cosquilleo en brazos o piernas.
  • Incapacidad temporal para mover partes del cuerpo.
  • Temblores incontrolables en alguna zona del cuerpo.
  • Convulsiones.
  • Pérdida de la conciencia. 

Ante la presencia de cualquier efecto adverso del aciclovir se debe consultar inmediatamente al médico. 

¿Cuándo llamar al médico?

Antes de usar cualquier medicamento, es necesario consultar al médico para que

determine la dosis adecuada para el paciente, con base en su cuadro clínico particular. 

Si los síntomas no mejoran o empeoran durante el tratamiento con aciclovir, es necesario consultar al profesional de la salud, así como en caso de sobredosis, cuyos síntomas comprenden agitación, crisis convulsivas, cansancio extremo, pérdida de la conciencia, hinchazón de manos, pies, tobillos o piernas y/o disminución de la necesidad de orinar. 

La información presentada es exclusivamente de carácter informativo. DI NO A LA AUTOPRESCRIPCIÓN. Antes de administrar cualquier medicina, es necesario consultar a un médico, a fin de que determine la dosis adecuada para cada paciente, con base en su cuadro clínico particular. Salud y Medicinas no se hace responsable por daños ocasionados por automedicarse.


Sabías que...

El cáncer de mama es la principal causa de muerte por cánceres en la mujer mexicana. Su detección oportuna posibilita una sobrevida de más de 5 años en la mayoría de pacientes.




Comscore